x

Evita la colitis. Sí, incluso en estas fiestas patrias es posible

La colitis es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades y la padecen tanto hombres, como mujeres. A veces puede confundirse con una diarrea, sin embargo se trata de un padecimiento más complicado.

¿Qué pasa cuando tengo colitis?

La colitis es una enfermedad inflamatoria gastrointestinal que sucede cuando el intestino grueso (colón) y el recto se inflaman. En ocasiones esta inflamación genera llagas en la pared interior del colón lo que puede devenir en un problema mayor.

Existen distintos tipos de colitis y de acuerdo a su origen serán los padecimientos:

Ulcerosa. Es aquella que tendrá inflamación y presencia de heridas o ulceras en la pared interior del colón. Usualmente empieza en el recto y termina en el colón, por lo que es muy molesta.

Guadalupe Ponciano, especialista en gastroenterología de la UNAM, comenta que “dentro de la colitis ulcerosa podemos encontrar el inicio de otros cuadros más complicados, por lo que tratarla en este momento es fundamental” enfatiza.

Tóxica. Es una complicación grave de colitis ulcerosa, que afecta y daña a la totalidad de la pared intestinal.

Por medicamentos. Si se abusa de antibióticos es posible que se dañe la mucosa de nuestro colón. Además, el consumo de ciertas sustancias, como la vitamina C, los suplementos de hierro y los antiinflamatorios puede generar irritación.

La hemorrágica. Una complicación más de la colitis nerviosa. Este tipo de colitis es ocasionado por la bacteria escherichia coli y puede causar sangrados de consideración.

Colitis nerviosa. Padecimiento que aparece cuando estamos muy estresados o ansiosos, lo que provoca que nuestro sistema digestivo tenga una mayor producción de ácidos.

¿Cómo sé que tengo colitis?

Hay síntomas principales en este padecimiento, si llegas a tener dolor estomacal, diarrea, inflamación abdominal, presencia de gases o sangrados leves, tendrás que ir al médico.

“En caso de presentar fatiga, fiebre, pérdida de apetito, anemia y sangrados constantes, lo ideal es que vayan a tratar su colitis, pues puede empeorar” indica Guadalupe Ponciano.

¿Qué puedo hacer para evitarla?

Aunque septiembre es uno de los meses en los que más comemos antojitos, debemos ser conscientes de que estos causan inflamación y gases. Esto debido a la gran cantidad de grasas e irritantes como el chile y otros condimentos usados en exceso.

Lo ideal es que dentro de tu dieta no consumas alimentos que identifiques que te inflaman. De hecho, hay algunos que pueden provocar más gases y molestias.

Alimentos que debes evitar

Los alimentos grasos tienden a acelerar las contracciones intestinales. Esto significa que durante la digestión puedes sufrir de una inflamación temporal y en caso de excederte puedes experimentar problemas en tu colón.

Los productos lácteos también pueden provocar inflamación del colón. Sobre todo en personas que ya padecieron colitis, pues se disminuye la producción de enzimas de lactasa. En caso de que seas intolerante a la lactosa, también podrás padecer la ingesta.

Los refrescos y las gomas de mascar también producen gases y por la misma razón es ideal que moderes su consumo.

Favorece el consumo de:

Agua natural, gelatinas, alimentos sin grasa y frutas o verduras que tengan fibra. Además busca actividades que te relajen, pues una colitis nerviosa es producto de un exceso de estrés.

Aunque las fiestas patrias tengan una oferta de alimentos muy tentadora, modérate o bien, busca consumir una dieta equilibrada en la que incluyas una alimentos más saludable. Si llegas a tener algún síntoma, puedes reducir el consumo de alimentos anómalos. O bien puedes consultar esta lista de especialistas.

Para saber más:

Cáncer gástrico

Tal vez te interese:

Enfermedad Inflamatoria Intestinal, algo más que un dolor de estómago

La enfermedad genética que comienza con un dolor de estómago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *