x

Hotel Casona María, hotel boutique para conocer más a Puebla

Hotel Casona María, hotel boutique para conocer más a Puebla

Si eres un viajero que busca un hospedaje cálido que te ofrezca conocer el lugar al que vas, Hotel Casona María te gustará. Cada una de sus habitaciones está dedicada a una región artesanal de Puebla con el fin de que los visitantes puedan apreciar la riqueza de este estado.

Este lugar debe su nombre a una leyenda que cuenta que una noche los ángeles guardianes de Puebla vieron cómo los hombres de la ciudad intentaron subir la campana a la torre principal de la catedral sin lograrlo, así que ellos lo hicieron (aprovechando sus mágicas alas) para sorprender a todos a la mañana siguiente. La campana lleva por nombre Santa María, en honor a la Santísima Virgen. Este objeto emblemático de Puebla fue forjado en el patio de la casona que aloja el hotel por Fernando Márquez en 1720.

Manuel Mondragón, gerente del hotel, contó que se desea que más personas reconozcan el trabajo de los artesanos, así que se decidió visitar diferentes poblaciones para conseguir artesanías típicas y decorar cada cuarto con piezas como cojines bordados a mano, lámparas de latón, recámaras talladas a mano y más detalles.

Además, en el hotel ofrecen amenidades como café orgánico chiapaneco (que disfrutarás en una taza de barro bruñido elaborado por artesanas de Los Reyes Metzontla) y atención personalizada de su personal que tiene buena disposición para ayudar a cada huésped.

Santo Menjurje Foto: Hotel Casona María

Valor por lo artesanal

Las habitaciones estándar están dedicadas a las zonas de Chigmecatitlán, Chignahuapan, Chilac, Cuauhtamazaco, Izúcar de Matamoros, Naupan, Tzicuilan, Tzinacapan, Xochitlán, Yohualichan; las deluxe a las de San Gabriel, San Miguel, San Miguel Tenango, San Rafael y Santa María; y las junior suite a Cuetzalan, Hueyapan y San Pablito Pahuatlán.

Yo me hospedé en la Chignahuapan que en su interior tiene una cama con dosel tallado a mano en madera rosa morada (en la cual descansé de maravilla), un pie de cama tejido en telar de cintura, tapetes de lana y un techo decorado con esferas de vidrio soplado con luces y lámparas de talavera.

Al investigar más encontré que este sitio fue denominado Pueblo Mágico y cuenta con más de 200 talleres en los que se elaboran esferas navideñas que se distribuyen en toda la república mexicana y es una de las actividades que más ingresos generan a los pobladores.

Otra de las más solicitadas es Cuetzalan que posee un techo abovedado, detalles en hierro forjado, vidrio soplado y talavera y una cama de madera rosa morada tallada a mano con dosel. Está adornada con cojines y pie de cama hechos en telar de cintura pero lo que más destaca es un quexquémitl, una hermosa prenda de lana que se usa en las fiestas y por las esposas de las autoridades en diversos rituales de la población.

Cuetzalan del Progreso es de mis lugares preferidos en México por su paz, su gente y sus paisajes. La neblina es una constante en este sitio de la Sierra Norte cuyo nombre significa “donde abundan los quetzales”. Solo con recordarlo me gustaría ir de nuevo.

Habitación Cuetzalan Foto: Hotel Casona María

Habitación Cuetzalan Foto: Hotel Casona María

Delicias poblanas

Otro plus del hotel es que su restaurante Santo Menjurje ofrece comida muy rica y poblana. Su carta está muy bien fundamentada, si eres de otro lugar se te antoja conocer más la gastronomía local pues se explica con claridad el nombre del platillo, sus ingredientes y hasta la historia de los más emblemáticos.

Te sugiero probar antojería como las chalupas y las mini cemitas pero sobre todo, las pelonas, que son un pan de manteca frito y relleno de lechuga, carne deshebrada, frijoles, salsa y crema; o las chanclas, que son un pan suave relleno de aguacate con salsa de guajillo, carne picada y chorizo.

Y si quieres una alternativa al mole poblano pide el mole de chile quemado, una tradicional receta con sabores inesperados que van de lo ácido a lo ahumado y se sirve con chambarete de res y salsa de tomate con chipotle tostado. Otro muy peculiar es el mole blanco que lleva piñones y chile güero y se sirve con lomo de res.

Si vives en Puebla o vienes de visita te sugiero que revises con regularidad sus redes sociales pues realizan eventos que combinan el arte con la gastronomía así como cenas maridaje y catas.

Pelonas, antojo poblano Foto: Mariana Castillo

Pelonas, antojo poblano Foto: Mariana Castillo

¿Dónde se encuentra el Hotel Casona María?

Hotel Casona María se localiza en 3 Oriente, 1414 en el Barrio de Analco (del cual te contaremos más muy pronto). Se encuentra muy cerca del Centro Histórico, a 5 minutos del Centro de Convenciones William O. Jenkins y a tan sólo 10 minutos de distancia del Centro Expositor Puebla.

Página web: www.casonamaria.com

Facebook: CasonaMaria / SantoMenjurje

Twitter: @CasonaMaria / @SantoMenjurje

También puede interesarte:

5 actividades en la Ex Hacienda de Chautla en Puebla

Talavera en Puebla, conoce más sobre esta artesanía

Museo Internacional del Barroco en Puebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *