x

Combatir la desigualdad desde los libros: editorial Ate con Queso

Irma Uribe y Adriana Tellaeche son dos mexicanas amantes de los libros infantiles. Para ellas las hojas de estos objetos guardan la probabilidad de cambiar a largo plazo la vida de un niño. Por eso cuando fundaron el proyecto editorial Ate con Queso –que funciona también como asociación– pensaron en hacer llegar a todos los menores un libro que les sirviera como herramienta de aprendizaje.

Hoy, los libros infantiles son un objeto de lujo para algunas familias. Millones no tienen acceso a uno. Según cifras presentadas por UNICEF, en México hay 39.2 millones de niños, niñas y adolescentes, de los cuales el 65% no tiene acceso a estos materiales, lo que incide en su desempeño escolar.

Tanto Irma como Adriana conocen los datos. Por esta razón, buscan normalizar el libro con sus publicaciones y modelo de negocio 1:1 (por cada libro vendido regalan otro a una familia en desventaja). Ellas quieren que los libros “no sean lujos y lleguen a las manos de cualquier niño del país, sin importar el nivel socioeconómico de sus padres o la región donde estén”.

Conocí a las editoras de Ate con Queso durante su participación en la FIL Oaxaca 2018. Ahí me hablaron sobre su proyecto y también sobre los libros infantiles como detonadores de desarrollo social.

Los libros irrompibles y contra agua de editorial Ate con Queso

Los libros de la editorial Ate con Queso son poco usuales, principalmente por el material con el que están hechos. Cuando Irma y Adriana decidieron hacer libros dirigidos a los más jóvenes, pensaron inmediatamente en buscar un material que fuera resistente. Tras varias pruebas llegaron al tyvek, un material sintético, fuerte e impermeable que cumplía con la idea del libro que ambas tenían, uno que no solo fuera para leer, sino también para jugar.

“Nuestro papel no se rompe, no se moja, no corta, no pesa. La razón de este material es que queremos que los libros sean parte de la rutina diaria de las y los niños”, explica Irma Uribe.

La línea editorial de Ate con Queso retoma la cultura mexicana, porque, según nos cuenta Adriana, buscan que cualquier niño al hojear los libros se sienta identificado. Más allá de personajes como Frida Kahlo –tan recurrida al hablar de México–, las hojas de los libros presentan elementos mexicanos relacionados con la vida cotidiana como la comida, los paisajes y la música. Así en las historias ilustradas que a veces están en forma de cuento, otras en poema o canción, se presenta el elote, el mole, el mariachi, la nieve, el quesillo, el mercado, el árbol del Tule y la celebración de Día de Muertos.

Divididos en tres colecciones –de 0 a 3 años, de 4 a 7 años y los proyectos especiales impresos en papel normal– los libros promueven las habilidades de lecto-escritura y el amor por los libros desde edades tempranas.

“Queremos que el papá sirva de puente entre el niño y el libro; que se tome no solo 20 minutos (los recomendados), sino todo el día para que así vean al libro como un objeto de juego, como detonadores de desarrollo y cambio. Si un niño tiene acceso a esta estimulación desde chiquito, su aprendizaje será mejor y su situación también”, asegura Irma.

Ate con Queso

Uno de los libros del proyecto editorial Ate con Queso. Foto: Claudia Aguilar

Libros para todos los niños

El modelo de negocio que se tiene en la editorial Ate con Queso tiene como objetivo garantizar el acceso a libros infantiles en todos los hogares mexicanos. “Para nosotras los libros son una herramienta con la cual se puede cambiar el país. Suena un poco trillado, pero la verdad es que los libros promueven el desarrollo integral de los niños”, dice Irma. También explica que poner atención en esta parte del crecimiento es vital, pues es entre los 0 y los 9 años que los niños aprenden a leer. Pero a partir de los 9 años, leen para aprender.

“Así, el cuarto grado parece ser un parteaguas para el desarrollo de habilidades de lecto-escritura como la comprensión, la fluidez, el vocabulario, la estructura y el análisis. Estas habilidades, en conjunto con el deseo de aprender, han demostrado ser un factor de éxito dentro y fuera del ambiente escolar. Esto significa que aquellos niños y niñas que no hayan alcanzado para entonces el desarrollo óptimo de sus habilidades de lecto-escritura, serán quienes mayores probabilidades tengan de quedarse atrás en su aprendizaje”.

Egresadas de la carrera Relaciones Internacionales, de la Universidad de las Américas de Puebla, las emprendedoras de este proyecto estuvieron involucradas en temas de política pública, infancia y juventud desde su etapa formativa. En este camino fue donde comprendieron que los niños en situación vulnerable son quienes tienen menos acceso a libros para su edad, los que menos participan en programas de desarrollo temprano y a los que menos les leen de bebés.

“Queremos romper esa brecha que hay con personas que sí tuvieron una estimulación temprana y los que no. Si cerramos esa brecha todos los niños van a aprender mejor”, dice Irma.

Ate con Queso

Irma y Adriana en la FIL Oaxaca 2018. Foto: Claudia Aguilar

Para Irma y Adriana regalar un libro es un paso pequeño, pero es sólo el primero. “Ese libro nos permite acercarnos a una familia para ofrecerle opciones para el desarrollo de sus hijos a través de nuestros programas y talleres de desarrollo infantil, literatura y fomento a la lectura”. Además, sus libros cuentan con una guía para padres y madres y cualquier agente de desarrollo infantil, la cual “ofrece información útil para potenciar el uso del libro a través de canciones, de leer en voz alta, de hacer voces, de preguntar, de extrapolar situaciones de los libros a situaciones de la vida real”, dice Irma.

Ahora llevan 10 mil libros entregados a casas de comunidades de Oaxaca, Hidalgo y zonas aledañas a la Ciudad de México. Su idea es ir más lejos a entregar libros y compartir con grandes y pequeños las actividades que también ofrecen.

Irma y Adriana además de compartir un proyecto, comparten un sueño: “que las y los niños de México cuenten con libros pertinentes para su edad en su casa. Queremos que los adultos a su alrededor comprendan la importancia de los libros para su desarrollo”, finalizan.

Recomendaciones de Ate con Queso

Enseguida te cuento más sobre algunas de los libros que la editorial ha publicado:

Libros infantiles que no se rompen y son contra agua

Más información sobre editorial Ate con Queso

Sitio oficial: ateconqueso.com
Facebook:
ateconqueso

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué te pareció la propuesta de la editorial Ate con Queso?

Pata de perro profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *