x

La Barraca Valenciana más que tortas en Coyoacán

La Barraca Valenciana es un lugar con años de tradición en Coyoacán y una trayectoria que es testimonio del cambio generacional y la adaptación para mejorar con el paso de los años.

Lo mejor es que ahí no solo hacen tortas magníficas sino que encontrarás platillos más elaborados de cocina española que son una gozadera para quienes aman las carnes frías, la intensidad de las hierbas y la frescura de la comida del mar.

La torta es un alimento que me encanta por ser práctico y económico. Hay de tortas a tortas pero para que una entre en mi corazón comilón debe tener un pan que aguante el relleno y no sea muy dulce (una telera de consistencia suave pero compacta, un bolillo crujiente y esponjoso recién hecho o un birote de Guadalajara, ese incomparable en las ahogadas).

En la ciudad hay muchas tortas que me gustan, unas más baratas que otras, algunas callejeras y otras tantas de locales. Hay una que podría comer diario (sin exagerar) y es la torta del mar. Chimichurri y calamar para la felicidad absoluta que no te deja desgastado en la quincena.

¿Cómo empezó todo?

La historia de La Barraca Valenciana empezó hace 27 años cuando José García, un español radicado en México, abrió un mostrador en el cual se vendían tortas en Coyoacán (y se hacían filas para comprarlas). Luego, abrió un pequeño local alterno. Él partió de vuelta a España y su esposa Margarita se quedó a cargo.

Hace cinco años, su hijo, el chef José Miguel García, tomó las riendas. Le dio a lugar un giro necesario y delicioso. Él no dejó de vender este rico alimento democrático y tan mexicano sino que cambió la carta, añadió su talento en las recetas y entendió el mercado actual.

Aunque fue difícil el choque generacional con su madre, ella decidió apoyarlo. A ese trabajo en equipo ahora se agregó Ana, la novia de José Miguel. Los esfuerzos han dado buenos frutos. El lugar está casi siempre lleno y la gente continúa formándose para comer aquí. Pocos pueden jactarse de estar en el gusto de los comensales por tantos años y de manera constante.

Y, aunque ya tienen otra sucursal en Mercado Roma, este espacio está entre los favoritos en Coyoacán como una buena opción para comer al sur de nuestra urbe de varios tragones y cheleros, no solo por el sabor de los alimentos sino por la atención y la sencillez que se busca para esos días de antojo.

¿Qué comer y beber en La Barraca Valenciana?

La torta del mar es de sus platillos más vendidos, y con razón, sin duda debes comerla. Otra de las mejores es la Girona con lomo, tocino y queso. También prueba la Secretaria, que lleva pierna, chorizo y queso, o la Navarra, con chistorra y queso. Todas las carnes frías y lácteos son de excelente calidad. Se mezcla lo mejor de dos mundos, lo nacional y lo importado. Los camarones cucaracha con romesco, las papas bravas y las paellas son otros imperdibles.

José Miguel es un apasionado por la cerveza artesanal y desde que la probó hace algunos años le encantó y se metió de lleno en el tema (tanto que hasta abrió la tienda Tu chela en Xicoténcatl 162, en la que da talleres y vende insumos para su elaboración casera).

Él selecciona cuidadosamente las etiquetas y diferentes estilos que se venden en el restaurante, que fue de los primeros en tener esa oferta disponible así que acércate a su refrigerador y elije la que más se te antoje. Conoce la opinión de José Miguel en el texto “Cerveza artesanal en México, seis miradas sobre el tema”. Otras bebidas disponibles son la chufa o el tinto de verano.

Avenida Centenario 91, colonia del Carmen.

Alrededor de $200 pesos por persona.

Agradecemos a José Miguel García su apoyo para este artículo.



Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.