x

Langosta, un manjar de Rosarito

La langosta es una especie muy consumida en Rosarito, Baja California.

Se come hasta en el desayuno en machaca u omelette. De manera cotidiana, se devora con las manos y no es considerada un producto de lujo por los habitantes de esta playa en Baja California pues es parte de su dieta local.

La langosta estilo Puerto Nuevo es la deliciosa receta que distingue a la zona y su sencillez para prepararla sorprende: el crustáceo se fríe en aceite, se sazona con pimienta y se acompaña con arrozfrijoles tortillas.

Cotidiano vs. sofisticado

“La langosta no es un platillo elegante”, aseguró modestamente Susana Plasencia, propietaria del restaurante La Casa de la Langosta. Comprar una preparación que la lleve como ingrediente principal cuesta alrededor de 25 dólares.

En el Distrito Federal comerla -entera y no en taquitos o entradas minúsculas- no costaría menos de 500 pesos. Además, la connotación que se tiene sobre ella es de sofisticación, lujo y exclusividad.

Así, con este claro contraste, se manifiesta una máxima a la hora de elegir qué comer: llevar al plato lo que el entorno te da la oportunidad de probar productos de excelente calidad, sin la necesidad de pagar grandes cantidades de dinero.

Temporalidad y protección al producto

La langosta roja es la variedad que se encuentra en Baja California y se adquiere con alguna de las cooperativas locales debido a que ya casi no hay pescadores libres pues hay un amplio control en temporada de veda.

Según datos de la Comisión Nacional de Agricultura y Pesca (CONAPESCA), la temporada de pesca va del 15 de septiembre al 15 de febrero en El Tordillo, costa ubicada al norte de esta península. Los meses restantes está prohibido capturar langostas.

Del 1 de marzo al 30 de septiembre existe restricción de captura en la región de Boca de Soledad, que comprende las áreas de Bahía AsunciónPunta Abreojos y San Juanico del Océano Pacífico.

del 16 de mayo al 15 de noviembre se restringe su captura en la zona sur de la península, que comprende las áreas de San LázaroIsla MagdalenaIsla Margaritas y Cabo Tordo, hasta Cabo San Lucas.

Como un dato económico importante, el valor comercial de la especie es alto: genera divisas hasta por 65 millones de dólares y la Península de Baja California aporta el 95% de la producción nacional.

¿Diferencia de sabor?

Sólo los conocedores pueden detectar las diferencias entre una langosta del Pacífico y una del Caribe. La señora Plasencia explicó que la carne de la caribeña es más dura porque es aguas tibias. En cuanto a su aspecto, destacó que ésta tiene pecas y cabeza grande con cola chica.

Por otra parte, la langosta bajacaliforniana es de carne más suave y dulce, con un aspecto simétrico. Y por supuesto, prefiere esta variedad, que significa tanto para ella y su familia.

Agradecemos a Interjet, Magos & Magos PR, Rosarito Me gusta y La casa de la langosta
 
Fuentes: sagarpa.gob.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *