x

Ex hacienda de Chautla

ex-hacienda-de-chautla-puebla

Como ya sabemos, Puebla tiene un montonal de lugares ideales para compartir en familia, sobre todo recintos que no podemos dejar de visitar, ya sea por su inevitable belleza, su arquitectura o su legado histórico. Esta vez, te presento una opción ideal que cumple con las tres características antes mencionadas, me refiero a la ex hacienda de Chautla que además de ser un espacio donde se pueden realizar múltiples actividades, es también un recinto con mucha historia y una arquitectura digna de conocerse.

 

El principio de la historia

La ex hacienda de Chautla fue construida en uno de los parajes que el rey Carlos III de España cedió a Manuel Rodríguez de Pinillos y López

Montere, primer marqués de la Selva Nevada en 1777. Tiempo después, la propiedad pasó a manos de Eulogio Gregorio Gillow, sacerdote de ascendencia inglesa que era el favorito prelado de la iglesa católica de nuestro país en 1877 y quien se esforzó en hacer de ella un

pequeñoVersalles, púes mandó a construir jardines, un lago artificial en donde se puede apreciar una construcción de ladrillos rojos llamada “Castillo de Chautla” además de una fuente hecha con cerámica de talavera.

Después de la muerte del sacerdote la hacienda decayó, sin embargo sus principales construcciones no sufrieron daños graves. Este lugar es uno de los mejores ejemplos de la importancia económica y la belleza de las construcciones del siglo XIX, anteriormente contaba con cuatro plantas de energía eléctrica, sembradíos de magueyes y tinacales, lo cual la convirtió en una importante finca pulquera de la región.

En 1984 el recinto fue adquirido por el Instituto para la Asistencia Pública de Puebla, a quien le pertenece hoy en día.

 

¿Qué puedo hacer en la ex hacienda de Chautla?

Actualmente en este recinto puedes realizar muchas actividades como andar en bicicleta, dar paseos en lancha, admirar bellos paisajes, lanzarte de la tirolesa, y realizar picnic en sus áreas verdes.

También podrás disfrutar del museo donde se exhiben muebles, obras y una cocina de talavera del siglo XX. Por si fuera poco, dependiendo de la temporada es posible practicar de deportes como tiro con arco o escalada.

Horario: lunes a domingo de 9:00 a 18:00 horas.
Dirección: Kilómetro 4.5 de la carretera federal Puebla – México.
Costo: $40 pesos público general y $25 pesos estudiantes con credencial vigente.

 

Fuentes: puebla.travel y corazondepuebla.com.m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *