x

Ingredientes poco comunes en las delicias vegetarianas

Hemos escuchado muchas veces que la comida vegetariana no es insípida, pero ¿realmente sabes por qué? Además de existir un sinfín de sustitutos de alimentos como las carnes vegetales, la leche de soya, las almendras, la avena y algunos derivados de la leche como el queso y la margarina que pueden elaborarse de forma vegetariana, existen ingredientes poco comunes que le dan un sabor único y delicioso a los platillos.

La comida vegetariana suele incluir algunos cereales como mijo, quinoa, polenta, bulgur, cuscus, y sarraceno.

Mijo. Su sabor es neutro, suave y muy parecido al de la mantequilla. Se puede cocinar solo y es buen sustituto de la pasta y el arroz en la dieta debido a su cantidad de nutrientes.

Quinoa. Es originario de América del Sur y no es propiamente un cereal, más bien se agrupa en la familia de las acelgas. Su sabor es similar al de la nuez y es rico en aminoácidos esenciales para la digestión. Se usa mucho para la elaboración de alimentos dulces como los postres y la bollería.

Polenta. Se elabora a partir de la harina del maíz y es muy usado en España. Es una especie de papilla un tanto dura con la que se pueden elaborar platillos salados y dulces.

Bulgur. Es muy popular en la gastronomía de Oriente Medio y África del Norte, y es la base de algunos guisos o ensaladas. Este ingrediente tomado del trigo normalmente es remojado en agua y representa un importante aporte de carbohidratos.

Cuscús. Se usa mucho en la comida árabe y también proviene del trigo. Es un cereal con una elevada cantidad de hidratos de carbono en forma de almidón.

Sarraceno. Es una gran fuente de energía, además de ayudar a la circulación sanguínea. Es originario de Asia y con él se elaboran algunos fideos y pastas para crepas.

La mayoría de los productos que te mencionamos los encuentras en tiendas de alimentos naturales o dietética. Aunque son usados para platillos vegetarianos, también constituyen parte fundamental de la dieta de cualquier persona. Pruébalos y cuéntanos en qué recetas los incluiste.

Fuente: ecoportal.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *