x

Guía breve para entender qué es el reciclaje

Que alce la mano quien también se ha confundido al momento de llevar un desecho y no saber en qué bote ponerlo, si en el inorgánico o en el orgánico. Desde la primaria se nos ha enseñado sobre la separación de los residuos y los colores para poder identificar qué va en cada contenedor con el fin de unirnos a la cultura del reciclaje, pero no está de más hacer un repaso para aprovechar los materiales de la mejor manera y  transformar los residuos -que antes se consideraban desperdicio, desecho o basura- en innovadores productos que sean utilizados nuevamente.

Seamos sinceros: ¿quién sigue con esta cultura?

Si eres del bando que se olvidó un poco de ella, pero quieres adoptar una conciencia ambiental, ¡bienvenido! Enseguida, te presentamos algunos consejos básicos que nos dio Gerardo Pedra Rocha, gerente corporativo de programas de reciclaje en Dart de México, para entender la importancia de introducir los residuos al “ciclo de vida material”, y saber qué onda con los diferentes colores que se utilizan.

Para empezar, ¿qué es reciclaje?

Devolver al ciclo de consumo los materiales que ya fueron desechados y que son aptos para elaborar otros productos.

¿Para qué reciclar?

Reciclar sirve para muchas cosas; por ejemplo:

  • Prolongar la vida útil de los recursos materiales.
  • Darle una segunda, tercera, cuarta o hasta quinta vida útil a los residuos.
  • Disminuir el consumo y el uso de hidrocarburos.
  • Ayudar al ahorro energético.
  • Reducir la huella de carbono, es decir la suma de todas las emisiones de gases de carbono que son causadas por el hombre en el planeta, ya sea directa o indirectamente.
  • Disminuir el volumen y peso de residuos sólidos urbanos (RSU), aquellos que se generan en las casas-habitación.
    De acuerdo con datos de Semarnat, en 2011 en México se calculó que hubo más de 41 millones de toneladas, es decir, 112.5 mil toneladas diarias que equivale a ¡231 veces el volumen del Estadio Azteca!
  • Alargar la vida útil de los tiraderos.
  • Ahorrar la materia prima en la creación de nuevos productos.

¿Por qué es importante?

Reducir la generación de residuos es importante porque así ayudas al cuidado del planeta y del entorno. Si todo esto marcha bien tú también estarás bien.

qué es el reciclaje

¿Qué hago con mis residuos?

Para empezar con la tarea del reciclaje es necesario que:

  • Primero, identifiques de qué están fabricados los residuos.
  • Luego, separes de origen.
  • Comienza a clasificar por categoría: orgánicos, inorgánicos y reciclables.
  • Lleva los residuos separados al centro de tratamiento más cercano.
  • Promueve todas estas acciones con familiares, vecinos y amigos.

Los colores

En México la determinación de colores para los contenedores de desechos reciclables es un Sistema que aún está por implementar la SEDEMA con la Norma Ambiental para el Distrito Federal (NADF) 024, y es importante promoverlo para que poco a poco identifiques qué significa cada color. En países como Estados Unicos y otros de Europa, esta educación sobre el manejo adecuado de residuos está más adelantada que en México.

Los colores más comunes son los señalados en la NADF 024 de la SEDEMA:

  • VERDE: orgánicos. Son los residuos de alimentos y del jardín, que se pueden convertir en composta, por ejemplo: cáscaras de fruta o verdura, restos de comida, cascarones de huevo, pan, tortillas, filtros para café, bolsitas de té, heces de animales, lácteos (sin recipiente), huesos, semillas, flores, pasto y hojarasca.
  • GRIS: inorgánicos reciclables. Son los residuos que sí pueden ser convertidos nuevamente en materia prima como: el papel, cartón, vidrio, plásticos, metales, maderas, tetrapack, ropa y textiles.
  • NARANJA: inorgánicos no reciclables. Son los residuos que no pueden ser transformados: colillas de cigarro, preservativos, toallas sanitarias, chicles, curitas, pañales, bolsas de frituras, entre otros.
  • CAFÉ: manejo especial y voluminoso. Son los residuos de gran tamaño que requieren manejo especial. Por ejemplo: electrodomésticos, equipo de informática y telecomunicaciones, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas, instrumentos de vigilancia y control, muebles, pilas y baterías (con litio, níquel, mercurio y zinc), radiografías, colchones, llantas, juguetes o equipos deportivos de ocio y equipamiento sanitario.

Ahora que ya tienes algunos datos básicos puedes comenzar con tu nueva actitud pro ambiente.

Agradecemos al apoyo de Gerardo Pedra Rocha de Dart de México y Francisco Granados de Keep Engaged por la información brindada para la realización de esta nota.

También te puede interesar:

Eventos en la CDMX para entrarle al cuidado del medio ambiente

Reciclatrón: jornadas de acopio de residuos electrónicos y eléctricos

Picnic Nocturno 2017, cómo pasarla bien en Chapultepec y el Bosque de Aragón

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *