x

Gastritis nerviosa, padecimiento latente pero silencioso

¿Es común que te duela el estómago a pesar de llevar una dieta sana? Es posible que tu problema sea una gastritis nerviosa.

Más allá de un aspecto físico, el factor psicológico cobra un valor fundamental en esta enfermedad. Sin embargo como los otros tipos de gastritis, si no se trata adecuadamente, en el largo plazo puede causar úlceras, anemia, cáncer gástrico e incluso otros problemas, como padecimientos renales.

¿Qué provoca una gastritis nerviosa?

Son muchos los factores que inciden en la gastritis nerviosa. Padecer ansiedad, preocupación excesiva, dormir mal o incluso un mal clima pueden detonar este padecimiento.

“Nuestras emociones tienen un componente visceral que influye en nuestro organismo, lo que puede ocasionar males como la gastritis nerviosa, la colitis, contracciones musculares o el crecimiento de glándulas suprarrenales” indica la Dra. Guadalupe Ponciano Rodríguez.

¿Entonces sentir amor, resentimiento, odio o cualquier emoción puede influir en nuestra salud física? Así es.

Salud emocional = salud física

Estar preocupado por algo o sentir ansiedad provoca que tu estado anímico se vea afectado. Esto secreta ciertas hormonas y sustancias como la insulina o el cortisol, que provocan problemas físicos.

Si no atiendes tu salud emocional es posible que sufras de una gastritis nerviosa o de otros padecimientos como el colon irritable. Los primeros síntomas de que tu estado anímico no es el ideal son:

  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad y ansiedad
  • Caída de cabello
  • Pocas ganas para realizar actividades que antes te generaban placer

En la actualidad los factores por los que alguien está estresado pueden ir desde una carga excesiva de trabajo, hasta algún problema familiar o factores físicos como dormir mal.

Sin embargo, el estrés genera un buen número de enfermedades.

Gastritis nerviosa por estrés

El estrés afecta a cada persona de forma distinta, dependiendo de la circunstancia. Mientras que la ansiedad empuja a algunos a comer descontroladamente, a otros les cierra el estómago y las ganas de tomar alimentos.

Es importante acudir al médico para que te realice las pruebas oportunas y, a partir de los resultados, concrete el tratamiento más adecuado. Una vez que un profesional te haya examinado, seguramente te recetará los medicamentos habituales para cualquier gastritis.

No obstante, durante la consulta es conveniente que ubiques tus niveles de estrés a los que te sometes y lo comentes con tu médico. Ya que, según sea el caso, te podrán dar un tratamiento psicológico complementario.

Además de la gastritis, el estrés puede también acarrear distintos síntomas psicológicos como la angustia, el cansancio excesivo, la irritabilidad, etc. Una de las peores consecuencias del estrés y que más puede desesperar a aquel que lo sufre es el insomnio. Puedes consultar más sobre este tema en nuestras notas anteriores.

Tips para reducir el estrés antes de tener una gastritis nerviosa

Ubica la causa de tu estrés. Si es laboral, trata de separar tu vida personal de la laboral para que no repercutan tus preocupaciones de trabajo en tu día a día.

Haz ejercicio. Esta práctica libera la tensión y produce una hormona llamada dopamina, la cual se relaciona con el buen humor.

Habla con profesionales. Ya sea que tengas algún padecimiento físico o emocional, buscar ayuda de un profesional hará una gran diferencia en tu calidad de vida.

Convive con tus seres queridos. Busca desestresarte con actividades en las que integres a tu familia o amigos, pues esto te motivará y te ayudará a sentirte mejor.

Come y duerme bien. Una dieta saludable, baja en estimulantes y grasas te ayudará a tener una vida más sana. Si necesitas consejos para dormir bien, puedes entrar a esta nota y ubicar qué está provocando tu insomnio.

¿Has padecido gastritis nerviosa? ¿Te recetaron medicina para tratar tu estrés? ¿Qué otras enfermedades puede causar el estrés? Por favor comparte tus comentarios.

Para saber más:

Tipos de gastritis

Tal vez te interese:

Enfermedad Inflamatoria Intestinal, algo más que un dolor de estómago

https://blog.seccionamarilla.com.mx/enfermedad-genetica-comienza-dolor-estomago/

El arte de escuchar el cuerpo con Ángles Wolder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *