x

Fin de semana en Valle de Bravo: qué hacer

Para un fin de semana, un puente o salir un ratito de la ciudad. Valle de Bravo es un Pueblo Mágico que debes conocer y si ya lo conoces, al que debes regresar. Está rodeado de montañas y su clima se presta perfectamente para darse un buen chapuzón o para recorrer su lago.

Se encuentra en el Estado de México, a tres horas en auto de la Ciudad de México. Para llegar hay que pasar cuatro casetas que cuestan alrededor de $71 pesos cada una. Puedes tomar la carretera a Toluca de Lerdo y tomar la desviación hacia Temascatepec. Si vas en autobús los camiones salen de la Central Camionera del Poniente (Observatorio) y tienen un costo de $130 pesos.

¿Qué hacer en Valle de Bravo?

Todo depende del plan en el que vayas. Si vas  con la intención de caminar y conocer el pueblo, te recomiendo llevar tenis y visitar su cascada Velo de Novia que tiene 35 metros de caída libre. Alrededor de ella, hay un parque acondicionado con mesas, sillas, asadores y zona de juegos para quedarse un rato disfrutando del paisaje, mientras comes algo rico con tu familia o amigos.

 

Ve al centro donde abundan las heladerías. La más famosa es La Flor de Valle que ofrece helados de miles de sabores, algunos tradicionales, y otros no tanto, como de mezcal, tequila, tuna, flores, miel y tepache. También hay muchas tiendas de artesanías donde puedes comprar aretes, collares, rebozos, blusas, vestidos, llaveros y objetos para decorar tu casa.

Te recomiendo darte una vuelta por la Parroquia de San Francisco de Asís que está a unos cuantos  pasos del kiosko. Es una joya arquitectónica que se construyó en el siglo XVII y guarda en uno de sus cuartos fotografías que los habitantes del pueblo llevan de sus familiares difuntos. Es increíble ver tantas imágenes que fueron tomadas desde hace 100 años.

Visita el Mirador La Peña que no está en el centro, pero sí muy cerca. Desde ahí se puede ver toda la presa y parte de las montañas. Es sin duda el lugar perfecto parar mirar Valle de Bravo en todo su esplendor. Te aconsejo subir como a las 6 de la tarde para que veas desde ahí el atardecer.

Para agregar la parada cultura al recorrido, está el Museo Arqueológico de Valle de Bravo. Tiene exhibidas grandes cabezas de piedra que fueron encontradas en el Territorio de Valle de Bravo y una serie de figurillas, collares de diversos materiales, vasijas y otros utensilios que eran usados por habitantes de Teotihuacán y Malinalco.

Recorre el lago

Algunos lo llaman lago, otros presa. No importa como sea, si vas a este Pueblo Mágico es indispensable que des un recorrido  en lancha o en ferri. En el embarcadero, hay dos agencias que te ofrecen casi lo mismo: recorrido en ferri de una hora por el lago con música en vivo y barra libre de bebidas. Las salidas son cada hora y media y el precio es de $180 pesos.

Si de plano quieres algo más privado, renta alguno de las lanchas o motos acuáticas en el embarcadero. Su costo es de $1200 pesos por hora.

¿Dónde comer?

Si no te mareas, ve a Los Pericos, el restaurante flotante de Valle que se construyó desde 1970. Tiene platillos de cocina mexicana  e internacional aunque sin duda, su especialidad son los pescados y  mariscos.

Para desayunar o comer tipo buffet está Los Lagartos, muy cerca del embarcadero. Hay variedad de guisos, jugos, refrescos, postres y sopas. Es un sitio que por su variedad le gusta mucho a los niños.

Encuentra restaurantes en Valle de Bravo con Sección Amarilla

Si buscas algo más sencillo, está el mercado. Sirven  comidas corridas y antojitos mexicanos a muy buenos precios y en porciones que te dejarán satisfecho.

También está el callejón del hambre, que son dos cuadras de puros puestos de comida abiertos las 24 horas del día. Es el paraíso para los que adoramos los tacos en todas sus presentaciones.

¿Dónde hospedarse?

Te recomiendo reservar tu hospedaje desde antes, pues aunque cuenta con  gran oferta de hoteles, es mejor que cheques en Internet sus instalaciones, precios y ubicación. Si vas en plan romántico, te aconsejo que veas el Hotel Ávandaro Spa, la noche tiene un costo aproximado de $3,000 pesos,  pero vale la pena si quieres quedar bien. Es uno de los más exclusivos de la zona, es muy grande y cuenta con alberca, spa, restaurante, bar y jacuzzi.

El Hotel Santa Rosa es una opción más familiar y menos costosa. Tiene una vista increíble del lago, alberca, restaurante y spa. Está muy cerca de Ávandaro y la noche tiene un costo promedio de $900 pesos.

Las Luciérnagas es otro hotel boutique en medio de las montañas que recomiendo para ir en plan de amigas. La atención es sumamente personalizada y la alberca y el spa están muy bien conservados. El costo de la noche es de 1800 pesos.

Encuentra hoteles en Valle de Bravo con Sección Amarilla

¿Buscas un barecillo?

Ve a la Mezca de Valle en el centro. Es un bar de dos pisos con música de Dj, velas de colores, luces tenues y un ambiente relajado. La estrella aquí son los mezcales, pero tienen vinos, cervezas artesanales y cocteles.

¿Ya conoces Valle de Bravo? ¿Qué sitios has visitado y cuáles nos recomiendas?

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *