x

Mitos sobre la anticoncepción de emergencia

Anticoncepción de emergencia

México, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lidera el problema de embarazos en adolescentes, de 12 a 19 años de edad.  En sus estadísticas informan que se registran 1,252 partos al día, de madres que se encuentran en este rango de edad; esta cifra representa que en uno de cada cinco alumbramientos está implicada una joven, pues se estima que el total nacional es de 6,260.

También con datos de la Unicef, en nuestro país el 55.2% de los adolescentes son pobres, uno de cada cinco tiene ingresos familiares y personales tan bajos que no le alcanza siquiera para la alimentación mínima requerida.

Debido a estas cifras,  el Dr. Alejandro Vázquez Alanís, especialista en ginecología, hizo un llamado a quienes tienen una vida sexual activa para considerar el uso de la anticoncepción de emergencia y evitar embarazos no planificados.

El especialista recordó que la anticoncepción de emergencia, principalmente con Levonorgestrel, constituye un recurso seguro y eficaz, ya que esta sustancia cuenta con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Respecto al uso de la anticoncepción de emergencia el Dr. Vázquez Alanis, aclaró algunos mitos:

  • No es un método abortivo. Su mecanismo de acción retrasa la ovulación y aumenta la viscosidad del moco cervical impidiendo la fecundación
  • Sólo debe utilizarse en situaciones de emergencia, es decir, cuando no se usó algún anticonceptivo, existió rotura, deslizamiento o mal uso del condón, falló el coito interrumpido o el cálculo de un método de abstinencia periódica, hubo expulsión de un dispositivo intrauterino o se olvidó la toma de tres o más píldoras anticonceptivas en un ciclo
  • Su protección sólo dura 72 horas. Si bien la eficacia es mayor entre más rápido se tome después de haber tenido la relación desprotegida, estudios señalan que su eficacia tiene una ventana de 120 horas, es decir, de 5 días
  • No es un método anticonceptivo de uso regular.  Debido a la carga hormonal contenida, se recomienda que no se ingiera más de 4 veces al año
  • No promueve el desarrollo de ningún tipo de tumoración (quistes, miomas o cáncer)
  • Todas las mujeres pueden utilizarla, salvo quienes vivan con diabetes o cáncer y no tengan un control adecuado de sus padecimientos
  • No debe tomarse antes de la relación desprotegida,  ya que el periodo de protección se acorta, aumentando las posibilidades de fecundación
  • No promueve embarazos múltiples, si bien actúa sobre el ciclo de ovulación, en 30 años de experiencia no se ha presentado evidencia que señale esta relación
  • No afecta al feto. En caso de que la AE se use cuando ya se ha implantado el óvulo fecundado, la glicodeína que se libera protege el desarrollo del feto.

Para mayor información sobre el uso de la AE, el especialista invitó a consultar la página www.emergenciarosa.com.mx, en donde se ofrece orientación sobre su uso correcto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.