x

La forma en que cocinas, un factor para lograr comida saludable

 

Un factor para lograr comida saludable es aquél que se encuentra en el arte de preparar alimentos saludables implica más que cocer y comer. En esos procesos si no lo haces correctamente puedes perder los nutrientes.

Julia Salinas, nutrióloga, nos cuenta algunas buenas prácticas para conservar nutrientes al cocinar:

La temperatura, los utensilios y otros detalles

Utiliza sartenes que se puedan limpiar fácilmente para que no guarden bacterias y que no se rayen cuando los laves.

Calienta a temperatura uniforme el sartén, eso ayudará a que la cocción sea rápida y pareja, sin necesidad de utilizar grandes cantidades de aceites o mantecas.

No cocines a temperaturas muy altas, porque los componentes o moléculas de los alimentos se modifican y pierden propiedades.

No hiervas las verduras, porque se quedan sin nutrientes, hay un punto exacto antes del hervor y  la mejor señal de que se ha llegado a éste es el color.

Qué tomar en cuenta al cocer y empanizar

Lo mejor es realizar la cocción de la comida con la misma agua que suelten los alimentos, así logras que los nutrientes se conserven y evitas sumarle las calorías de aceites o mantecas.

Si te gustan los empanizados, sustituye el pan por amaranto, cereal integral triturado,  avena tostada y molida.

¡Y ten cuidado de que no se queme!, porque cuando sobrecalientas los panes y las harinas de los capeados o empanizados, el carbón que se produce es dañino, consumirlo está relacionado con el cáncer.

Respecto al uso de aceites

Si vas a utilizar aceite que sea el más transparente y ligero que se pueda; estas características las tienen los aceites vegetales.

Es un mito que el aceite de oliva sea el mejor para cocinar en caliente, tiene muchas propiedades, pero en frío, escucha por qué

Usa aceite en aerosol, si no te conviene (por precio y porque es envasado industrialmente) puedes hacer uno casero,  compra un atomizador de agua y coloca ahí tu aceite. Con una atomización es suficiente.

No utilices más de una vez ningún tipo de  aceites, al recalentarse producen substancias que afectan la salud.

 

Agradecemos a Julia Salinas, nutrióloga las facilidades para esta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *