x

Conoce este libro infantil para hablar de los sismos con los niños

Creadores mexicanos hacen libro infantil para hablar de los sismos con los niños

¿Tienes hijos, hermanos, sobrinos o alumnos y quieres platicar con ellos de los terremotos pero no sabes cómo? El día en que todo se movió es un libro infantil para hablar de los sismos con los niños.

Al buscar algo que pudiera servirme con mi sobrino, lo encontré en la página del festival Pixelatl, evento dedicado a la animación, los cómics y los videojuegos que se realiza en Cuernavaca, Morelos.

José Iniesta, director de este encuentro, pensó en ayudar a los niños del terremoto con este material didáctico descargable que fue diseñado por un grupo de creadores mexicanos de diversas partes del país como Ciudad de México, Guadalajara y hasta uno que vive en Canadá.

Foto: Fragmento de El día en que todo se movió

¿Cómo nació este libro infantil para hablar de los sismos?

Debido a que José estaba ayudando en labores comunitarias en Morelos, la iniciativa fue coordinada por Miriam López, animadora en 2D del estudio Demente en Guadalajara.

“La respuesta fue muy buena, todos se apuntaron. Es el esfuerzo de mucha gente. Se hizo en los ratos libres que cada quien tenía en sus trabajos y las pocas horas disponibles en fin de semana”, explica esta creativa.

Robin Morales, otro de los ilustradores del proyecto, ayudó a que se sumara gente experta en el tema e incluyó a pedagogos y psicólogos como Mariana Cano, quien trabaja en Discovery Kids, para que el resultado fuera algo realmente funcional, agrega Miriam.

Foto: Fragmento de El día en que todo se movió

El reto de este libro infantil para hablar de los sismos 

Ellos se dedican a hacer contenido para niños por trabajo y por pasión y se conocieron en el festival, la mayoría concursando para hacer series animadas. Miriam considera que hay muchos retos para poder estar en el gusto del público infantil.

“Tienes que trabajar en capas de entendimiento para adultos y para niños, sin meter contenido inapropiado. Hay que realizar cosas familiares”, explica.

El otro punto a tomar en cuenta son los rangos de edades, pues cambian muchísimo. “Ya sea que te enfoques de los 2 a los 4 años, o de los 6 a los 11, tienes que estar consciente a cuál vas dirigido para saber cómo abordas la comunicación”, añade.

Una certeza más es que no se está tratando con gente que no entiende, sino lo contrario: a veces los subestimamos y se debe tratar de no aburrirlos.

¿Por qué personajes comunes?

Quizá el reto más importante que Miriam menciona es que se debe tener cuidado con lo que se les dice a los niños, pues tienden a interpretar cosas que los adultos no vemos. En este caso, estos creadores mexicanos se asesoraron con expertos y lo primero que les vino a la mente fue que Frida, la perrita rescatista, fuera el personaje principal, pero los pedagogos y psicólogos les mencionaron que no era una buena idea.

“Me dijeron que ella representa la figura de un héroe y que si bien es bueno que los tengan, en este caso se necesita que el niño se sienta identificado, que vea algo que los representa. Frida es una rescatista y no queremos que ellos salgan a retirar escombros ni nada por el estilo”, narra.

“Lo mejor era abordarlo desde otro punto. Yo no lo había pensado hasta que ellos lo mencionaron y por eso es esencial asesorarte con la gente que sabe, pues hay que ser cuidadosos de que lo que hagamos no termine afectándoles de alguna manera, sin que sea intencional”, enfatiza.

Foto: Fragmento de El día en que todo se movió

Una generación colaborativa 

“La verdad me siento muy orgullosa de que esto suceda. Con el equipo tenía mucho tiempo que queríamos trabajar juntos. Me gusta cómo funciona este medio y sobre todo esta generación. Antes había cierto recelo de algunos proyectos entre los estudios, como competencia y ahora en realidad nos vemos más compañeros y nos apoyamos entre nosotros”, dice Miriam.

Le parece increíble que la gente dé tanto sin esperar nada a cambio. A ellos les salió del corazón esta publicación y ninguno espera retribución económica de ningún tipo: la mejor es la respuesta de los que lo han visto o han pedido el libro, no solo para particulares, sino para escuelas y comunidades.

“Hay más diseñadores que hacen contenido, que hacen personajes, que van directamente con los niños. Se me hace padrísimo lo que está pasando”, agrega. Este proyecto no se quedará solo en el libro descargable, pues ahora están trabajando en unas cápsulas con testimonios de los niños y animación para seguir apoyando desde una trinchera del diseño. “Los que estamos lejos sentimos impotencia al ver lo que sucede; sin embargo, esta es una forma de ayudar a distancia”, finaliza.

Foto: Fragmento de El día en que todo se movió

Los creadores de El día en que todo se movió

Los ilustradores que participaron son:

  • Virgina Segovia
  • Gabriel Vera
  • Sant Arellano
  • Robin Morales
  • Boli Nolasco
  • Oscar Hernández
  • Pepe D. N.
  • Julieta Colás
  • Paloma Banda
  • Heis González
  • Xtian Arredondo
  • Lupita Guillén
  • Bamberth García.

El diseño editorial estuvo cargo de Diana Pérez y los escritores fueron Mariana Cano, Raquel Návar, Daniel Irabien, Jorge A. Estrada, Víctor José Palacios y Gaby Álvarez. La corrección editorial, de Milena Solot Rubio y Jordi Iñesta. La asesoría, de Diana Rábago, Samara Quintanilla y Carmen Guerra; y la impresión, de Rubén Bernal.

¿Para qué sirve?

Es importante que ellos expresen cómo se sintieron para que no se guarden sus sentimientos, y que sepan qué pueden hacer en esas circunstancias para generar una cultura de prevención.

Esta publicación está inspirada en el texto Cuando la tierra se movió, creado por el Consejo Minero de Chile en 2010. En los créditos se les agradece y reconoce su labor.

¿Dónde encontrarlo?

Descárgalo aquí y enséñaselo a tu hijo, hermanito o sobrino.

Además, Pixelatl está haciendo un tiraje que repartirá en algunas escuelas y albergues de zonas afectadas.

Y también recopilaron más material para trabajar con niños el tema: encuéntralo en esta liga.

También puede interesarte

Estrés post traumático y resiliencia: cuidar tu salud mental ante sismos

7 Jaguares y las yurtas, viviendas alternativas para ayudar a afectados por sismos

La filosofía de los estoicos puede ayudarte en tu vida diaria

¿Conoces otro libro infantil para hablar de los sismos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *