x

Evita el estrés infantil a través del juego y otras actividades

El juego es una distracción a la que acudimos cuando somos niños, pues sirve como un auxilio ante el estrés infantil que podamos tener. Jugar es bueno porque aprendemos, convivimos y nos entretenemos; sin embargo, cuando crecemos dejamos de ser tan lúdicos.

Juego, su injerencia en el estrés infantil

Algunos expertos han visto en el juego una forma rápida de transmitir conocimiento. Dentro de las posturas más conocidas está la del psicoanalista inglés Donald Winnicott, quien decía:

“Es en el juego y solo en el juego que el niño o el adulto -como individuos- son capaces de ser creativos y de usar el total de su personalidad. Al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo”.

Dicho teorema se encuentra en su libro Realidad y Juego, donde ahonda en el tema. Ante una catástrofe, como la ocurrida el pasado 19 de septiembre, los sentimientos de miedo, irritabilidad, tristeza o insomnio pueden ser muy frecuentes. Y puede aparecer el estrés infantil y la ansiedad en adultos.

Con los niños es más difícil expresar estos miedos y por ello se deben buscar mecanismos para que se expresen.

Una escuela donde el juego es primordial

Jugar también es fomentar el deporte; por ello, el Programa de Escuela Activa, promovido por el Centro de Formación Integral a través del Deporte (CFITD) y avalado por la SEP, busca apoyar la actividad física y el deporte educativo como una solución al estrés infantil.

La idea de este programa es desarrollar las capacidades sociales, psicomotoras y cognoscitivas. Jugar cobra importancia en esta búsqueda de equilibrio, pues complementa todas estas capacidades del ser humano.

“Ante la situación en que se encuentran miles de niños mexicanos, debemos trabajar en la activación física y actividades deportivas, con retos acordes a su edad, que les permiten adquirir herramientas para afrontar sus miedos y temores”, recomendó Efraín Salazar Morato, director general del Programa Escuela Activa.

Otras actividades complementarias ante el estrés infantil

El Programa Escuela Activa incluye más de 10,500 actividades físicas y ya se ha implementado en más de 2,528 escuelas. Sin embargo, no es el único programa que promueve un sanación. Algunos programas culturales y educativos también han surgido.

Manual de primeros auxilios emocionales

Se trata de una guía que busca que al jugar, cantar y escuchar se logre enfrentar el miedo y el estrés infantil.

El escrito está dirigido a artistas, maestros, personal de salud, padres de familia y cualquier experto que se sienta en plena condición anímica.

“Si tú no estás bien anímicamente, por muy buena voluntad que tengas, no podrás impartir el curso que se desarrolla en este manual” enfatiza Apolinio Mondragón, coautor del manual.

La creación del manual surgió a partir de la crisis que vivió la Ciudad de México el pasado 19 de septiembre, pero busca ser un programa continuo en el que las personas que se sientan afectadas puedan encontrar un alivio.

Arte sanador a través del juego

“El arte es una extraordinaria herramienta para generar y direccionar emociones. Puede aliviar un malestar anímico y clarificar el bienestar” precisa Mondragón.

La idea de este experto surgió por el trabajo que a diario hace en distintas instituciones de salud. En su trabajo ayuda a que niños con enfermedades terminales o que padezcan estrés infantil, puedan encontrar alivio.

También al proyecto lo antecede un libro llamado Cuentero curandero, herramienta que usa Mondragón al realizar sus sesiones de cuentacuentos dentro de los hospitales de la CDMX.

Sin embargo, con el manual no solo se buscó integrar un equipo de trabajo más capacitado, sino ayudar en la difusión de esta práctica para que en los futuros meses se siga aplicando.

“La sanidad que se requiere no se necesitará en dos semanas o más, es algo que durará meses y por lo que debemos buscar que más personas se integren” indica Mondragón.

Cultura que cura

La iniciativa ya cuenta con un manual digital en el que se da una explicación del proyecto. No obstante, puede participar cualquier entusiasta que se crea capaz de sanar. Si deseas ponerte en contacto con la iniciativa, puedes escribir a culturaquecura@gmail.com o buscarlos en su cuenta de Facebook. Ellos te ayudarán en la implementación de un juego o actividad lúdica.

La idea de este programa, al igual que el programa de Escuela Activa, es que tanto niños como padres de familia estén conscientes de la importancia de estar sanos anímicamente.

“Lo que sucedió en la ciudad movió mucho a la gente y no será algo que se olvide pronto. No tener miedo ni angustia son los primeros pasos a seguir, pero aún falta reconstruir” comparte Mondragón.

En caso de que no sepas cómo explicarles a tus hijos lo que sucedió puedes acudir a alguna orientación en este link.

Para saber más:

Cultura que Cura 

Escuela Activa

Tal vez te interese:

Prevenir es vivir, deja de difundir rumores del S19 en la red

Cómo puedo ayudar a la CDMX después del sismo del 19 de septiembre

¿Qué papeles debo tener a la mano en caso de emergencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *