x

Miopía infantil, consecuencia del uso excesivo de la tecnología

La miopía infantil solía desarrollarse durante la edad escolar, pero en la última década ha ido apareciendo en niños entre 2 y 4 años. Esto podría deberse a que usan de manera exagerada los dispositivos electrónicos.

La miopía es un error de refracción, es decir, de la dirección de la luz en el que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “los ojos tienen dificultad para ver con claridad los objetos a distancia. Esto se debe a que el globo ocular es demasiado largo o tiene una deformación y no permite que la luz entre directamente en la retina”.

¿Por qué los dispositivos electrónicos aceleran la aparición de miopía infantil?

Miopía infantil temprana, consecuencia del uso excesivo de dispositivos electrónicos

Los dispositivos electrónicos son el entretenimiento del nuevo milenio. Ofrecen tantas funcionalidades que es muy fácil pasar horas seguidas viendo su pantalla sin parpadear.

Justo ese tiempo prolongado pudiera ser el causante del desarrollo de miopía infantil a edades más tempranas de lo habitual, pues cuando la mirada está fija en un punto, los ojos se esfuerzan demasiado por ver los objetos cercanos, haciendo más difícil la capacidad para distinguir a lo lejos.

De acuerdo con el jefe de la carrera de Optometría de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, Óscar Antonio Ramos Montes, “la miopía se desarrollaba al entrar a la escuela […] hoy se encuentran a pequeños de tres y cuatro años con grados significativos de esa anomalía”.

Considerando que a partir de los 6 meses de nacidos, el sentido de la vista se adapta y perfecciona en los seres humanos, el desarrollo natural de sus ojos puede resultar afectado si desde esa edad pasan mucho tiempo frente a un celular, una tablet o un televisor.

Aunque la miopía infantil es un padecimiento genético, es decir, que ya se nace con él, su gravedad puede aumentar por desmedidos estímulos externos como la atención prolongada de los dispositivos electrónicos.

Por tanto, la recomendación es que comiencen a usarlos hasta entrar a la educación secundaria (12 años de edad) y evitarlos durante todo el preescolar y la primaria (desde que nacen hasta los 11 años).

Recomendaciones de uso de los dispositivos electrónicos

El uso de los dispositivos electrónicos como tal, no es la razón directa para que los niños desarrollen miopía infantil a edades tempranas, más bien es una consecuencia de mantener la vista fija en una pantalla, por mucho tiempo.

Por eso es que a continuación compartimos algunas recomendaciones que ayudarán, no solo a los niños, sino también a los adultos, a utilizar de manera más responsable cualquier tipo de dispositivo electrónico.

Controlar el tiempo de uso

En un mundo ideal, los niños deberían pasar entre media hora y una hora al día frente a cualquier dispositivo, ya sea de manera espaciada o de corrido.

Como sabemos que es una acción complicada de llevar a cabo por la cercanía que tienen con la tecnología, la opción entonces es dosificar el tiempo de uso.

No importa si el uso se extiende más de una hora, siempre y cuando el tiempo de descanso visual sea mínimo de 20 segundos cada 20 minutos. Así pues los papás pueden dejar que los bebés vean un video de 3 minutos y dejar pasar un par de horas para ver otro diferente.

Mejorar las condiciones de luz

Es importante recordar que la luz es un factor importante para cuidar la vista al momento de usar un dispositivo electrónico.

Lo mejor siempre será la luz natural, por lo que se recomienda ver las pantallas durante el día o estar cerca de una ventana para aprovechar el sol.

Si por el contrario solo se pueden usar en la noche, lo mejor es iluminar el espacio con varias lámparas y focos para que el niño vea con más claridad formas, colores y letras.

No acercarse demasiado a los dispositivos

Para evitar que la vista de los niños se fuerce, lo ideal es marcar una distancia de 20 a 30 cm entre los ojos y los dispositivos.

En ocasiones, los pequeños se acercan demasiado a los celulares por mera imitación de sus padres o porque de verdad les cuesta trabajo enfocar. Para descartar la segunda opción, es importante acudir con un especialista que haga todos los estudios necesarios.

Controlar el brillo de las pantallas

Hay algunos dispositivos que tienen la función automática de nivelar la iluminación de la pantalla dependiendo del escenario en el que se encuentren, sin embargo, cada persona puede modificarlo de acuerdo a sus necesidades.

Los padres deben acercarse a los niños para regular el brillo y también para aprovechar y monitorear el contenido que observan.

Tips para cuidar la vista de los niños

Miopía infantil temprana, consecuencia del uso excesivo de dispositivos electrónicos

Así como con cualquier otra parte del cuerpo, es necesario cuidar el sentido de la vista y revisarlo constantemente para llevar un registro de su funcionamiento. En el caso particular de los niños pequeños, esto es mucho más importante debido a que se encuentran en crecimiento.

Por eso es que a continuación explicamos algunos tips que nos compartió Ana Lilia Gabriel Mendoza, licenciada en Optometría por el Instituto Politécnico Nacional CICS-UST y miembro del Consejo Optometría México.

Revisar la vista de los niños desde que nacen

Existen estudios para vigilar el desarrollo visual de los bebés desde que nacen, por lo que es importante considerarlos durante toda su infancia.

En este punto, los papás necesitan estar muy al pendiente del comportamiento de sus hijos y observar minuciosamente sus ojos, pues de notar malformaciones o protuberancias que antes no estaban ahí, tendrán que acudir de inmediato con un oftalmólogo.

Alentarlos a tener actividades al aire libre

También, para contrarrestar el sedentarismo que conlleva el uso excesivo de los dispositivos digitales, es importante que los niños tengan actividades al aire libre; de este modo, además, relajan su vista.

Cuando vemos objetos muy cercanos, los ojos llevan a cabo algo llamado “estímulo de acomodación”, que es un proceso de enfoque para observar más claramente. Esta acción hace que los ojos se esfuercen de más, desarrollen resequedad y, en casos más complejos, miopía.

Por tanto, que los niños salgan ayudará a que su vista se relaje y tenga la misma habilidad para ver tanto de lejos como de cerca.

Aplicar la regla “20-20-20”

Miopía infantil temprana, consecuencia del uso excesivo de dispositivos electrónicos

La clave principal para no desarrollar algún error de refracción, a cualquier edad y en cualquier momento, es aplicar la regla “20-20-20”.

Es decir, después de leer, ver televisión, trabajar en la computadora o revisar el celular durante 20 minutos, se recomienda observar por 20 segundos, un objeto a 20 pies de distancia (aproximadamente, 6 m).

Al igual que tener actividades al aire libre, esta regla ayuda a relajar la vista y funciona muy bien con los niños pequeños para controlar el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos.

Agradecemos la entrevista con Ana Lilia Gabriel Mendoza, licenciada en Optometría por el Instituto Politécnico Nacional CICS-UST y miembro del Consejo Optometría México.

Te podría interesar:

La miopía infantil en los niños es un padecimiento que se puede controlar si se siguen algunas recomendaciones, ¿estás dispuesto a llevarlas a cabo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *