x

Insectos comestibles en México

Insectos comestibles en México

Por: Mariana Castillo y Lucía Velázquez

Conoce el origen, preparación y un poco de historia de algunos de los más deliciosos ingredientes de la cocina mexicana: los insectos. Se consumen en diversos lugares del país y aquí te mencionamos algunos de ellos:

Chapulines

El chapulín era ya cocinado desde los mexicas, zapotecas y mixtecas antes de la llegada de los españoles y se caracterizan por su color rojizo. Se cocinan tostándolos y dorándolos. Puedes encontrarlos para botanear, hechos en salsa, tamales o tostadas. Se encuentra en varias regiones del país como Oaxaca y el Valle de México.

Gusano grande de agua o tsats 

El tsats (gusano en tzotzil) crece entre los árboles de caulote de varios municipios de Chiapas. En Simojovel de Allende se acostumbra prepararlos hervidos, aunque también se doran con sal, limón y chile. Solo aparecen entre julio y agosto.

Cuetla, chiancuetla o tepolchichic

Así se le conoce a las larvas de mariposa que crecen en las plantas de chía, cuaulote, jonote y tlahuilote. Se recolectan sus orugas en temporada de lluvias y se hierven, secan o se tuestan en el comal. Se suelen comer en tacos de tortilla de maíz, condimentados con salsa de chile pasilla. Se comen en la mixteca de Guerrero y en el centro de Veracruz y Puebla.

Gusano de maguey 

Es una larva de mariposa que, en época de lluvias, crece en las hojas, pencas y raíces del maguey. Son caros debido a que la extracción de dos o cuatro animales ocasiona la pérdida total de la planta, que requiere varios años para llegar a su madurez. Se come frito o cocinado. Suele consumirse en Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México y Oaxaca.

Chinches de mezquite, xohues o shamues

Son unos animales que viven en los mezquites y son muy utilizados en la huasteca hidalguense. Deben capturarse por la cabeza, con el propósito de obligarlo a vaciar un líquido amarillento y apestoso que les sirve de defensa. Su preparación es similar a la de los chapulines: se depositan en una cubeta de agua con cal y se dejan reposar.

Después, se cuecen en limón y sal; se asan vivos en el comal y se guisan con salsa para comerse de inmediato en tortillas de maíz recién hechas. Además se utilizan como rellenos de albóndigas o tlacoyos y también como aderezos en carnes. La temporada para consumirlos es entre marzo y mayo. En Querétaro se conocen como tantarrias.

Escamoles

Conocido en el mundo como “el caviar mexicano”, son las larvas de la hormiga, que se comen fritas con mantequilla y epazote, en mixiote, en mole, en barbacoa, etcétera. Se cosechan cada año, entre los meses de marzo y abril en los estados de GuanajuatoHidalgo y Tlaxcala. También se les llama azcamolli, huigues o “maicitos”.

Chinicuil o gusano de mezcal

Se recogen como larvas hacia finales de agosto y para septiembre nacen estas orugas conocidas como gusano rojo o gusano colorado. Se tuestan en un comal donde son arrojadas vivas o se fríen hasta tostarse y se sirven sobre una tortilla untada con guacamole. También se muelen con tomate y chile pasilla para hacer una salsa. Se utilizan para dar sabor y color a algunas variedades de mezcal. Se comen en Hidalgo y Oaxaca, principalmente.

Axayácatl (chinche de agua)

También es llamada “mosco para pájaros” y se conoce desde la época precortesiana. Las crónicas de los evangelizadores cuentan que Moctezuma era afecto a estos insectos junto con sus huevecillos (ahuautle o ahuahutle) y eran traídos desde Texcoco por corredores nativos hacia Tenochtitlán, por lo que los consumía frescos en el desayuno.

Se tuestan, mientras que la ahuautle se suele preparar en tortas rebozadas en huevo y fritas, o en tamales o mixiotes. Se encuentran en la cuenca lacustre del valle de MéxicoEstado de México y Oaxaca.

Cupiches, chamas, huenches o conduchas

Son los nombres comunes dados a las larvas de la mariposa del madroño. Se recolectan siendo capullos y se comen tostadas en el comal. Son oriundos de Michoacán.

Jumil

Estos insectos, que se comen vivos, tienen un característico sabor a canela proveniente de los tallos y hojas de los encinos de los cuales se alimentan. En la época prehispánica se recolectaban para la celebración del día de muertos. En el Cerro del Huixteco, en el municipio de Taxco, Guerrero, existe un templo dedicado a ellos. Pueden encontrarse en los estados de Guerrero y Morelos.

Hormiga chicatana

Se comen cuando comienzan las lluvias de junio en forma de salsa, sopa, tamales o guisados para hacer en tacos. Fueron mencionadas por primera vez en el Códice Florentino, la enciclopedia del saber mexicano del siglo XVI, donde se les llamó tzicatana. Se recolectan en Guerrero y Oaxaca y debido a la dificultad para encontrarlas son costosas (pueden llegar a alcanzar hasta los 1000 pesos o más por kilo).

Escarabajos comestibles

Hay al menos 88 especies de escarabajos de la orden de las coleópteras se comen en México. El más conocido es chahuis o xamoes, que se alimenta del árbol del mezquite. Al prepararlos, deben tostarse bien pues de otro modo tienen un sabor amargo. Se localizan en estados como Hidalgo, Tabasco, Guerrero, Veracruz, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Distrito Federal, Nayarit, Chiapas y Michoacán.

Libélulas

Existen alrededor de seis números de especies y se consumen en estado de ninfas. Se comen en Sonora, Hidalgo y Estado de México.

¿Qué otros conoces?

Fuentes: entomologia.ne, uaemex.mx, gusanoscomestibles.blogspot.com, alimentacion-sana.com.ar, concatur.com, ipn.mx
Resumen
Nombre de artículo
Insectos comestibles en México
Descripción
Conoce el origen, preparación y un poco de historia de algunos de los más deliciosos ingredientes de la cocina mexicana: los insectos.
Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *