x

Mujeres de humo totonacas, saber en los fogones de Veracruz

Las Mujeres de humo son un grupo gastronómico conformado por mujeres totonacas que se dedica a la revaloración y difusión de su cocina tradicional.

Martha Soledad Gómez Atzin es su líder y también coordina la Casa de la Gastronomía Totonaca en el Centro de las Artes Indígenas del Parque Takilhsukut en la zona arqueológica del Tajín en Papantla.

Ella y sus compañeras compartieron más de la sabiduría y la cosmovisión de sus sabores y cultura. Los totonacas residen al norte de Veracruz, aunque también existen grupos en la Sierra Norte de Puebla.

Mujeres de humo totonacas, saber en los fogones de Veracruz Foto: Cortesía

Mujeres de humo totonacas, saber en los fogones de Veracruz Foto: Cortesía

Cocina, milpa y simbolismo en las mujeres de humo

Martha explicó que se llaman “Mujeres de humo” pues ese término hace referencia a todas aquellas que han pasado su vida entera frente a un fogón.

La cocina no sólo es un espacio para preparar los alimentos, sino que ahí dan a luz a sus hijos, conviven, comparten y reciben visitas. Ese espacio es parte de la construcción de la identidad.

Además, contó con emoción que en su comunidad se tiene la creencia de que cuando nace una niña se entierra el cordón umbilical abajo del molendero o en la cocina con el fin de que sea una buena guisandera; si es campesino niño, se siembra en medio de la milpa para que él sea un buen agricultor y siempre haya cosecha.

Así, lo simbólico se mezcla en su cotidianidad para un fin práctico y con sentido que conmueve y hace reflexionar sobre qué tanto se conoce a México, más allá del folklore o de la urbanización.

Mujeres de humo totonacas, saber en los fogones en Veracruz Foto: Cortesía

Mujeres de humo totonacas, saber en los fogones en Veracruz Foto: Cortesía

Platillos totonacas

Entre los variados platillos que acostumbran comerse en la cocina totonaca están el tamal de puerco con cilantro, los frijoles en guatape, en pozole, con gasparitos o con ajonjolí; la flor de ortiga frita, el pipián de flor de izote, las tortas de pescado con huevo, las jaibas en chileajo, las enchiladas de semilla de mamey y el postre de chicozapote.

Las bebidas que más consumen son el café de maíz, atoles de maíz morado, de dulce con chile, de jobo, de capulín, de tortilla quemada y de frijol con maíz.

Ella comentó que la base de las recetas totonacas es la “comida del monte” en la que hierbas, raíces, verduras, flores y frutas conforman parte de sus ingredientes más comunes.

“Si es época de lluvias, a los tres días vamos a recoger hongos de chaca. Los llevamos a la casa y los guisamos de muchas formas. Una puede ser en un guatape, una receta donde el hongo se hierve con masa, hierbabuena y epazote, acompañado por aguacate. No lleva grasa ni nada que enferme al cuerpo ya que es muy natural”, explicó.

Mujeres de humo totonacas, ingredientes locales Foto: Facebook

Mujeres de humo totonacas, ingredientes locales Foto: Facebook

Los ancianos y la sabiduría

Martha recordó una anécdota que muestra las raíces de una sociedad matriarcal que da importancia a los ancianos, pues son poseedores del conocimiento en las comunidades indígenas:

“Un día, yo descubrí que mi abuela olía a humo. Le pregunté que porque no tenía las canas blancas como las otras señoras de la ciudad y me dijo que porque ella era una mujer de la cocina. Me contestó también que todos esos años frente al fogón y el comal, la habían impregnado de aromas, sabores y olores a humo”.

Mujeres de humo totonacas: escuchar a los ancianos Foto: Cortesía

Mujeres de humo totonacas: escuchar a los ancianos Foto: Cortesía

Orgullo indígena y cambios culturales

Durante su presentación aceptó a que ha sido un trabajo difícil defender sus raíces, pues es una lástima que no todos se sientan orgullosos de ser indígenas.

“Ser cocinera de humo es muy importante pero no fue tan fácil. No sólo se trata de cocinar en metate, hay muchas cosas detrás”, explicó Martha, quien además narró que los cambios generacionales y de tradiciones aleja a las personas de sus raíces, pero sobre todo considera que hay quienes se apenan de su origen .

Afirmó que ahora se le rinde honor a esas generaciones de abuelas y madres, cuyos conocimientos ancestrales no pueden perderse. “Yo creo que huelo igual y eso me gusta y me hace sentir orgullosa”, finalizó.

Este 2019 se realizará una edición más de Cumbre Tajín, por si te animas a ir: checa todos los detalles en nuestro blog.

Cumbre Tajín 2015, tradición y arte en Veracruz

Las nuevas generaciones Foto: Cortesía

Agradecemos a Guanajuato Sí Sabe, a Cohesión Comunicación y Marketing y Cumbre Tajín su apoyo para este texto.

Foto principal: Cortesía Cumbre Tajín.

También puede interesarte

Nidia Hernández Medel y la cocina de Los Tuxtlas

Raquel Torres, Xalapa y su comida

Café veracruzano: conoce más sobre él en esta ruta por Coatepec

¿Te animas a ir a conocer a las mujeres de humo en Cumbre Tajín?

Comments

  1. Abril de Monserrat

    Me gustó mucho tu blog, me gusta conocer sobre la sabiduría indígena.
    La foto de la señora sentada en una casa vegetal me parece fantástica, esos ojos tan luminosos, que expresión tan interesante.
    También tengo blogs y programas sobre el tema.
    te felicito.

  2. Mariana Castillo

    Gracias por leernos, Abril. Hablar de México, sus personas y culturas es nuestra labor favorita. Cuéntame, ¿dónde puedo ver tu trabajo? Será un placer conocer lo que haces. Saludos. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *