x

Las diferentes tradiciones para recordar a los muertos

En Michoacán los ritos se llevan a cabo según las costumbres de cada región.

Los habitantes de Janitizio participan en un rito tradicional que es un deber sagrado, el cual honra por igual a vivos y muertos. Mujeres y niños de la isla llegan al panteón y se dirigen hacia las tumbas de sus antepasados bajo un silencio que contrasta con la luz de las velas, mientras colocan los alimentos predilectos de sus difuntos y su petate.

Entre los rituales religiosos y de carácter prehispánico que se realizan durante los tres días, está la ‘cacería del pato’, celebración que inicia al amanecer del 31 de octubre en las islas de Janitzio y los Urandenes, lugares donde un grupo de cazadores alumbran con antorchas su camino y se encaminan a la ribera del lago para buscar patos que más tarde servirán en la cena del día de muertos.

El día 1 de noviembre se festeja a ‘los angelitos’, día dedicado a los que murieron pequeños y a la entrega de ofrendas; para que al día siguiente se festeje a los muertos adultos acompañados de su tradicional velada en los cementerios Ihuatzio y Tzintzuntzan

En Tzintzuntzan se esmeran en elaborar los mejores productos artesanales -loza negra y vidriada, loza blanca, ángeles de paja, frutas y madera tallada- para colocarlos en las ofrendas.

En Jarácuaro las tradiciones son más puras: se coloca un arco de flores por cada barrio de la isla y la danza se convierte en la luz de la plaza principal.

Antiguamente, en Tirepitío se ofrendaban flores amarillas (cempásúchil) y en el día consagrado a los muertos los habitantes subían al techo de su casa y gritaban el nombre de sus antepasados (dioses primigenios) mirando hacia el norte, para que recibieran los alimentos que habían puesto en la puerta.

Durante la colonia la costumbre se fue arraigando poco a poco en Michoacán, a tal punto que actualmente es el centro de atención de nacionales y extranjeros.

Agradecemos a turismo del Estado las facilidades otorgadas para la elaboración de este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *