x

La talavera de Puebla ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La talavera de Puebla y Tlaxcala ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La talavera de Puebla ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Así declaró este 11 de diciembre la UNESCO a la talavera de este estado y de Tlaxcala en México, así como a la de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, en España.

El XIV Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de este organismo tomó esta decisión en Bogotá y consideró que los procedimientos para su fabricación, decoración y esmaltado siguen siendo idénticos a los empleados en el siglo XVI tanto en Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo y Puebla.

La cerámica mayólica, el nombre que se le da desde el Renacimiento a la loza con esmalte de plomo y estaño, que es decorada con motivos elaborados con minerales, llegó a México con los españoles en el siglo XVI. Justo es el conocimiento y la cultura asociada lo que hace tan valiosa esta técnica.

Moldeado de la talavera de Puebla Foto: Cortesía Epicuristas

Moldeado de la talavera de Puebla Foto: Cortesía Epicuristas

La talavera de Puebla, sus raíces y su Denominación de Origen

Los ceramistas que la introdujeron provenían de Talavera de la Reina, una localidad de Toledo, España. Ahí esta técnica tiene raíz árabe y se ha trabajado por más de cinco siglos. Hay diferentes objetos elaborados con ella, que van del uso religioso al civil. Los azulejos se pueden encontrar en fachadas de iglesias y conventos, así como en casas (en comedores y cocinas) y en utensilios como vajillas, cazuelas, ollas, soperas, jarras y floreros.

Los colores empleados tradicionalmente para la talavera son el azul cobalto, amarillo, negro, verde, naranja y malva, todos ellos provenientes de minerales. Gracias al proceso de elaboración los tonos de una pieza están garantizados por 450 años.

Los talleres que elaboran sus piezas a similitud de las Ordenanzas del siglo XVII cuentan con Denominación de Origen, que ampara la cerámica que se fabrica en Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali de Herrera en este estado, así como en San Pablo del Monte, al sur del estado de Tlaxcala.

La talavera de Puebla tiene Denominación de Origen Foto: Cortesía Epicuristas

La talavera de Puebla tiene Denominación de Origen Foto: Cortesía Epicuristas

Proceso de elaboración de la talavera de Puebla

  1. Preparación del barro: se combinan arcilla negra y blanca. Su mezcla asegura mayor dureza durante el horneado.
  2. Modelado: los alfareros son encargados de dar forma a las piezas y de cuidar el proceso de secado en el que es de suma importancia mantener una temperatura ambiente regular para que este sea parejo y se logre la misma dureza en todas sus partes. No se permite ningún tipo de aditivos para la aceleración de este proceso y el tiempo de secado puede ir desde las dos semanas hasta los seis meses dependiendo del clima.
  3. Secado: la pieza se hornea a una temperatura de 1,000 a 2,000 grados centígrados por un periodo de 10 horas. Al resultado del primer horneado se le llama “jahuete”, palabra indígena que significa ‘galleta cocida’.
  4. Esmaltado y secado (24 a 48 horas): cuando las piezas están secas y toman un color blanco, cada una se firma a mano con pincel de pelo de mula.
  5. Estarcido: esta técnica consiste en estampar con carbón el esténcil de decorado, que es hecho a mano en papel albanene.
  6. Decoración: hay dos variantes, el plumeado, en el cual se usa el color azul cobalto y no existe un patrón a seguir, es decir, se hace directamente en la pieza, por lo que requiere de gran experiencia y creatividad; y el decorado en color, en el que se usan patrones prestablecidos.
Decorado de la talavera de Puebla Foto: Cortesía Epicuristas

Decorado de la talavera de Puebla Foto: Cortesía Epicuristas

¿Dónde puedes conocer más sobre la talavera de Puebla?

Si andas en la capital de Puebla te sugiero ir a Talavera Uriarte, el taller más antiguo de talavera en México (fundado en 1824) que, junto con otros ocho, gracias a su proceso de producción, cuenta con Denominación de Origen desde 1995.

Esta casa artesanal está repleta de anécdotas, tradición y sorpresas, que data de 1824 y tiene 100 empleados que por generaciones han plasmado poemas con sus manos en objetos. Héctor García, por ejemplo, lleva 21 años como alfarero. Victoria Barragán, otra de las trabajadoras de Uriarte, pinta los detalles con un pincel de pelo de mula y una precisión impecable. El trabajo del artista es similar al de la alquimia, “hay que soñar con las manos”, escribió Octavio Paz en El cántaro roto.

Verás desde las áreas de formado y modelado, donde el barro se amasa como si se fuera hacer pan, hasta las de cocción, la de esmaltado o vidriado, y la diseño y pintura. También admirarás su galería con algunas piezas contemporáneas de artistas como Patricia Soriano, Pedro Friedeberg y Luis Nishizawa.

Pintado de la talavera de Puebla Foto: Cortesía Epicuristas

Pintado de la talavera de Puebla Foto: Mariana Castillo

Lee más sobre ellos aquí:

Talavera en Puebla, conoce más sobre esta artesanía

Agradecemos a Epicuristas y Ángel Vázquez su apoyo para esta nota.

También puede interesarte 

La maga del barro en Atzompa: conoce a Enedina Vásquez

Jarras y tarros pulqueros en la Fábrica de Vidrio La Luz en Puebla

Artesanos de Colima, el oficio, el entorno y la herencia

¿Qué opinas de que la talavera de Puebla y Tlaxcala ya sea Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *