x

Día Internacional del Cáncer Infantil, la lucha no termina

Loading Map....

Día y hora
15 febrero 2020

Lugar
Ciudad de México


Descripción

De acuerdo con el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (CENSIA), cada año se registran entre 5 mil y 6 mil casos de cáncer infantil en México; es decir, que afecta a personas de entre 0 y 18 años de edad. Los tipos más comunes son leucemia, linfomas y tumores en el sistema nervioso central.

La página del Gobierno de México indica que el cáncer infantil es un problema de salud pública porque la mitad de los niños y adolescentes no cuenta con ningún tipo de seguridad social; como consecuencia no tiene un diagnóstico preciso y, cuando la enfermedad está muy avanzada, no accede fácilmente al tratamiento que necesita.

Por esta razón es que cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil.

¿Cómo nació el Día Internacional del Cáncer Infantil?

El Día Internacional del Cáncer Infantil nació con la intención de crear alianzas alrededor del mundo para que tanto niños como adultos sepan detectar a tiempo la enfermedad y cuenten con la atención médica adecuada en caso de padecerla.

Se decretó en Luxemburgo en 2001 y uno de los objetivos principales es que todos los niños afectados reciban el tratamiento que necesitan, médico y psicológico, sin importar su raza, estatus económico o clase social.

La instancia corrió a cargo de la Organización Internacional de Cáncer Infantil, antes conocida como Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer. Cuenta con una red de 177 organizaciones ubicadas en 90 países.

¿Se puede prevenir el cáncer infantil?

El CENSIA indica que el 70% de los casos de cáncer infantil se puede curar, siempre y cuando se detecte a tiempo.

El problema es que los síntomas se confunden con los de otros padecimientos y, al acudir con el especialista para que confirme el diagnóstico, la enfermedad ya está muy avanzada.

Por eso es que la mejor forma de prevenir el desarrollo de cáncer infantil es que los adultos responsables estén muy atentos a la salud del niño y no dejen pasar cualquier síntoma de la siguiente lista:

  • Pérdida de peso repentina
  • Estrabismo o anomalías en los ojos
  • Dolor de cabeza
  • Vómito constante
  • Inflamación o dolor en huesos y articulaciones
  • Bultos o “bolitas” en el cuello, abdomen o cualquier extremidad
  • Fiebre sin razón aparente
  • Falta de apetito
  • Fatiga extrema
  • Signos de anemia
  • Sangrado excesivo por la nariz
  • Moretones inexplicables
  • Sudoración excesiva o nocturna

El CENSIA invita a que los padres de familia cuiden de sus hijos con estudios médicos recurrentes que indiquen que todo va bien con su salud y que recurran al pediatra siempre que noten alguna anomalía en su cuerpo.

De acuerdo con la institución de asistencia privada Aquí nadie se rinde, tener a la mano el historial clínico del menor ayudará a saber si este tiene predisposición genética a desarrollar cáncer infantil o alguna enfermedad hereditaria que aumenta el riesgo de padecerlo. Algunos ejemplos son el síndrome de Li Fraumeni, el síndrome de Werner y la neurofibromatosis.

Aunque no es tan común que suceda, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mantener a los pequeños alejados de radiaciones y que la madre, al estar en el proceso de gestación, evite el consumo de la hormona dietilestilbestrol.

La OMS indica también que es necesario monitorear el caso de niños con el virus del herpes (EBV), el de la hepatitis B o el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), pues son los más propensos a desarrollar cáncer.

Fuentes:

Te podría interesar:

Y tú, ¿cómo te sumarás a la lucha del Día Internacional del Cáncer Infantil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *