x

Garza Blanca, manjares frescos en San Blas

A la orilla de Bahía de Matanchén, una de las playas de San Blas, en Riviera Nayarit, está Garza Blanca, un restaurante que debes visitar para comer frescos manjares nayaritas. Puede parecer un destino sencillo, pero cuando conoces algunas de sus personas, historias, paisajes y sabores te enamoras al instante de él.

Cariluz Aguilera llegó de la Ciudad de México a Nayarit y hace 17 años abrió este local que antes era una choza, pero ahora es un espacio amplio con mesas frente al mar y que tiene como nombre el de esta ave acuática. Su esposo Yovani Arredondo es su cómplice y juntos sirven platillos que son parte de la cultura alimentaria local.

Aunque todo lo que comas ahí es muy rico, dos de sus platillos son imperdibles: el pescado zarandeado y los camarones a la cucaracha. No cualquiera sabe cocinarlos y esta pareja sin pretensiones los sirve con maestría.

Cariluz y Yovani, el matrimonio que te recibirá en Garza Blanca Foto: Mariana Castillo

Zarandeado, el pescado icónico de los nayaritas

Esta preparación es parte de la identidad culinaria de esta región. Sin él, la comida playera y familiar está incompleta. Cariluz y Yovani cuentan que solo usan tres tipos de pescado: pargo, róbalo y huachinango “porque tiene espina grande y así es más fácil que los niños puedan comerlo”.

“El pescado es fresco. Eso hace la gran diferencia aquí. Pero si te lo hace mi marido, seguro te sabrá diferente. Lleva sal, limón, mantequilla, ajo, Salsa Huichol y otros toquecitos que le dan jugosidad para que no se reseque o queme. Se debe controlar el fuego. Y los camarones arriba le dan un plus”, dice esta mujer que se fue formando como cocinera cuando llegó a este estado.

Hay que ser paciente al pedirlo: se hace al momento y se ahúma en leña de mangle o mezquite. El instrumento que se utiliza para cocinarlo se conoce como zaranda, que es una parrilla con agarradera para ir volteando al pescado. Verás que puedes hacerte tacos y perder la cuenta sin problema.

El pescado zarandeado a la orilla de Bahía de Matanchén Foto: Mariana Castillo

Camarones a la cucaracha, deleite que cruje en Garza Blanca

Seguro serán de tus preferidos. Cuando los comes, ya no hay vuelta atrás. Para esta receta el camarón se enharina y se salpimienta. Se debe freír en aceite muy caliente y sacar de inmediato para que queden crujientes pero no quemados.

Lo mejor es que se comen enteros, con todo y cabeza, y son como un chicharrón de este crustáceo. Y esta no es la única forma de prepararlos: la chef Betty Vázquez cuenta que ella tiene otra receta a la que agrega ajo y chile, sin harina.

No podrás resistirte a los encantos de los camarones a la cucaracha: son adictivos y exquisitos. Entre charla y charla, dejarás vacío tu platón y querrás más.

Camarones a la cucaracha Foto: Mariana Castillo

Más delicias para pedir en Garza Blanca

Prueba su aguachile, que se hace con camarón crudo al cual le quitan la tripita de atrás para dejarlo muy limpio. Se sirve con pepino en medias lunas, cebolla morada, pimienta, sal y se cuece con limón. El consejo es que lo comas en menos de 10 minutos porque se hace chicloso si pasa más tiempo. El chile serrano le da su picor característico, pero a veces el habanero toma protagonismo cuando los clientes se lo piden.

El ceviche de pescado y las empanadas de camarón también son parte del menú; y sus cocteles son diferentes a los de otros lugares, pues no se hacen con cátsup sino con jugo de camarón (obtenido de la cocción de los mismos con todo y cabeza).

Las cervezas y las tostadas son acompañantes ideales de las comilonas en este sitio que une buen sabor, atención y ambiente. Podrás pasar una tarde tranquila disfrutando y comiendo: el plan perfecto para descansar y olvidarte del estrés.

En lo personal este tipo de lugares me encantan porque me recuerdan mi infancia. Lo mejor es que sus precios son muy accesibles y se puede ir en familia. Verás vendedores ambulantes de pan de plátano, cocadas, mangos y más que son parte del encanto de este puerto que durante de Colonia fue el más importante del Pacífico Norte.

Aguachile para "tostadear" en Garza Blanca Foto: Mariana Castillo

Aguachile para “tostadear” en Garza Blanca Foto: Mariana Castillo

¿Dónde está Garza Blanca?

Garza Blanca se encuentra en el municipio de San Blas, Nayarit, en la zona conocida como Las Islitas, a cinco minutos de la ciudad.

Te seguiré contando más sobre esta región y opciones de viaje así que sigue leyéndonos en el hashtag #DeViajePorNayarit, con motivo de la celebración del décimo aniversario de Riviera Nayarit y el centenario del estado de Nayarit.

Agradecemos a Riviera Nayarit y Experiencias por México de Culinaria Mexicana su apoyo para este texto.

Todo empezó con una choza Foto: Mariana Castillo

También puede interesarte:

Betty Vázquez y la gastronomía nayarita, una relación íntima

5 lugares a visitar en tu viaje a San Blas en Riviera Nayarit

5 pescados que conocimos en Punta Mita, Nayarit

¿Se te antojaría comer en Garza Blanca en este momento?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *