x

Frida Kahlo: Me pinto a mí misma, ¿por qué visitar la exposición?

Frida Kahlo es una de las artistas mexicanas más vistas, conocidas, estudiadas y criticadas en el país, especialmente cuando se trata de exposiciones. Hasta ahora podrías decir “ay, ya sé todo sobre la pintora”, gracias a los aspectos de su vida y obra presentados de diversas maneras en las salas de los museos: que si sus amoríos con revolucionarios (entre ellos un ruso), que si su estilo de vestir como de guerrera azteca, que si su forma de escribir expuesta en su diario, etcétera.

Por eso, cuando se escucha de una nueva exhibición es inevitable decir: ¿otraaaaa? La tarea de los curadores al buscar nuevos temas sobre la artista se ha vuelto más y más difícil. ¿Se han detenido? No. Los últimos que se lanzaron a este reto fueron los del Museo Dolores Olmedo, quienes –con la idea de hacer algo especial– prepararon Frida Kahlo: Me pinto a mí misma. Se trata de una exposición que va más allá del ícono del arte y la cultura pop, y que a través de 36 obras te acerca a la artista en su descubrimiento de la pintura.

Para que te animes a visitarla, te doy seis razones por las que vale la pena ir:

1. Estará por corta temporada

Tras casi dos años de gira por los Estados Unidos, Rusia y Corea, y a diez de la última exposición monográfica de Frida Kahlo en México, el Museo Dolores Olmedo pensó que era una buena idea que la exposición regresara a su casa y que se mostrara de una forma distinta.

“Queríamos hacer de esta exposición algo especial. Hablar de Frida Kahlo siempre causa un poco de emotividad; siempre pensamos en las maneras en las que se puede presentar”, dice Josefina García, directora de Colecciones del Museo.

¡Y porque el público lo pidió! La pintora volvió. Esta vez para celebrar el 110 aniversario de su nacimiento con esta exposición que estará del 6 de julio al 22 de octubre.

2. Presenta un enfoque más introspectivo

El equipo de curadores pensó en mostrar la obra de Kahlo de una forma nueva y diferente. Encontrar un tema que no fuera explotado con anterioridad resultó complicado, pues como explicó Josefina, teniendo tan poca obra de la pintora no hay muchas alternativas como para crear estos nuevos discursos o diálogos, sobre todo, porque no está inscrita dentro de una corriente artística.

Finalmente hubo tema y fue: dejar al descubierto la forma en que Frida, después del accidente que sufrió en 1925 (el choque en tranvía), se construyó a sí misma como persona y como un ícono del arte.

Esta idea llegó con la frase “Me pinto a mí misma, porque soy lo que mejor conozco”. Viene de su diario, pero también de una entrevista que alguna vez le hicieron y en la cual, tras preguntarle si se autorretrataba porque se sabía bonita, ella dijo que se pintaba porque era lo que mejor conocía, pues todo el tiempo estaba recluida en sus habitaciones.

3. Exhibe autorretratos, retratos y naturalezas muertas conocidas (y no tanto)

Como te decía al inicio, la exposición trae 36 obras. Entre ellas están algunos cuadros súper famosos; y otros, no tanto. De estos encontrarás tres tipos: los de naturaleza muerta, autorretratos y retratos de amistades y personas cercanas a Kahlo.

Lo interesante es que al estar frente a ellos podrás ver de cerquita la técnica y el máximo detalle que Frida puso. Algunas de las pinturas imperdibles son:

Retrato de Alicia Galant, en cuyo reverso escribió “Mi primera obra de arte”.

Autorretrato con changuito, en que Frida se entrelaza con su perro xoloitzcuintle y su mono araña, con quienes desquitaba su lado maternal.

La columna rota, donde aparece sostenida gracias al corsé que tiene puesto, con pequeños clavos y tachuelas por todo el cuerpo (símbolos de los dolores físicos y también del amor que tanto la atormentaban).

El camión, obra representativa del accidente que la marcó.

Autorretrato onírico, dibujo en el que quedó plasmado su lenguaje alternativo, considerado surrealista por personas como André Breton.

5 obras de Frida Kahlo para conocer sus dolencias, emociones y pensamientos

4. Muestra las historias o anécdotas que hay detrás de los cuadros

¿Te has preguntado que sirvió de inspiración a Frida para la creación de sus pinturas? Ahora podrás saberlo, gracias a las fichas que acompañan a cada una de las obras y que te cuentan más sobre ellas, tal como Unos cuantos piquetitos.

Se dice que Frida lo hizo luego de que se enterara de la aventura que tuvieron Diego y Cristina (hermana de la pintora). El cuadro está inspirado en la escena de una noticia que leyó en el periódico: un señor apuñaló a su esposa 20 veces por celos y en su declaración dijo que solo habían sido unos cuantos piquetitos. Al concluir el cuadro, Kahlo, adolorida por la traición, apuñaló varias veces el marco como un toque final. (Auuuuch).

5. Revela la simbología de Frida: desde la vida-muerte hasta la sexualidad

Una de las cosas más interesantes de la exposición es que puedes descubrir en la obra de Frida su simbología. Por ejemplo: la dualidad vida-muerte, una de las temáticas más recurridas por la pintora y que se puede ver en cuadros como Retrato de Luther Burbank, El pollito, y Mi nana y yo.

La exploración de la figura femenina, como en los desnudos de Ady Weber (su prima) y Eva Frederick; o bien, la presencia de la sexualidad en cuadros como Naturaleza muerta con perico y bandera y Naturaleza muerta (Soy de Samuel Fastlicht), donde las frutas que se abren y muestran su carne son una invitación al disfrute.

6. Hay instalaciones, frases y zonas para selfies

El recorrido de la exposición es muy ameno. A lo largo de este verás frases y poemas de las entrañas del Diario de Frida. Y no solo eso, también habrá instalaciones con objetos que parecen elementos salidos de los cuadros de la artista. ¡Ah! Y una zona en la que puedes tomarte una foto al estilo de Frida cuando hacía sus autorretratos: con ayuda de un espejo que tenía en el techo de su cama.

La buena noticia es que, además de este espacio, en todas las salas se pueden tomar fotografías. Solo recuerda que deben ser sin flash.

¿Ya sabes cuándo visitarás la expo?

Frida Kahlo me pinto a mi misma

Frida Kahlo: Me pinto a mí misma

Horarios:  Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Costo:  Público mexicano: $40 pesos; maestros y estudiantes: $20 pesos; público extranjero: $100.00 INAPAM y menores de 6 años: $5 pesos.
Todos los martes, entrada libre.

Más información:

Sitio oficial: www.museodoloresolmedo.org.mx
Facebook: museodoloresolmedo
Twitter: @DoloresOlmedo

¿Buscas otro plan? Aquí te recomendamos los mejores eventos: expos, ferias, festivales y mucho más.

También te puede interesar:

Todo lo que debes saber sobre la exposición de Picasso y Rivera en Bellas Artes

Obras melancólicas que puedes conocer en esta exposición del MUNAL

3 ‘oscuras’ obras de Andy Warhol expuestas en el Museo Jumex

 



Comments

  1. Pingback: Frida Kahlo: Me pinto a mí misma - Guadalajara en Red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.