x

La vajilla de Sanborns narra una historia de amor

¿Alguna vez te has preguntado quién hace la vajilla de Sanborns? La próxima vez que vayas a alguno de estos restaurantes fíjate bien en ella y sigue leyendo para saber qué significa su diseño.

Walter y Frank Sanborn, originarios de California, Estados Unidos, inauguraron Sanborn American Pharmacy, su primera tienda en el centro de la Ciudad de México en 1903.

Después de la Revolución, ellos rentaron y remodelaron la Casa de los Azulejos, edificio histórico que estaba abandonado. Lo convirtieron en un lujoso restaurante, salón de té, fuente de sodas, tienda de regalos, farmacia y dulcería.

Desde entonces, diferentes personalidades de la vida política, social y cultural del país han comido en estos platos emblemáticos. Si bien ir ahí en la actualidad es un acto casual, antes era un suceso elegante.

Casa de los Azulejos, un edificio importante en el Centro de la Ciudad de México Foto: Wikipedia

Blue Willlow y su origen

El nombre del diseño que tienen estos platos, tazas, salseras y más es conocido como Willow o Blue Willow, explica Hans Kritzler, director general de Ánfora, fábrica de porcelana mexicana que elabora estas vajillas desde hace más de tres décadas.

La historia de este modelo se remonta a 1772, cuando Thomas Turner, un célebre artesano de vajillas llegó a Shropshire desde Worcester, Reino Unido para especializarse en la venta de artículos con diseños chinos en ese color azul cobalto muy peculiar.

Fue en 1780 cuando se introdujo este patrón celeste que fue grabado para Turner por Thomas Milton. Este artesano, que nació en 1765, se convirtió en un alfarero muy renombrado y convirtió una historia de amor en un clásico para diferentes empresas de porcelana renombradas en aquellos años.

El diseño en serigrafía de los platos de porcelana de Sanborns que se elaboran en Ánfora Foto: Mariana Castillo

El diseño que incluye una historia de un amor imposible

La historia narrada en estos utensilios de cocina es la de dos amantes, Koong-see (que también aparece en otras referencias como Hong Shee), la hija de un rico mandarían, y, Chang, su sirviente. Ambos se enamoran perdidamente, y aunque saben que es un amor prohibido, deben expresar su sentimiento en clandestinidad.

Cuando el padre de la muchacha se entera de esta relación decide construir una cerca en los jardines de su casa rodeada de árboles junto al río, para mantenerlos alejados, y promete la mano de su hija a Ta-Gin, un rico virrey. La boda arreglada sería en primavera en la época de los durazneros en flor.

La mujer, con pesar, ve aparecer los primeros brotes del durazno, y como esperanza llega por el río una carta de Chang. Los amorosos continúan escribiéndose a escondidas hasta que deciden escaparse en un bote, pero su padre y sus hombres los siguen de cerca.

Navegan juntos por el río hasta llegar a una isla donde vivirían felices, pero Ta-Gin descubre dónde están y mata a Chang. Koong-see, desesperada, prende fuego a la casa y muere envuelta en llamas. Los dioses al ver esta desgracia deciden convertir a la pareja en dos aves unidas por siempre.

Ánfora, de México para el mundo

Al inicio Sanborns importaba esta vajilla de, Reino Unido pero con el tiempo decidieron que se fabricara en México, por manos nacionales. Hans cuenta que, aunque depende mucho del año y de las aperturas, en la actualidad elaboran alrededor de 150 mil piezas al año para esta empresa de Grupo Carso.

Ánfora es una compañía que se fundó por cinco socios alemanes en 1920 y se llamaba Fábrica de Loza El Ánfora. Funcionaba con un molino y un horno de leña detrás del Palacio de Lecumberri, hasta que después de cambios sociales y económicos, la empresa se vendió en 1946 a socios mexicanos y su planta ahora se localiza en Pachuca de Soto, Hidalgo.

Hans cuenta que hoy en día su fuerte está en los restaurantes, las cafeterías y los chefs que han apostado por la calidad y lo nacional, así como también en el ramo de la hotelería. Entre sus clientes están Sanborns, Starbucks, El Bajío, Applebee´s, Ihop y más.

Colaboran cada vez más en proyectos de diseño con chefs como Enrique Olvera, Ricardo Muñoz Zurita y Aquiles Chávez para diversificar su negocio. Incluso, crearon su proyecto Ánfora Studio, un área experimental que empezó en 2012 y que busca mayor creatividad y sinergia con diseñadores y te cuento en esta nota:

En las vajillas de porcelana Ánfora también aplica el lema de renovarse o morir

Memorias con la vajilla de Sanborns

Mi bisabuela materna, Reyna Jácome, tenía como ritual ir al Centro Histórico por su billete de lotería; de ahí solía pasar a la Catedral Metropolitana y luego, a desayunar en el Sanborns de los Azulejos en la calle de Madero.

Cuando la acompañaba, desayunábamos enchiladas suizas y café con leche. De premio me compraba Lenguas de gato, esos chocolates largos en forma de huesito, o unas Nenas, esas barras blancas de papel brillante de Turín. Tenía seis años y ella me contaba lo elegante y distinguido que era ese espacio cuando ella era joven. Disfrutaba mucho esos días con ella.

Ese es mi recuerdo más arraigado con esta cadena que está en la historia familiar de más de un mexicano. Si bien los tiempos cambian y ahora lo ves como un espacio casual y que te saca de apuros cuando necesitas dar un regalo, comprar una revista, comer en una plaza o hasta ir al baño, en realidad es una marca que ha formado parte de la historia de la ciudad y sus transformaciones.

Seguro tienes algún recuerdo con estos locales, y ahora cuando veas la vajilla de Sanborns quizá te darás cuenta de que en todo, hasta en lo más cotidiano y monótono, hay alguna anécdota interesante que contar.

Enchiladas Suizas de Sanborns Foto: Sanborns

Agradecemos a Culinaria Mexicana, Ánfora, restaurante Sotero y Sanborns su apoyo para esta nota.

Encuentra sucursales de Sanborns

También puede interesarte:

10 consejos para el diseño de restaurantes

Museo Mexicano del Diseño, un espacio colectivo

10 regalos de diseño mexicano

Periodista de viajes y comida con 10 años de experiencia. Fanática del mezcal, la música y las artesanías. En este blog te cuento algunas de mis travesías y más sobre las cocinas de México y el mundo. A través de historias, fotografías y videos me encantará que conozcas personas y lugares. ¿Qué te gusta comer y hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *