x

Evita el tecnoestrés, tu cuerpo y mente lo agradecerán

Un malestar muy común en la actualidad es el tecnoestrés, también denominado como el síndrome de fatiga informativa.

¿De qué va? Se trata de la modificación de nuestros hábitos y formas de relacionarnos con nuestro entorno a partir del uso de tecnologías.

La dependencia que han generado computadoras, celulares y tablets ha propiciado que nuestra mente reciba estímulos nocivos.

Antecedentes del tecnoestrés

El concepto de este síndrome data de 1984, cuando se publicó el libro Technostress: the human cost of the computer revolution, de Craig Brod, donde se definió al tecnoestrés como:

“Una enfermedad de adaptación causada por la falta de habilidad para tratar con las nuevas tecnologías de manera saludable”

El libro también hace énfasis en los efectos negativos que tiene este síndrome a nivel físico y mental. Entre los más comunes está la hiperdependencia al mundo virtual, lo que aísla a las personas del mundo real.

Consecuencias del tecnoestrés

Una de las consecuencias que afecta a escala social es la falta de relaciones sólidas fuera de la esfera digital. Esta situación es más común en los jóvenes, sin embargo muchos adultos también la padecen.

“Insomnio, interrupción del sueño o una tendencia por mantenerse en un estado de sueño ligero son trastornos generados por la dependencia de la tecnología” indica el Dr. Ulises Jiménez Correa, responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM.

A nivel laboral se requiere más eficiencia y rapidez en la entrega de proyectos. Muchos trabajadores se ven sobrecargados de tareas, lo que puede generar poca atención en cada tarea y estrés constante provocado por la serie de tareas por realizar.

Falta de concentración

Un círculo vicioso se abre al no descansar bien y tener muchas tareas pendientes. Por ello el tecnoestrés repercute en la capacidad de concentrarse de los individuos.

“Es muy común que incluso la hora de dormir sea un problema de atención, pues se sabe que lo último que ven las personas antes de ir a descansar es su celular. Además, durante la noche su sueño se interrumpe cuando suena su smartphone” indica Jiménez Correa.

Malestares físicos

Además de los trastornos de sueño que se provocan, el tecnoestrés puede generar molestias en la espalda, cuello, brazos y ojos. Ya sea por la cantidad de horas que se está frente a la computadora o por la posición que toma tu cuello al estar en el celular.

Tecnoestrés = tecnoansiedad

Una consecuencia psicológica muy común es sentirse nervioso o ansioso por no poder contestar de forma inmediata un correo o mensaje. Además, los efectos nocivos a nivel social también tienen origen en esta dependencia tecnológica.

Peleas, depresión y tensión son algunas de las consecuencias psicológicas por este trastorno.

Consejos para evitar el tecnoestrés

Jiménez Correa nos invita a cambiar ciertos hábitos que hemos adoptado en los últimos años, como:

  • Utiliza la tecnología para lo estrictamente necesario, tanto en el trabajo como en la vida personal
  • Realiza actividades que no requieran el uso de alguna tecnología
  • Prioriza la comunicación cara a cara
  • Descansa de la tecnología. Si en tu cuarto tienes la computadora o la televisión no podrás alcanzar un sueño reparador
  • No duermas con tu celular, pues la luz y el sonido son estimulantes que interrumpen tu sueño
  • Borra aplicaciones o silencia las notificaciones

Mejor calidad de vida

El tecnoestrés se puede evitar dejando espacio para cada actividad, si empiezas a notar que una notificación te causa ansiedad, relájate, no se irá a ningún lado.

Para saber más:

Clínica del suelo

http://clinicadelsueno.com.mx/

Tal vez te interese:

https://blog.seccionamarilla.com.mx/como-se-workaholic-debo-evitarlo/

https://blog.seccionamarilla.com.mx/brain-hacking-provoca-adiccion-al-celular/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *