x

Identidad sexual e identidad de género ¿innata, impuesta o aprendida?

La sexualidad siempre ha sido un tema tabú, lo que ha ocasionado que no seamos capaces de distinguir términos tan básicos como identidad sexual e identidad de género. Esto no solo puede generar dudas sobre quiénes somos, también es la causa de que no tengamos una vida sexual plena. Peor aún, nos lleva a caer en la discriminación consciente o inconscientemente, como sucede hoy día con Ángela Ponce, la primera transexual en ganar Miss Universo España, quien nos ha demostrado que la ignorancia e intolerancia es mucho más grande de lo que quisiéramos.

La psicóloga Laura Paris es una especialista en terapia cognitiva conductual en el área de la diversidad sexual, específicamente bisexualidad, así que la contacté para que me orientara un poco sobre el vasto tema de la sexualidad y cómo influye en nuestro desarrollo personal, social y sexual.

¿Cómo descubrimos nuestra sexualidad?

“Lo primero que tenemos que observar es la forma en que un sujeto descubre su sexualidad. Entre los 8 y 10 meses, el bebé comienza a interactuar con sus genitales para conocerlos, entre el año y los dos años identifica que hay otro diferente a él, es decir que hay otro sexo (macho y hembra) y entre los 3 y 4 años, el niño está consciente de su sexo y sabe si se identifica o no con este”, comenta la psicóloga Laura.

Una vez entendido el proceso por el cual comenzamos a forjar nuestra sexualidad, es momento de poner en claro qué es género y sexo para entender qué es la identidad sexual y la identidad de género.

identidad sexual

Identidad sexual e identidad de género ¿cuál es la diferencia?

La psicóloga Laura señala que en la niñez, el género se presenta normalmente entre los 4 a 6 años como un patrón variante de comportamiento y está definido por el contexto cultural, familiar y social.Se puede expresar con los roles o a través de la apariencia, es decir, una niña femenina o masculina que emplea la vestimenta para expresarse o, en el caso del rol, una mujer que elige quedarse en casa, hacer tareas del hogar y cuidar a los hijos porque es ‘lo que las mujeres deben hacer’, según las normas sociales.

La identidad de género se refiere a la forma en la que te concibes socialmente, cómo te desarrollas con el entorno y la forma en la que lo expresas.

Por otro lado, el sexo es la parte biológica del individuo, es decir, sus genitales o aparato reproductor (hombre o mujer). De modo que, cuando se habla de identidad sexual, se refiere a la aceptación de la parte biológica de un individuo.

Ni la identidad sexual, ni la identidad de género tienen por qué estar conectadas o relacionadas con la orientación sexual, es decir, con la atracción que siente una persona hacia un sexo o género en específico.

Transexual vs Transgénero

Cuando una persona no se identifica con su sexo de nacimiento (no acepta los genitales que le toco para lo que el se identifica – hombre o mujer), es reconocida como persona transexual, mientras que si un individuo no acepta le género que la sociedad le asignó, es decir la expresión culturalmente aceptada para hombre-mujer y lo que representa culturalmente, es conocido como transgénero.

identidad sexual

Entonces, ¿la identidad sexual y la identidad de género es innata, impuesta o aprendida?

El sexo, al ser la parte biológica del ser humano, es innata: naces con genitales de hombre o mujer, aunque puedes identificarte con este o no.

También hay que tener en cuenta a las personas intersexuales que son aquellas que poseen rasgos de órganos externos o internos, diferentes a los socialmente aceptados por la parte medica.

El género, por su parte, tiende a ser impuesto o aprendido durante los primeros años, ya que desde pequeños escuchamos frases como: “los vestidos son para niñas”, “los niños juegan con carritos”, “las niñas no dicen malas palabras”, “los niños no lloran”, e incluso, aseveraciones como “las niñas solo se casan con niños”, que pueden influir en la concepción del género y en cómo se acepta la orientación sexual durante la adolescencia o vida adulta.

En torno a este tema, la psicóloga Laura comenta que “la sociedad mexicana está permeada por la religión y la política, que, a su vez, influyen de manera directa en la educación de un infante. Aquí no se habla abiertamente de sexualidad y menos teniendo en cuenta las normas religiosas. La sexualidad es abordada desde dos vertientes: la culpa y la consecuencia, por ejemplo, ser bisexual es ser promiscuo e ir al infierno”. Esto ha generado innumerables tabúes y clichés, lo que deriva en las fobias, la discriminación y los prejuicios..

El género y sus vertientes

“El género, al ser forjado por una sociedad, pude tener más variantes que el sexo y aunque se hable poco del tema, es importante que las personas estén conscientes de lo que significa y representa.” comenta la psicóloga Laura.

Existe el género masculino y el género femenino, que son de los que más se habla y que distinguimos a la perfección. Sin embargo, existen otras vertientes como el género neutro, el queerfluid y otros que pueden no quedarnos tan claros.

“El género neutro, también conocido como no binario es un individuo que elige expresarse con ambos géneros por igual” asegura la psicóloga Laura. Pero, para dejarlo más claro pongamos un ejemplo: puede existir una mujer que se identifique como  mujer sexualmente, pero le agrade vestir prendas masculinas y femeninas, de modo que no sea evidente para el resto de la sociedad el género que posee.

identidad sexual

Por otra parte, la psicóloga explica que el género queer luid “es más una representación de la visión política y cultural de la sociedad en la que uno se encuentra. Combinan el género masculino y femenino de manera muy marcada como una forma de protestar o ir en contra de las normas sociales y los roles establecidos”.

Si quieres conocer la gama de identidades y orientaciones reconocidas hasta el momento por la comunidad, Tal vez te interese este artículo sobre el significado de LGBTTTIQ+.

Sin importar la identidad sexual o la identidad de género, todos merecemos respeto

“La aceptación y educación comienzan en casa, si las personas que técnicamente deberían amarnos sin condición, como la familia, nos rechazan por lo que somos, imagínate lo difícil que va a ser enfrentarnos al resto del mundo”, comenta la psicóloga Laura.

Por esto es tan importante la educación sexual, hablar sobre la identidad sexual e identidad de género, conocer lo que implica nuestra sexualidad, su diversidad y entender que lo más importante es conocernos, aceptarnos y amarnos por lo que somos sin juzgar a nadie por su identidad.

Si requieres más información:

Fracebook: Laura Paris

Página Web: Laura Paris

También podría interesarte…

Guía breve para entender (ahora sí) el significado de LGBTTTI+

En el cuerpo correcto: entre la identidad y el deber

¿Tienes más dudas sobre identidad sexual e identidad de género?

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *