x

Morenita Mía: muñecas de trapo vestidas tradicionalmente por artesanas indígenas

muñecas de trapo_morenita mía

Hace cinco años, Marua Pinto comenzó a colaborar con artesanas de San Juan Chamula, Chiapas, para confeccionar muñecas de trapo y vestirlas tradicionalmente. Hoy por hoy, mujeres de 11 etnias de siete estados de México son parte de Morenita Mía, un proyecto que busca dar a conocer más sobre las comunidades indígenas de nuestro país a través de un juguete apapachable y 100% hecho a mano.

Te invito a seguir leyendo porque platicamos con Marua sobre el proceso de elaboración y características que hacen especiales a estas muñecas.

Las muñecas de trapo de Morenita Mía

Marua Pinto tuvo pocas muñecas -no le interesaban, así que cuando se trataba de regalos ella pedía cosas diferentes-. Sin embargo, fueron suficientes porque solo una le llamaba la atención. La muñeca era de piel negra. Marua recuerda que le gustaba tanto que fue uno de sus juguetes favoritos.

A pesar de que en ese entonces ella era muy pequeña como para hacer frente con su figurilla a aquellas que eran rubias y delgadas, Marua con el tiempo terminó armando un proyecto que celebra la diversidad cultural de México. En 2013 creó Morenita Mía, una marca donde las muñecas son morenas, cachetonas, gorditas y visten modelos representativos de las comunidades a las cuales pertenecen las artesanas que las confeccionan.

A la primera de este tipo, Marua la conoció gracias a Martha, una artesana que se encontraba vendiendo las tradicionales chamulas en el Mercado de Santo Domingo, Chiapas. “La vi y me encantó, se me hizo un nuevo modelo y una muñeca alternativa a todas las que tenemos a la venta”, cuenta.

En ese entonces, Marua estaba en una fundación que se enfocaba en el desarrollo integral de las comunidades de los Altos de Chiapas. Ahí trataban temas de salud y nutrición, cajas de ahorro, temas agropecuarios y también la mejora de la vida laboral de las artesanas indígenas. Teniendo este último objetivo en la cabeza, el cual tomó forma al trabajar con artesanas de la zona, la emprendedora tuvo la idea de comprar estas muñecas para que además de ser vestidas por Martha también lo fueran por mujeres de otras regiones.

muñecas de trapo_morenita mía

Foto: Morenita Mía

Enlazar historias y tradiciones

Marua habló primero con la artesana que hacía las chamulas para ver si podía venderle las muñecas en puros calzones. Luego se dedicó a llevarlas a las comunidades que ya conocía.

“Lo que hago es ir con las artesanas, darles las muñecas y explicarles el proyecto de Morenita Mía. Les pido que me costeen su trabajo, materiales, todo. Les pago y luego les voy haciendo pedidos; es decir, yo les compro a ellas todo antes de venderlo”.

De este modo, Marua empezó a trabajar con artesanas que eran pertenecientes a comunidades tzotziles de Zinacantán y Chenalhó y tzeltales de San Juan Cancuc en Chiapas. Luego contactó a personas que conocían más comunidades y llegó a Chihuahua, ahí trabajó con un grupo de mujeres rarámuris de Tabachi y Norogachi. Siguió a Oaxaca, donde pudo colaborar con mixes de San Juan Guichicovi.

muñecas de trapo_morenita mía

El trabajo colaborativo y artesanal se puede ver en muñecas de trapo como la que se llama Pascuala. Ella es de San Juan Chamula, Chiapas. Su idioma es el tzotzil. Es artesana y agricultora. Cuida mucho a sus borregos, pues ellos le permiten conseguir la lana que necesita para hacer ropa calientita que es tan solicitada en lo alto de las montañas, donde vive y hace frío.

Cada muñeca viene con una etiqueta en la que explican cómo se llaman, de dónde vienen, cuál es su idioma y cuál es el origen de la vestimenta que portan. Los datos están en el idioma de la artesana y también en español. Las morenitas también llevan dos pulseras: una es para la muñeca; la otra, para la dueña o dueño.

“El fin es que tengan un vínculo y que la persona que la va a cuidar conozca un poquito de la etnia y de la comunidad que representan las muñecas”, explica la creadora de Morenita Mía, para quien es importante dar a conocer la cantidad de tradiciones y culturas que hay en México, pues solo así se puede respetar y cuidar dicha riqueza.

muñecas de trapo_morenita mía

Foto: Morenita Mía

Querer lo nuestro, lo que es único

Estas muñecas de trapo son únicas. Primero porque están inspiradas en diferentes mujeres indígenas. “Las artesanas dicen que se parecen a ellas, que el color de su piel se parece al de su tierra. Si bien hay unas que son iguales, de las caritas todas son diferentes. Traen una expresión singular”, comenta Marua.

Segundo, porque a través de sus textiles cuentan historias de vida. “Me encanta pensar que detrás de cada traje hay alguien completamente identificable que puso un poco de su vida en una prenda de vestir. Las artesanas las apapachan. La verdad es que les gusta vestirlas como ellas”.

muñecas de trapo_morenita mía

Foto: Morenita Mía

Y, por último, porque retoman técnicas tradicionales, tal como se puede ver en el traje de la muñeca triqui que llevó dos meses confeccionarlo en telar de cintura.

Marua dice que es importante que las personas conozcan este tipo de trabajo artesanal, ya que estamos muy emplasticados. “No tenemos nada único, todo es igual”. También comenta que ha sido difícil, sobre todo en la ciudad, que los mexicanos valoren todo lo anterior, les cuesta trabajo apreciar una muñeca con rasgos diferentes a los del mercado común.

“Me ha tocado personas que entre más se parezcan las muñecas a ellas más las rechazan. Luego me preguntan que por qué tan gorditas y morenas, que si no las vamos a hacer más blancas. No, les digo que no las voy a cambiar”, cuenta y agrega que también ha escudado a niñas y niños que cuando las ven dicen “¡ay, las negras!”. “Te das cuenta de que en México somos muy clasistas y racistas. ¡Eso debe cambiar!”.

Por ello, señala que no dejará de trabajar con artesanas del país para seguir creando estas muñecas de trapo que además de estar hechas a mano lo están también de amor. “El modelo de la muñeca es de la pedagogía Waldorf, trae los brazos abiertos. La idea es que los pequeños la abracen, la apapachen. Es recibir y dar amor de la muñeca”, finaliza.

muñecas de trapo_morenita mía

Foto: Morenita Mía

Más sobre las muñecas de trapo de Morenita Mía:

Facebook: morenita.tarumba

También te puede interesar:

¿Te gustaron estas muñecas de trapo?

Comments

  1. Leticia Ojesto

    Las muñecas están preciosas y la vestimenta muy hermosa. ¿Qué tanto por ciento ganan las mujeres que las hacen y visten? Porque si es para ayudarlas me parece magnífico pero si se les esta explotando, no le entro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *