x

Leche dorada, todo el poder curativo de la cúrcuma

La leche dorada  o milk gold es una ancestral bebida elaborada con cúrcuma, que se ha puesto en boga en los últimos tiempos, debido a sus grandes propiedades curativas.

Esta bebida contiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anti cancerígenas, analgesias y antibióticas. Además es un gran aliado contra los resfriados y padecimientos como la artritis.

Su origen no está del todo definido, pues la cúrcuma comenzó a ser utilizada para condimentar y dar color a los alimentos hace 5 mil años en la India, y hasta la fecha sigue siendo la bebida preferida para muchos estudiantes de yoga kundalini.

Además es un popular remedio de la medicina ayurveda, sistema de medicina tradicional en la India para padecimientos como: ictericia, trastorno menstrual, hemorragias, dolor de muelas, hematomas, dolor de pecho, entre otras enfermedades.

Como ingrediente, la cúrcuma es rica en vitaminas C, E y K, proteínas, fibra dietética, niacina, zinc, hierro y calcio, quizá por ello es popularmente conocida como ‘la reina de las especias’.

Es importante precisar que la leche dorada no tiene un sabor del todo agradable, sino más bien tiende a ser picante y poco tolerable para muchos; y que está contraindicada en mujeres embarazadas, en etapa de lactancia, personas con problemas de la vesícula, con reflujo gastroesofágico y pacientes recién operados.

La tradición popular recomienda tomar un vaso de este ‘elixir’ en ayunas, por un periodo mínimo de 40 días, y otro vaso por la noche, antes de dormir para comenzar a notar los beneficios.

¿Cómo preparar leche dorada?

La receta para preparar esta tradicional bebida hindú es muy sencilla de realizar y no requiere una gran inversión:

Ingredientes

Para la pasta

  • 1 taza de cúrcuma
  • 4 tazas de agua
  • 3 cucharadas de pimienta negra.

Para la leche dorada

  • 1/8 de cucharadita de pasta de cúrcuma
  • 1 taza de leche (vaca, soya, almendras, arroz)
  • 1/4 de taza de agua
  • 2 cucharadas de aceite de almendras crudo
  • Miel al gusto.

Preparación

  1. Para preparar la pasta, revuelve la cúrcuma, el agua y la pimienta. Cocina a fuego lento hasta obtener una pasta espesa.
  2. Deja enfriar y guarda la pasta en un recipiente hermético. Puedes mantenerlo en refrigeración hasta por dos semanas.
  3. Para la preparación de la bebida, mezcla la pasta de cúrcuma, la leche, el agua y el aceite de almendras.
  4. Calienta a fuego lento esta mezcla revolviendo hasta que todos los ingredientes se incorporen perfectamente. Endulza al gusto ¡Y listo!

Fuentes: El Confidencial/ Inspirulina.com/ Mujerde10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *