x

Envejecimiento activo, bienestar más allá de la edad

Los adultos mayores tienen la capacidad de tomar decisiones dentro de la familia y la sociedad en general: existe un término conocido como envejecimiento activo que se refiere a su desarrollo integral en distintos aspectos.

Para festejar el Día de los Abuelos, que es el 28 de agosto, hablaremos del envejecimiento activo y de cómo puedes ayudar a que tus seres queridos en la etapa de la vejez se sientan productivos sin importar su edad.

¿Qué es el envejecimiento activo y cómo ayudar a que nuestros abuelos lo desarrollen?

Envejecimiento activo, bienestar más allá de la edad

El Instituto Nacional de Geriatría (ING) indica que el envejecimiento humano es un proceso natural caracterizado por la disminución del equilibrio en el organismo que le permite funcionar adecuadamente.

Con el paso de los años, el cuerpo va sufriendo modificaciones morfológicas, fisiológicas, bioquímicas y psicológicas que lo van desgastando.

A pesar de esto, hoy en día se busca que la sociedad tenga un envejecimiento activo, es decir, optimizar sus oportunidades de salud, participación y seguridad para mejorar su calidad de vida a largo plazo.

Este proceso desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca que los adultos mayores participen, ya sea de manera individual o colectiva, en aspectos sociales, económicos, culturales, espirituales y cívicos.

La familia o los seres queridos cercanos pueden contribuir a un envejecimiento activo si se involucra a los adultos mayores en las decisiones familiares y se les anima a realizar lo siguiente para activar su mente y cuerpo:

Ayúdalos a socializar

Una forma de ayudar es presentándoles nuevas personas para que expandan su círculo social. Así podrán conocer puntos de vista diferentes al suyo y darse cuenta de que existen todo tipo de realidades.

Pregúntales por sus intereses

Los abuelitos o las abuelitas siguen teniendo sueños y aspiraciones, por lo que una buena idea es preguntarles si les gustaría hacer algo diferente de lo que realizan con regularidad.

Si dudan un poco, crear un entorno de confianza puede ayudar, pues será más fácil que organicen sus ideas y externen eso que les interesa aprender.

Invítalos a conocer lugares nuevos

Cuando los adultos mayores conocen lugares nuevos, aprenden sabores, costumbres e incluso rumbos distintos a los que ven y escuchan diariamente.

Caminar por calles diferentes, ir de paseo al parque y visitar restaurantes o museos que no conocían para romper la rutina y tener un nuevo tema de conversación son algunas alternativas.

Aliéntalos a que modifiquen su rutina

Cuando se invita al abuelo o la abuela a modificar su cotidianeidad, su cerebro se activa y gana flexibilidad, lo que le permite conocer más herramientas que les ayudarán a resolver cualquier problema que se les presente.

Las modificaciones no tienen que ser tan radicales, es decir, si antes desayunaba café con pan, puede ser que ahora intente probar huevos a la mexicana o que camine antes de comer para activar su cuerpo.

Inscríbelos a clases

Investigar cuáles son sus intereses es importante. Si ya descubrieron lo que les gustaría aprender, el siguiente paso es buscar escuelas o clases que se ajusten a los precios y tiempos de la persona de la tercera edad.

Enséñales a usar la tecnología

Aunque el 50% de las personas de la tercera edad que viven en ciudades y demás lugares urbanizados son tecnológicas, el otro 50% no está familiarizado con las plataformas digitales, por lo que enseñarles a usarlas es un buen proyecto para conseguir un envejecimiento activo.

Esto traerá muchas más ventajas porque podrán realizar actividades de manera independiente tales como comprar en línea, hacer transferencias bancarias e incluso ver películas por internet.

Estar en sintonía con lo que está pasando a su alrededor les ayudará a no rezagarse y a sentirse parte de la modernidad.

¿Cómo saber si se está llevando un envejecimiento activo?

El envejecimiento sano y activo no solo es realizar ejercicio físico o tener un trabajo remunerable, sino que se trata de la unión de varios elementos sociales que le pueden brindar calidad de vida al adulto mayor.

El ING indica que un envejecimiento saludable consiste en que los adultos mayores contribuyan al bienestar individual, familiar, comunitario y social en la medida que lo permitan sus condiciones físicas, psicológicas y sociales.

Busca también que las personas adultas mayores tengan las herramientas de salud necesarias para prevenir enfermedades, algún tipo de discapacidad, que sean dependientes de otros o que pierdan habilidades cognitivas.

La intención es que el adulto mayor tenga derecho a la protección social, educación y capacitación a lo largo de la vida para que no sea rezagado por la sociedad y pueda relacionarse con todas las personas a su alrededor, sin importar la diferencia de edad.

Como verás, el envejecimiento activo es una forma de demostrar que la vida no se acaba cuando se llega a los 60 años, pues las personas siguen siendo productivas, necesarias e importantes para los demás.

Se trata de que los adultos mayores se sientan valorados y que se reconozca su rol en cada contexto en el que viven.

Fuentes:    

Te podría interesar:

¿Estás listo para tener un envejecimiento activo?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *