x
10 ediciones de Calendario Gastronómico: por amor a la comida

10 ediciones del Calendario Gastronómico: por amor a la comida

Sus páginas están llenas de sabores, colores y gusto por promover lo nuestro.

Feliz Navidad

En México celebramos la Navidad con posadas, nacimientos, piñatas y mucha alegría. Para muchos esta fecha es sinónimo de reuniones familiares, brindis, comidas y diversión. Sin embargo, también representa siglos de tradiciones y costumbres que refuerzan nuestra identidad nacional.

¿Cómo celebramos la navidad en México?

La tradición navideña en México surge desde la época de la evangelización en la Nueva España. En ese entonces los frailes aprovecharon fechas importantes para introducir los ritos católicos. Tal es el caso del nacimiento de Huitzilopochtli, el cual coincidía con la celebración del nacimiento de Jesucristo. Así, poco a poco, los rituales prehispánicos fueron sustituidos por los católicos.

“En el nombre del cielo”: La evangelización a través de las posadas

Para alentar la celebración del nacimiento de Jesús, a las misas a cielo abierto se sumaron verbenas y representaciones teatrales que recordaban el peregrinaje de María y José hacia Belén, en busca de un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del niño Jesús. Las posadas se celebran 9 días antes de Navidad, pues representan los 9 meses de embarazo de María. Como parte del ritual, la gente sale en procesión, recitando la letanía hasta llegar al hogar donde pedirán posada. Encuentra en este Blog los elementos que no pueden faltar en las posadas: desde las luces de bengala, los aguinaldos, hasta la comida y las piñatas.

“No quiero oro ni quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata”

Probablemente, para los más pequeños la parte más divertida de las posadas sea la piñata, que a pesar de tener su origen en China, es uno de los símbolos navideños nacionales más importante.

El hecho de romper la piñata implica una lección cristiana que representa la fe que guía a las personas para combatir al demonio y sus tentaciones, aunque estas se encuentren con los ojos vendados. Su relleno es una delicia para chicos y grandes: jícama, tejocote, naranja, mandarina, caña, cacahuates y un sinfín de dulces.

En México es tan popular esta tradición que incluso existen concursos anuales y exposiciones de piñatas. Entérate de cuáles fueron las ganadoras este año.

Otras celebraciones navideñas en México: La Rama, la Noche de Rábanos y la Fiesta de Takari

A lo largo del país, además de las tradicionales posadas, encontramos distintas formas de celebrar estas fechas. Por ejemplo, del 16 al 24 de diciembre, en estados como Veracruz, Yucatán y Campeche los niños van de casa en casa y cantan los versos de La Rama para pedir aguinaldos.

En Oaxaca se lleva a cabo la Noche de los Rábanos, un concurso de figuras hechas con este tubérculo. También los feligreses suelen reunirse entre el 16 y el 24 de diciembre afuera del atrio de la iglesia a comer dulce de calabaza.

Por otra parte, en Tarímbaro, Michoacán muchas comunidades purépechas salen a disfrutar de la Fiesta de Takari, que se celebra del 25 al 28 de diciembre. En estos días las danzas, los coloridos atuendos y las máscaras de madera visten las calles de Michoacán.

Conoce más sobre cada una de estas tradiciones en nuestro especial de Navidad.

La navidad en los hogares mexicanos: Los nacimientos

La representación del nacimiento de Jesús se le atribuye a San Francisco de Asís. Al principio eran personas quienes formaban parte de la representación. Sin embargo, con el tiempo fueron sustituidas por figuras de tamaño real, talladas en madera y policromadas que fueron colocadas principalmente en iglesias, conventos y palacios. Pero el gusto de la gente por las representaciones creció a tal grado que comenzó a poner en sus casas sus propias versiones del pesebre. Así, los artesanos comenzaron a elaborar piezas de diversos tamaños, materiales y técnicas. Aquí te contamos algunos datos curiosos sobre los nacimientos ornamentales y dónde puedes ver una exposición de los mismos.

¿Desde cuándo ponemos el árbol de Navidad en México?

Desde finales de noviembre muchos hogares dan la bienvenida a los árboles de Navidad, ya sean naturales, artificiales o abstractos (creados con cualquier tipo de material, desde una simple cuerda en la pared, hasta una pila de libros). Si bien esta tradición tiene origen germano, a mediados del siglo XIX la iglesia católica lo aceptó como parte de las costumbres de la Natividad, y desde entonces convive armónicamente con el pesebre o nacimiento.

Se dice que en México la primera vez que se observó un árbol de Navidad fue en el castillo de Chapultepec, en la época del imperio de Maximiliano de Habsburgo. Esto causó tal furor entre las clases altas que de inmediato replicaron la decoración en sus casas. Tras el fusilamiento de Maximiliano, esta tradición cayó en desuso durante una década, pero después fue retomada por el general Miguel Negrete, el ministro de Guerra durante la presidencia de Benito Juárez, y desde entonces ha quedado arraigado en los hogares y en las plazas públicas de nuestro país.

Hoy en día, es costumbre acudir a alguno de los bosques certificados para cortar tu propio árbol de Navidad. Tal es el caso del bosque de Amecameca. Encuentra más información en este blog.

La noche de la celebración: banquetes para la cena de Navidad

La comida de Navidad en México es fruto del sincretismo cultural y la diversidad. En cada familia se festeja de manera distinta de acuerdo al contexto y al estado en el que se vive. Eso sí: existen clásicos de la comida de Navidad como los romeritos, el pavo, el bacalao y los tamales. Tampoco pueden faltar bebidas tradicionales como el ponche y la sidra. En este blog te platicamos un poco sobre el origen de cada uno de estos platillos y te compartimos algunas recetas y tips para agasajar a tus invitados.

Una vuelta más al Sol: ¡Feliz Año Nuevo!

Después de Navidad, las celebraciones continúan para recibir el Año Nuevo. No, esta no es una celebración católica, sino más bien astronómica: la Tierra ha dado una vuelta entera al Sol y vivimos para contarlo. En México es común realizar una serie de rituales para tener buenos augurios en el año entrante. Por ejemplo: comer doce uvas a las doce de la noche, y pedir un deseo por cada uva. El brindis, las maletas para viajar, la ropa interior (roja para el amor, amarilla para el dinero), la lista de propósitos y la escoba para ahuyentar las malas vibras son otros ejemplos de rituales que se realizan durante los primeros minutos del primero de enero.

Para cerrar el maratón Guadalupe – Reyes: la tradicional rosca

Ahora sí, casi para terminar las celebraciones de temporada (que en México inician desde el día de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre), hay que mencionar otra costumbre católica sumamente arraigada en nuestro país: el Día de Reyes. En esta fecha, los niños suelen recibir regalos y juguetes, en conmemoración de los obsequios que los monarcas de oriente llevaron al niño Jesús.

En la actualidad, la noche del 6 de enero (e incluso desde días atrás), los niños envían sus cartas con una lista de regalos que desearían recibir a la mañana siguiente.

También es tradición en México comer la rosca de reyes. Esta representa la corona de los Reyes Magos y su decoración, hecha con higos, ate y membrillo, representa las joyas que llevaban estos adornos reales y su significado es paz, amor y felicidad.

Lo mejor de todo viene cuando se parte este pan tradicional el 6 de enero, ya que quien encuentra al niño se convierte en su padrino y lo cuidará hasta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, fecha en la que también “dispararán” los tamales.

Te invitamos a leer más sobre esta rica tradición; te decimos en dónde comprar las roscas más ricas de la ciudad o, si prefieres, te compartimos la receta para que la elabores en casa.

También te sugerimos que sigas explorando más temas en nuestro especial de Navidad y Año Nuevo: encontrarás ideas para regalar en estas fechas, opciones para tus reuniones y una serie de eventos para disfrutar en familia. ¡Felices fiestas!