x

La torta de tostada en Santa Clara del Cobre

Existe la torta de tamal, la de chilaquiles y también la torta de tostada en Santa Clara del Cobre, Michoacán. La comida en México está llena de historias y, sobre todo, de esa calidez e identidad que puedes encontrar desde las esquinas hasta los restaurantes.

Francisco Pureco y Estela Zepeda son el matrimonio originario de esta localidad reconocida por su trabajo artesanal de cobre. Ambos fundaron Tortas y Tostadas “Don Pancho” en 1975, justo en la plaza central de esta ciudad, a una hora de Morelia. Pero la torta de tostada, que hasta sus canciones tiene, es su creación más querida.

Estela Zepeda, su esposo Francisco Pureco y su hija Rosa en el Festival Morelia en Boca 2017. Foto: Mariana Castillo

¿Cómo nació este platillo?

Estela Zepeda explica que hace doce años tenía mucha hambre y no tenía clientes. Se hizo una torta de queso de puerco y la metió unos minutos al horno de leña. Al sacarla y sentir el pan calientito de repente decidió agregar un toque más entre panes: una tostada de carne apache, que es una mezcla de carne de res cocida con limón, jitomate, cebolla y chile de árbol.

El resultado fue esta creación que sigue siendo más que reconocida, no solo por los oriundos de Santa Clara del Cobre y los michoacanos sino por los viajeros que llegan gracias a las recomendaciones de sus fieles clientes.

Toda esta fama se logró de boca en boca. Primero fueron los estudiantes de la zona, luego los trabajadores de los alrededores y así poco a poco hasta convertirse en tradición.

Centro de Santa Clara del Cobre, Michoacán Foto: Mariana Castillo

¿Qué lleva una torta de tostada?

En la actualidad el exquisito antojo se prepara untando una telera con frijoles, queso de puerco, cebolla, repollo (col), chile perón (manzano) y salsa roja más la tostada con ese guiso frío similar a una carne tártara. El disco de maíz está frito en manteca y hay dos momentos en los cuales se deja al horno: antes y después de la tostada.

El queso de puerco no es cualquiera. Estela cuenta que lo prepara con cabeza de puerco hervida en agua y vinagre. Ya cocida, se deshuesa, se pica en cuadros y se extiende en una toalla de manta sobre un metate. Se amarra la tela y se coloca encima de ella otra piedra para prensar la carne. Se deber dejar así un día entero, luego se retira la piedra y así se obtiene este manjar casero, del cual hace alrededor de 40 kilos a la semana.

Preparando tortas de tostada Foto: Mariana Castillo

Otros secretos

No hay nada mejor que un pan a la leña: el horno que se utiliza es de cobre y para ellos es fundamental tenerlo. Al dar la primera mordida, la mezcla de texturas, temperaturas y sabores ácidos y grasos logra que este antojo peculiar sea adictivo.

Pancho tiene 65 años y narra que le piden estas tortas de tostada para bautizos, cumpleaños y eventos familiares. Estela cuida cada detalle y si bien tuvo nueve hijos, la ayuda solo uno de ellos, Rosa, así como otros parientes.

El puesto Foto: Mariana Castillo

Las rolas dedicadas a la torta de tostada

Su hermano Vicente es uno de los familiares que está en el puesto y quien después de compartir unas cuantas palabras con los nuevos comensales que llegan al local, tiene la confianza de cantar algunas rolas relacionadas con este bocado callejero:

“Si has estado en Michoacán

Pásale hoy a Santa Clara

Yo te invito a que disfrutes

Esa torta con tostada

Que prepara Don Panchito

Que es el Don de la tostada”.

Comer en la calle y con las manos

Estela confiesa que están preocupados pues las autoridades quieren que ellos se retiren de ahí después de tantos años. Al observar el puesto se ve limpio, ordenado y la gente local no desea que ellos se muden. Los tres afortunados y yo que la comimos, la disfrutamos sin problemas estomacales posteriores.

Comer en la calle y con las manos es parte de la cultura alimentaria de México. Es necesario y entendible el tema de salubridad, pero se necesita que cada funcionario y persona involucrada en una reestructura de estos puestos primero escuche las necesidades de los vendedores antes de imponer soluciones al vapor o sin análisis previos.

Si se te antojó la torta de tostada de Tortas y Tostadas “Don Pancho” ve a Santa Clara del Cobre a conocer a la familia Pureco Zepeda. Verás que más que coleccionar platillos probados o hablar de sabores comer a la mexicana es un tema que tiene implícita a la familia y la comunidad.

Vicente y Estela Zepeda y familiares en puesto “Tortas y tostadas Don Pancho”. Ese día Francisco estaba en Morelia atendiendo otro evento Foto: Mariana Castillo

Agradecemos a Morelia en Boca, a Rosalba Morales y a Rafael Mier su apoyo para esta nota.

También puede interesarte:

Salsa de zarzamora con chile manzano, una delicia michoacana

Queso Cotija, datos que debes saber y algunos consejos para comerlo

5 platillos tradicionales de Michoacán que quizá no conocías

Comments

  1. Paty Quiroz

    Nunca se me hubiera ocurrido esa combinación, se lee deliciosa, tratare de prepararla en casa. Gracias por dar a conocer tantas comida y lugares tan hermosos.

  2. Mariana Castillo

    Gracias a ti por leernos, Paty. 🙂 Nos cuentas cómo te fue preparándola en casa. Saludos afectuosos.

  3. Mariana Castillo

    Gracias a ti por leernos. Nos cuentas qué tal te queda y si te gustó. Saludos. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *