x

Los perfumes, mitos y realidades

Los perfumes, mitos y realidades

“El perfume es el eco de las flores”.

Ramón Gómez de la Serna 

El olfato es el sentido más primitivo de los seres humanos y el primero que desarrollamos después de nacer. Así, los aromas son una de las formas de disfrutar el mundo y los perfumes han sido usados desde tiempos antiguos. ¿Qué mitos y realidades existen sobre ellos?

Estos dadores de placer olfativo y evocativo fueron uno de los temas del encuentro El mundo mágico de los olores y sabores, que se celebró en El Colegio Nacional.

Los perfumes mitos y realidades fue el nombre de la conferencia de Rodrigo Flores-Roux, un afamado perfumista mexicano que trabaja para Givaudan Fine Fragance Studio NYC, una de las firmas más prestigiadas en el rubro. Es conocido como “el rey de los cítricos”.

“Un perfume es belleza, nostalgia, pasión, elegancia y amor pero también es un producto”, dijo. También afirmó que el oficio del perfumista es una extraña sinergia entre gusto, olor y sabor.

Aclaró el hecho de que en el argot de la perfumería es común pedir prestadas palabras a otras disciplinas como la música y el arte pues “un perfume tiene textura, armonía y color”. Como lo expuso el doctor Gordon Shepard de la Universidad de Yale: el hombre necesita explicar con imágenes y sensaciones lo que es subjetivo, como el aroma y el sabor.

Flores-Roux llevó de la mano a la audiencia para aclarar algunas falsas creencias sobre el mundo de la perfumería y dar su opinión sobre este campo en México.

1. Los perfumes usan materias primas naturales y sintéticas y son una mezcla de ingredientes

La gente cree que sólo se obtiene perfumes de la naturaleza pero Flores-Roux contó que si bien las flores, las especias y las esencias maderosas naturales son apreciadas y usadas, los elementos sintéticos como los almizcles, las esencias frutales, las notas dulces y las acueradas son artificio humano.

Por ejemplo, los aromas a manzana no llevan ese ingrediente per se sino que se recrean fórmulas químicas para lograr ese aroma y no se tendrán los mismos resultados en la combinación de mezclas diferentes.

Agregó que ninguno es mejor que otro, sólo cumplen diferentes funciones; sus mensajes olfativos son diferentes y sus fórmulas son más o menos complejas. No es lo mismo usar la célebre agua de colonia 4711 de Mäurer & Wirtz que un J´Adore de Dior.

Respecto al precio agregó una frase: “si se ve caro seguro lo es”. No es lo mismo un perfume que usarás para ocasiones especiales que uno que encuentras en supermercados.

2. La leyenda del fijador

Este es uno de los principales mitos pues se cree que si tienen más fijador perdurará más y no es así. Los perfumes se construyen para que duren cierto tiempo, así como para que huelan más al inicio, al final o se mantengan aromáticos de manera constante, aunque sólo percibamos aromas durante un minuto, aproximadamente.

Señaló tres tipos de perfumes haciendo una analogía a una construcción: “todo techo”, es decir, huelen mucho de inicio pero se van rápido; “todo sótano”, son discretos al inicio pero se mantienen con el paso del tiempo; y por último los que tienen “mucho techo y sótano”, es decir que se mantienen con mucho aroma siempre.

3. Los animales en la perfumería

Flores- Roux agregó que un buen perfume también está hecho de malos olores y desmitificó la idea de que llevan pipí de conejo, gato o zorrillo. Sin embargo, hay otros animales involucrados en el proceso y son la civeta, el castor, el cachalote y el ciervo almizclero.

A la civeta se le raspa la cola para obtener aromas de sus glándulas coanales. Al castor se le extrae el casteorum de la misma zona.

En cuanto al ciervo es un tema delicado ya que se tenía que matar al animal para obtener el almizcle lo que llevó a situarlo al borde de la extinción así que la Organización de las Naciones Unidas prohibió la caza de ese animal desde 1995 (aunque aún existen cazadores clandestinos).

El del cachalote es un caso especial: el cetáceo se obtiene el ámbar gris, una secreción intestinal que deja el animal a su paso por las aguas. Hasta existe una mítica profesión llamada “cazadores de ámbar” pues es un producto exótico, y muy costoso, que se localiza en las playas.

4. México y la perfumería

Existen tres especies de flores mexicanas que se usan constantemente en perfumería: el nardo, el cempasúchil y la vainilla, empero estos insumos no se adquieren en tierras mexicanas lo cual Flores-Roux calificó como un desperdicio.

Él agregó el verso “Las orquídeas penumbras mueren de una mirada mal puesta de los hombres que no saben ver nada” del poema Discurso por las flores de Carlos Pellicer, para expresar que podríamos tener una mejor participación en la industria del perfume si se tuviera más voluntad y se invirtiera en ella.

Así, finalizó diciéndonos que la memoria olfativa es algo que se construye y además, es parte de un contexto cultural, personal y emotivo. Hay aromas que pueden significarnos más que otros por lo que asociamos con ellos.

¿Qué aromas prefieres y cuáles son tus perfumes favoritos?

Ya se acercan las fiestas navideñas y si regalarás perfumes te damos algunas opciones para comprarlos en Sección Amarilla.

Agradecemos a Cristina De Palacio y a El Colegio Nacional por su apoyo para este artículo

Resumen
Imagen de artículo Sección Amarilla
Nombre de artículo
Los perfumes, mitos y realidades
Descripción
El olfato es el sentido más primitivo de los seres humanos y el primero que desarrollamos después de nacer. Así, los aromas son una de las formas de disfrutar el mundo y los perfumes han sido usados desde tiempos antiguos. ¿Qué mitos y realidades existen sobre ellos?
Autor
Propietario
Sección Amarilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *