x

Mármol rosa, o cómo objetos en la Casa Luis Barragán fueron intercambiados

Una casa-museo normalmente se imagina como un recinto solemne en el que los objetos de su último dueño deben permanecer tal como este los colocó. Algunos piensan que cambiar un poco la atmósfera sería un acto imperdonable. Sin embargo, la Casa Luis Barragán, que se ubica allá en Tacubaya y que fue habitada por el arquitecto hasta su muerte, no sigue los mismos pasos (¡y qué bueno!).

Adoptando la idea de seguir viva y de no quedar estática en el tiempo, la casa-museo dio la bienvenida a Mármol rosa, exposición que se puede definir como una transacción, en el sentido amplio y complejo –explica Patrick Charpenel co-curador de Estancia FEMSA– , en la cual el artista chipriota Christodoulos Panayiotou intercambia elementos personales y domésticos de este inmueble que fueron parte de la vida íntima de Barragán, por nuevos que él produjo y metió en la casa.

Zapatos, cuadros y la hoja de vidrio de una ventana fueron algunos de los elementos que intercambiaron. Pero no creas que los quitaron así y ya. No. Cada uno de estos se distribuyó y se colocó de una forma muy precisa dentro del estudio de la Casa, de tal forma que adquirieron una visibilidad que antes no tenían.

Sobre los “intrusos”, debes saber que las creaciones de Christodoulos Panayiotou incorporan elementos como el cobre, el mosaico y la hoja de oro. De esta manera, él revela historias del ámbito político y social.

Puedes encontrar los objetos en los lugares más inesperados de la casa, solo necesitas tener muy buen ojo para saber cuáles son, pues desde el momento que se pensó en ellos se trató de mantener la estética propia que ya existía en el museo.

Enseguida te contamos más sobre algunos objetos que forman parte de esta exposición:

#1

Esta es una de las piezas que le da nombre a la exposición. La obra corresponde a una mesa que Barragán utilizaba como banco. Se tiene registro de ella solo a partir de una fotografía del archivo personal del arquitecto, donde se observa que a veces estaba dentro de la casa; otras, en el jardín frente al ventanal donde recibía a sus visitas o tomaba el té.

Christodoulos seleccionó esta pieza y la reprodujo en mármol. La inscripción “Bastard” que tiene se debe a un grabado que se hace en las canteras cuando sacan los bloques de mármol. Cada uno se grafitea según su valor; una vez trabajado el material, las partes rayadas se desechan. La lámina que se ve aquí perteneció a un bloque en mal estado.

#2

exposición mármol rosa

Los materiales que fueron usados para la creación de estos zapatos pertenecieron a bolsas y otros artículos de mujeres que marcaron la historia del artista: su mamá, abuela, tía, etcétera.

Nunca fueron utilizados, únicamente en las pruebas de tamaño y eso. La obra habla de cómo un material que puede ser tan íntimo (como la piel de una bolsa de mujer que resguarda mil secretos), se puede trasformar en un artículo totalmente diferente y fuera de contexto. El amor por estas mujeres se materializa en este calzado que obtiene otro significado.

Christodoulos intercambió los zapatos del arquitecto por los nuevos y los colocó en este espacio del clóset, dentro del cuarto donde Barragán murió.

#3

exposición mármol rosa

Se sabe que Barragán tuvo una relación de amistad muy fuerte con la modelo Iman Mohamed Abdulmajid, quien estuvo casada con David Bowie hasta que el músico murió en 2016. Ella visitaba muy seguido México y cuando lo hacía se quedaba en este cuarto de la casa del arquitecto. Tomando en cuenta esta presencia constante en el espacio, el curador colocó esta alfombra roja de los Premios Oscar.

El artista contactó a la empresa y pidió un trozo de la alfombra que normalmente después de la ceremonia se destruye. Con este objeto (que por cierto, recorrieron diferentes estrellas), Christodoulos habla de cómo un objeto puede ser materialmente insignificante, pero por la energía acumulada que trae consigo, se convierte en algo totalmente diferente.

#4

exposición mármol rosa

Este espacio fue como de meditación para Barragán. Por ello, algunos de los objetos que aquí se encuentran son de carácter místico-espiritual, como la ventana.

El vitral que ahora se puede ver es color rosa. ¿Por qué de este color? Evoca a los prisioneros gay de campos de concentración. En su uniforme les colocaban un triángulo rosa. Cuando se creó la bandera del movimiento gay, se tenía contemplado todo espectro de la luz visible a través de un prisma (ajá, también el color rosa) pero por respeto a los prisioneros del régimen nazi se decidió quitarlo.

Tomando como referente este hecho, Christodoulos cambió la hoja de la ventana por una de color rosa que inunda todo el cuarto, generando una tensión entre un espacio con elementos religiosos y su discurso referencial que habla sobre la sexualidad.

exposición mármol rosa

Como esta, a lo largo de tu recorrido por la Casa Luis Barragán encontrarás otras historias que te harán ver con otros ojos los objetos de Christodoulos Panayiotou.

Mármol rosa

Ubicación: Gobernador Melchor Múzquiz 15- 505, Col. San Miguel Chapultepec primera sección, Miguel Hidalgo.
Horarios: Lunes a viernes de 10:00 a 17:00 horas. Sábado y domingo de 10:00 a 13:00 horas. Hasta el 27 de agosto.
Costo: Entrada general: $300 pesos. Estudiantes nacionales: $150 pesos.
Estudiantes extranjeros: $200 pesos.

Agradecemos a José Antonio Zorrilla de Comunicación Estancia FEMSA por el recorrido a la exposición, el cual facilitó la realización de esta nota.

También te puede interesar:

Rufino Tamayo, éxtasis del color: 6 razones para visitar la exposición

3 ‘oscuras’ obras de Andy Warhol expuestas en el Museo Jumex

Museo del Metro: una razón por la que no odiarás este transporte

Museo del Tatuaje en México, lugar de historias y objetos llenos de ingenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *