x

Con Muebletón ayudas a quienes perdieron su casa tras el sismo

Muebletón es una iniciativa con la que puedes ayudar a empezar de nuevo a quienes perdieron su casa tras el sismo. Ellos son intermediarios para conectar a personas que donan muebles con las que necesitan empezar de cero y formar un nuevo hogar.

Amaranta Olvera es una joven originaria de la Ciudad de México y es quien comenzó este proyecto colaborativo digital, pues ha permanecido sensible y empática hacia quienes perdieron todo. Ella sabe lo que se siente ya no tener un patrimonio de la noche a la mañana, debido a que, a raíz de una inundación en 2011 al oriente de esta capital, se quedó sin ningún bien.

“No lo esperábamos y hasta la fecha nadie se hace responsable por eso. Había una constructora involucrada que no hizo todo lo que tenía que hacer y toda una colonia resultó afectada. Estábamos en casa, subió el nivel del agua y en media hora tratamos de salvar lo más que pudimos, los documentos y lo básico, nada más. Desde ahí generamos una cultura de que en cualquier momento puede haber una catástrofe natural y humana”, explica.

¿Cómo nació Muebletón?

Amaranta abrió las cuenta de redes sociales de Muebletón el 20 de septiembre, ya que ella no podía ir de manera física a ayudar, pues debía cuidar a su bebé. “En ese momento pensé que esa era la primera parte de la crisis: rescatar a las personas. La segunda es la reconstrucción y entonces pensé en qué podía hacer desde mis condiciones, pues sabía las dificultades que iban a pasar los afectados”, narra.

“Rearmar una casa implica más allá de una renta o una hipoteca: todo tiene que ver con dinero y ahorita muchas familias estarán bastante presionadas”, dice. Ella agrega que si bien se liberan recursos, los protocolos que tienen las instituciones para brindar apoyos a las familias son burocráticos y tardan bastante tiempo. “Por experiencia propia sé que no son de gran ayuda en comparación con lo que la gente pierde”, confiesa.

¿Cómo funciona?

Muebletón acerca a familias que quieren donar o apoyar a través de Facebook y Twitter a los que quedaron con pérdidas totales. Tienen un formulario en línea tanto para la gente que quiere donar como para los que tienen necesidad. El donante entregará de manera directa al afectado para generar lazos de confianza y comunidad.

“A esas listas tenemos acceso tres personas, hacemos un mapeo y canalizamos. Si por ejemplo tú quieres donar un sillón y la persona que lo requiere consiguió vivienda lo más cerca posible de ti, los ponemos en contacto para hacer más sencillo el tema de fletes, que es el reto a vencer en este proyecto”, comenta.

De persona a persona

“Nosotros sugerimos a quienes vallan a donar, que lleven directamente el mueble a la familia, porque así generamos confianza. Esto es un apoyo físico, tangible y bien dirigido a los que en verdad lo necesitan”, explica Amaranta.

El 26 de septiembre hicieron su primera donación: un hombre perdió a su nieta y una pierna y a pesar de que sus familiares lo acogieron en su hogar, ellos son de bajos recursos así que no tenían dónde dormir. Una mujer que vive en el Centro ofreció este mueble y lo entregó de mano a mano. “Nosotros somos solo intermediarios entre el donante y la familia, vemos necesidades y las conectamos”, agrega.

¿Qué se puede donar?

Amaranta pide que se den muebles en buen estado, “con los que uno viviría en su propia casa”, añade. Dice que en estos momentos la necesidad principal son camas bases de cama y colchones. “Al momento, tenemos una base de datos con 200 personas inscritas para donar”, cuenta.

También reciben refrigeradores y lavadoras pues “el chiste es armar lo más posible la casa de las personas que quedaron afectadas”, dice. Una persona en Querétaro, dos en Australia y otros más en la ciudad le están ayudando a coordinar las preguntas y los donativos vía redes y ella acepta propuestas para sumar sinergia y potenciar este colectivo humanitario.

“Hacer esto es una especie de compromiso y de obligación, pues esta situación le puede tocar a cualquiera en cualquier momento. Si está en nuestras manos, poder hacer algo, lo haremos. Acérquense, si está en la medida de sus posibilidades: el bien donado llega directo, genera comunidad y sabrás que le ayudas a alguien en particular. Por otro lado, a las personas afectadas les digo que tengan la confianza de pedir ayuda y más en estos momentos”, finaliza.

Más información

Formulario de donación: docs.google.com/forms

Facebook: Muebletón México

Twitter: @muebletonmexico

También puede interesarte 

Restaurantes de la CDMX quieren seguir cocinando y ayudando a albergues

7 Jaguares y las yurtas, viviendas alternativas para ayudar a afectados por sismos

Estrés post traumático y resiliencia: cuidar tu salud mental ante sismos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.