x

La importancia de la ciencia y tecnología en México

¿Y si la NASA fuera mexicana?, ¿y si Apple, Samsung o Google hubieran sido desarrolladas por mexicanos? Probablemente has fantaseado con la idea de México como potencia mundial en tecnología y, aunque nos gustaría pensar que los cambios se pueden dar de un momento a otro casi por arte de magia, hay algo en lo que especialistas coinciden para empezar a generar cambios en el país: apoyar la ciencia y tecnología en México.

Para explicarlo en una secuencia sencilla: la ciencia básica está relacionada con la ciencia aplicada, lo que generaría más tecnología, que potenciaría la economía y, por ende, traería bienestar a México.

Sin embargo, en términos generales proporcionados por el Conacyt, México es un país que gasta más en tecnología de la que produce, invierte poco para ciencia y tecnología, tiene un índice bajo de investigadores de acuerdo con la OCDE y se conceden pocas patentes nacionales.

En ciencia y tecnología, México se ubica en el lugar 46 de 140 países en el índice de competitividad global del World Economic Forum (WEF).

ciencia y tecnología en México

Los avances científicos y tecnológicos en México han sido pocos en comparación con otros países de la OCDE.

 

Recursos destinados a la ciencia y tecnología en México

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) expuestos durante la plática ¿Ciencia para qué?, el apoyo en ciencia y tecnología en México ha crecido poco desde más de 20 años.

Durante su turno al micrófono en el Tercer Encuentro Libertad por el Saber, la investigadora del Instituto de Radiostronomía y Astrofísica del Campus Morelia de la UNAM, Susana Lizano, explicó que el recurso destinado del Producto Interno Bruto (PIB) para ciencia y tecnología en México pasó de 0.23% en 1994 a 0.46% en 2017.

Si comparamos otros países en los que el desarrollo económico está despuntando gracias a la inversión en ciencia y tecnología como Japón, China o Corea del Sur, el presupuesto destinado del PIB aumentó de 2000 a 2016.

En el caso de Corea del Sur, el presupuesto pasó de 2% a 4% en dicho lapso, China pasó de 1% a casi 2%, y Japón se ha mantenido sobre 3% subiendo y bajando casi llegando a 3.5%.

 

Balanza de pagos por tecnología en México

No es un secreto que México es un país cuya economía no depende de la tecnología. En las siguientes tablas se muestra el desempeño de México y la comparativa con otros países de la OCDE.

ciencia y tecnología en México

En cuanto a ciencia y tecnología en México, se compra más de lo que se produce.

ciencia y tecnología en México

En comparación con otros países, México tiene un bajo rendimiento en producción de tecnología.

Investigadores y patentes sobre ciencia y tecnología en México

En 12 años, los miembros del Sistema Nacional de Investigadores en México pasaron de 10,189 personas a 25,072. Lo que representa un crecimiento de 146%.

La mayor cantidad de investigadores se encuentra en la Ciudad de México (8,129), mientras en el resto de la república la cifra desciende desde 1,456 personas en Estado de México hasta 113 en Guerrero.

Según estándares de la OCDE presentados por Lizano, la media nacional debería ser de 8.3 investigadores por cada mil habitantes. En México tenemos 0.8 investigadores por mil habitantes.

Si lo comparamos por entidad federativa, en Ciudad de México la cifra sería 0.91 y en el resto del país este número bajaría desde 0.55 en Morelos hasta 0.03 en Guerrero.

Mientras que, en términos de patentes, la cifra en México no luce nada bien. Según datos del Conacyt de 2017, la mayoría de las solicitudes y patentes concedidas en la república fueron a extranjeros.

  • Solicitadas nacionales: 1,334
  • Solicitadas extranjeras: 15,850
  • Concedidas nacionales: 407
  • Concedidas extranjeras 8,103

 

Acciones recomendadas en México

La investigadora concluyó con una serie de acciones que pueden tomarse en el país para que influyan en los niveles de prosperidad y en bienestar de su población.

  • Aumentar la inversión pública y privada en CTI.
  • Incrementar el capital humano de alta calidad que genere nuevo conocimiento y promueva el desarrollo de nuevas tecnologías.
  • Incorporar actitudes emprendedoras y de innovación en el sector productivo.

Algunas acciones concretas:

  • Fortalecer los lazos academia e industria.
  • Ofrecer becas a estudiantes de maestría y doctorado para estancias en la industria.
  • Preparar a los estudiantes con competencias en matemáticas, computación, estadística, manejo de grandes bases de datos.

 

También podría interesarte:

¿Qué opinas de la ciencia y tecnología en México? ¿Qué alternativas o mejoras considerarías para optimizar esta rama?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *