x

Cómo hacer que tu relación funcione con estos #relationshipgoals

Estar enamorada o enamorado es realmente increíble. La sonrisa, la adrenalina, los nervios y los lentes color rosa que nos hace mirar perfecto el más mínimo detalle de la persona en cuestión. Todo es maravilloso y si logras concretar la relación… para qué te cuento algo que seguro has experimentado. Pero justo si ya encontraste a esa persona con la que todo es mágico, lo que necesitas no es una guía de seducción, sino una serie de consejos para hacer que tu relación funcione, a pesar de las inminentes diferencias.

Y, aunque yo me encuentre en estado forever alone, me dispuse a contactar a la psicóloga Varna Valdez, especialista en terapia de pareja, para que me brindara una breve guía para que tu relación (y obvio la mía cuando la tenga) fluyan de la mejor manera.

Cómo hacer que tu relación funcione con estos #relationshipgoals

La especialista explica que “estos puntos guía los empleo frecuentemente en terapia de pareja y son conocidos como disciplinas del amor. Se trata de una serie de ‘normas’ que si comprendes y pones en práctica, pueden ayudar a crear un ambiente de pareja sano, amoroso y respetuoso, es decir, hacer que tu relación funcione a pesar de los problemas naturales que se puedan presentar”.

1. Tu pareja primero

No se trata de hacer a un lado tus necesidades y darlo todo por la otra persona, sino de desarrollar una comprensión sincera que involucre empatía. Varna cuenta que “cuando eres solo espectador, puedes llegar a juzgar las acciones de tu pareja, mientras que al vivir junto con ella sus emociones y experiencias, estás más cerca de ser un compañero de vida”.

¿No te ha pasado que tienes tanto en la mente que dejas de preguntar cómo estuvo su día?, ¿o que dejas de escuchar para conectar y solo oyes lo suficiente para responder? Bueno, pues es justo lo que no queremos que suceda. No todo se trata de ti y es importante entenderlo, de lo contrario, tú sufres por no obtener la atención que demandas y la otra persona por no sentirse comprendida.

 

hacer que tu relación funcione

2. Amar sin importar qué

Varna aclara que “debes estar siempre abierto y presente para tu pareja sin importar las dificultades externas. Todos tenemos días malos o incluso temporadas que pueden hacer que nos apartemos emocionalmente de la pareja, y aunque alejarnos emocionalmente por un instante podría no parecer grave, en realidad afecta directamente la confianza, el interés y el sentido de compromiso”.

No se trata de dejar de lado nuestras necesidades emocionales, sino de mantener la comunicación. Si te sientes indispuesto o indispuesta, si algo te tiene triste, debe existir la confianza suficiente para comunicarlo a tu pareja y evitar malentendidos. Créeme, estar ausente emocionalmente por un par de días sin hablarlo, puede hacerle creer que has perdido el interés o ya no le amas igual.

3. Sé tú mismo

“No puedes estar bien con una persona o enriquecer su vida si no estás bien contigo o si no sabes quién eres”, afirma la psicoterapeuta. Es fundamental conocerse y amarse para no caer en la trampa de hacer o ser lo que pensamos que la otra persona está esperando o desea. En otras palabras: “deben amarte por lo que eres” de lo contrario, hacer que tu relación funcione será bastante pesado y complicado.

Tiene bastante sentido, ¿no? Si la relación se torna seria, en algún momento puedes cansarte de ser algo que no eres o incluso perderte, olvidar quién eres; y si termina, el camino a la recuperación puede ser aún más doloroso. Así que, ten claro lo que quieres, lo que esperas, lo que deseas, el tipo de compromiso que quieres y si es con esa persona. Siempre debes sentirte con la libertad de expresarte, tanto lo que quieres como lo que no.

hacer que tu relación funcione

4. Intención positiva

Este punto es vital y me hizo recordar esas veces en las que callaba lo que sentía o pensaba que ya lo había repetido tanto que no valía la pena hacerlo más. O incluso las ocasiones en las que empleaba algún chiste que sabía podía ser hiriente, para hacerle entender a mi pareja que algo andaba mal.

Para dejarlo más claro, la especialista explica que “la intención positiva se trata de la comunicación y la aceptación. Las amenazas, los juicios, la culpa y el humor sarcástico pueden hacer sentir mal a tu pareja y perjudicar la intimidad. Hay formas de decir las cosas y si entendemos cómo hacerlo con nuestra pareja, lo demás siempre fluye mejor. Es decir, se siempre responsable con las emociones de tu pareja.”

Y es que al final, si amas a alguien es porque le admiras. Sí, habrá cosas que no te encanten, pero para eso existen los acuerdos y las palabras. Si en lugar de criticar haces un comentario en tono positivo y con la disposición de entender, solucionar el conflicto será mucho más sencillo y hacer que la relación funcione será natural.

5. Vivir en el presente

Bien dicen por ahí que si vives en el pasado o en el futuro siempre hay preocupación, ansiedad y hasta sufrimiento; por eso hay que vivir el presente. “Si hubo errores, hay que soltarlos. Perdonar es dejar atrás el error, no cargarlo y recordarlo cada que es posible. A menudo las personas encarcelan a sus parejas en la culpa y la vergüenza por los errores cometidos y eso, en lugar de intimidad o pasión, genera culpa y enojo”, apunta la especialista.

Con el futuro funciona igual, todos nos equivocamos inevitablemente, pero ¿para qué sufrir doble por una equivocación hipotética que puede o no suceder?

hacer que tu relación funcione

6. Intimidad diaria

“Abre tu corazón”. Así comienza Varna para explicarme que “no debes guardarte nada, debes aprender a trasladar esa conexión íntima a todas las áreas de tu vida. Haz partícipe a tu pareja de lo que más te importa. Sí, quizá puede dar miedo abrirse a causa de un dolor antiguo, pero el miedo y el dolor son los peores enemigos del amor”.

Este punto, como algunos otros, están relacionados con la autenticidad y la comunicación y es que a pesar de ser algo tan básico, muchas veces cuesta tanto trabajo ejercerlo… ¿A poco no?

hacer que tu relación funcione

7. La polaridad

En muchas ocasiones escuchamos eso de polos opuestos se atraen y en realidad, como explica la psicóloga, sí sucede, pero no siempre de la manera evidente que imaginamos. “La polaridad hace referencia a esos aspectos de nosotros que nos conectan a otra persona. Se trata de una energía y no tiene nada que ver con tu sexo o género, puedes ser una mujer con polaridad masculina y esto puede reflejarse en ciertas cualidades que solemos atribuir a lo masculino. Quizá tú posees una polaridad masculina que tiende a la fortaleza, mientras que la otra persona puede ser organizada y tener una tendencia femenina que suele estar ligada a la sensibilidad”.

Ya sé, suena un poco confuso y prometo contarte más sobre esto en otra nota, pero por ahora, lo que debes entender es que justo eso que nos hace únicos y opuestos o diferentes a nuestras parejas es lo que puede hacernos pasar los mejores momentos y mantenernos unidos durante las dificultades.

Ojo, no digo que ciertas cualidades sean propias de un género, simplemente el tipo de energía o polaridad se cataloga en una u otra.

8. Verdad amorosa

Si algo he aprendido durante mi travesía en el mundo del amor es la importancia de la honestidad. Debo reconocer que puede ser más difícil de lo que parece: encontrar a una persona a la que le puedas decir todo y viceversa, sin que ninguna de las partes resulte herida o indignada, es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida.

En cuanto a esto, la especialista sugiere que “debemos encontrar la manera de decir siempre la verdad sin culpar o criticar. Por naturaleza, la pareja siempre tiende a sentirse mal cuando expresamos algo que nos disgusta o nos molesta. El truco está en decirlo con amor, sin afán de culpar y dispuesto a escuchar. Si bien esto puede hacerte sentir vulnerable, decir la verdad siempre hará que tu lazo con la otra persona sea más fuerte”.

9. Aprovechamiento

Varna cuenta que “esta parte está ligada a la resiliencia. Cuando algo te sucede tienes de dos: sufres, te culpas  o buscas un culpable, o lo asimilas, aprendes y lo aplicas en el futuro. Si quieres una relación sana y estable, sin duda debes elegir la segunda opción, de este modo, no importarán las dificultades o retos que se presenten: si los superan y además aprenden, pelear por lo mismo en el futuro ya no será opción”.

10. La gratitud y el dar

En realidad, este punto se cuenta solo. No solo es lo material, son los momentos, los detalles, las vivencias, las palabras, los secretos, las charlas, las caricias… todo. Es dar y recibir, y es importante que sea equitativo.

Para cerrar, Varna nos ofrece un último consejo: “Valorarte y valorar a tu pareja es lo más importante. Al final, es la persona con la que eliges compartir tu vida y ¿quién no quiere una vida increíble?”.

Ya leíste estos consejos para hacer que tu relación funcione, ahora ¡llévalos a la práctica!

Nadie nace sabiendo amar, pero sabemos que cuando encontramos a la persona, cuando llega ese alguien que nos acelera el corazón, que nos pinta una sonrisa sin importar que hayamos tenido el peor día, esa persona a la que podemos contarle lo que sea, todo lo que hemos hecho mal, se convierte en una oportunidad para ser mejor. Así que, aplica estos consejos para hacer que tu relación funcione y cuéntame cómo te va.

También podría interesarte…

4 errores en las relaciones de pareja ocasionadas por heridas de la infancia

Chantaje emocional en la pareja, ¿qué es y cómo reconocerlo?

Pareja narcisista ¿por qué alejarse y cómo identificarla?

¿Te sirvieron estos consejos para hacer que tu relación funcione?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *