x

Impresoras 3D rediseñan al mundo de la arquitectura

Desde la aparición de impresoras 3D, las posibilidades de creación se han vuelto infinitas y en el campo de la arquitectura los avances parecen ir a pasos agigantados. Existen proyectos que van desde el desarrollo de casas sustentables creadas en menos de 24 horas, hasta estaciones espaciales en la luna y Marte.

Impresoras 3D en la construcción

En un inicio, el material y proyección de las impresoras 3D era limitado y los objetos que podían fabricarse (al menos en el área de la construcción) eran útiles solo para maquetas. Y, aunque los avances son significativos, cada año los proyectos digitales nos sorprenden más.

En esta ocasión te cuento sobre cuatro ejemplos de las increíbles cosas que pueden fabricarse con impresoras 3D.

 

Proyectos arquitectónicos realizados con impresoras 3D

4. El primer puente de acero impreso

Abran paso a los robots: el primer puente de acero creado con una impresora 3D ya está aquí. Funciona como paso peatonal en Ámsterdam y, aunque es un proyecto pequeño, abre el camino al desarrollo y creación de infraestructura con robots.

El proyecto corre a cuenta de la empresa MX3D, una pionera en el uso de robots e impresoras 3D para crear infraestructura. Desde 2015, dicha firma trabaja en el desarrollo del puente de 12.5 metros de largo por 6.3 metros de ancho.

La estructura se construyó con 4,500 kilogramos de acero inoxidable y 11,000 kilómetros de alambrado (todo diseñado y modelado por máquinas).

Las etapas que restan para que el puente tenga luz verde son una prueba de resistencia, completar la estructura (que prácticamente solo son detalles) y la presentación del proyecto al mundo.

Impresoras 3D

El puente de acero se hizo con cuatro robots e impresoras 3D durante seis meses. Foto: MX3D.

 

3. Edificio de cinco plantas creado por robots

La firma China WinSun ha sorprendido en el uso de impresoras 3D desde hace una década y con su impresora de 40 metros de largo ha podido crear piezas enormes para la construcción de inmuebles como un edificio de cinco plantas y una villa de 1,100 metros cuadrados.

De acuerdo con la compañía, los beneficios de utilizar una impresora 3D en la construcción de sus proyectos les ahorran hasta 60% en residuos, disminuye los tiempos de producción notablemente y los costos laborales pueden ser 80% menores. Y ahora te preguntarás: ¿corren riesgo los empleos en la construcción?

Impresoras 3D

La empresa Winsun ha trabajado desde más de 10 años mejorando sus impresoras 3D para crear mejores proyectos. Foto: Winsun.

2. Viviendas en menos de 24 horas para El Salvador

La compañía de construcción y tecnología Icon, en coordinación con la organización sin fines de lucro New Story, tienen un proyecto entre manos que ayudará a personas en situación vulnerable a contar con una casa de entre 600 a 800 metros cuadrados que estará lista en menos de 24 horas.

Como inicio de campaña, las compañías realizarán 100 viviendas en El Salvador para familias en extrema pobreza y condiciones inseguras. El primer paso para esta iniciativa fue desarrollar un prototipo en Austin, Texas, donde se construyó una vivienda e 350 metros cuadrados en 48 horas por un costo de 10,000 dólares.

La compañía Icon explicó que para la vivienda en Austin utilizaron una impresora llamada Vulcan I y planean crear otra impresora (Vulcan II) que será más rápida que su predecesora y con la cual podrán realizar una vivienda en menos de 24 horas.

 

1. Estaciones espaciales hechas con impresoras 3D en la luna y Marte

Suena al inicio de una película con Matt Damond, pero no es algo alejado de la realidad. La empresa Foster + Partners, del consorcio formado por la Agencia Espacial Europea, ha desarrollado una estrategia para la creación de una base lunar para cuatro personas que sea capaz de proteger al personal de meteoritos, radiación gamma y fluctuaciones de temperatura.

Para evitar los problemas por material y mano de obra, la propuesta de la compañía constructora es utilizar tierra lunar (conocida como regolito) y una impresora 3D robotizada.

La primera fase será llevar en un cohete espacial una base a la luna que se despliegue de un módulo tubular. Después, una cúpula inflable se extenderá para convertirse en estructura de apoyo.

Impresoras 3D

El proyecto de base lunar será construido con material recolectado en el mismo satélite. Foto: Fosters + Partners.

Una vez lista la estructura que funcionará como esqueleto, la impresora 3D robotizada escarbará el material lunar. Posteriormente, se hará la mezcla para construir un armazón protector sobre el módulo y la cúpula. Se calcula que el trabajo podría durar tres meses, aproximadamente.

Se prevé que la base lunar se instale en el polo sur del satélite. Para comprobar el proyecto, se creó una maqueta de 1.5 toneladas y se realizaron pruebas de impresión a menor escala en una cámara al vacío para reproducir las condiciones gravitacioneles en la luna.

Por otra parte, para el módulo en Marte, la empresa Foster + Partners desarrolló un proyecto similar al de la luna. Pero una de las diferencias es que se cavaría un cráter de 1.5 metros de profundidad en el lugar en el que se instale la base.

En la actualidad, existe una campaña creada por la NASA para buscar estrategias, diseños y conceptos de bases construidas con impresoras 3D para Marte.

 

También podría interesarte:

 

¿Qué opinas sobre estos avances, te gustaría vivir en una casa hecha con impresoras 3D?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *