x

Una extraña coincidencia en el Museo Mural Diego Rivera

El viernes 16 de febrero de 2018 me agarró el sismo en el Museo Mural Diego Rivera, el primer espacio del ex DF creado para resguardar una sola obra: el Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Este mural, creado por Diego Rivera, lo rescataron del Hotel del Prado, ese que resultó dañado tras los trágicos días 19 y 20 de septiembre de 1985.

Antes de que sonara la alerta sísmica, yo estaba viendo algunas fotos del traslado de la obra (del hotel al predio que ocupó el estacionamiento del Hotel Regis, el cual colapsó en el 85), y también de la construcción del museo. Las imágenes que más tarde me pondrían la piel chinita eran parte de la nueva exposición del recinto: Testimonios de un mural. 30 años del Museo Mural Diego Rivera.

“¡Está sonando la alerta!” Fue lo último que escuché dentro de la exposición. El 16 de febrero, como seguro lo recordarás, la tierra nos sacudió. En Twitter, el Sismológico Nacional dijo haber registrado un sismo de magnitud 7.2. Si bien, este no causó daños mayores, sí nos dejó un gran susto y, en lo particular, una extraña coincidencia.

Pasado el susto, entré otra vez a la exposición; esta vez, el hecho de pararme frente a un mural que sobrevivió una tragedia fue raro. Pero aún más rara fue la casualidad de verlo luego de sentir un movimiento telúrico (por suerte, de intensidad menor al que este sufrió aquella mañana del 85).

Pero para darme mejor a entender con esto del extraño momento, permíteme retroceder un poco… unos años, mejor dicho, en la historia del recinto y la obra.

Museo Mural Diego Rivera

Esta fue una de las primeras imágenes que vi en la exposición. Imagen: Temblor, edificios dañados en el 1er cuadro, DDF, septiembre 19 de 1985. Reproducción contemporánea ©Gobierno del Distrito Federal, Secretaría de Cultura, Museo Archivo de la Fotografía

El museo que se creó en la Alameda para amparar una sola obra

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central fue realizado por Diego Rivera entre julio y septiembre de 1947, después de que Carlos Obregón Santacilia, arquitecto encargado del proyecto del Hotel del Prado, le propusiera hacer una obra monumental para el salón comedor Versalles. El tema, le sugirió Obregón, podía ser la Alameda Central, debido a la cercanía que tenía con el extinto edificio ubicado en la avenida Juárez del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Lo que hizo Rivera fue una síntesis histórica y crítica de la historia de México desde el siglo XVI hasta la primera mitad del siglo XX y, para rematar, se representó de niño en un paseo por la Alameda Central.

Este mural permaneció en el salón del hotel desde su apertura en 1947, hasta 1960, año en que fue trasladado del comedor al vestíbulo, para lo cual se construyó una estructura metálica (que, dicho sea de paso, le sirve como soporte hasta el día de hoy).

Museo Mural Diego Rivera

Así lucía. Imagen: Tomás Zurián. Mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, en el vestíbulo del Hotel del Prado, ca. 1980. Reproducción contemporánea. Archivo Museo Mural Diego Rivera, INBA

Ahora sí, el momento que marcó la inauguración del Museo Mural.

En septiembre de 1985, dos terremotos sacudieron la Ciudad de México y ocasionaron daños irreparables en el Hotel del Prado. El 14 de diciembre de 1986, se inició el rescate del mural. El maestro Tomás Zurián encabezó la tarea y reunió a diversos talentos (artistas, restauradores, ingenieros, arquitectos, etcétera)  para lo que serían doce horas de minuciosas labores.

El trabajo incluyó el traslado y la protección del mural. Luego, la construcción del recinto que lo resguarda desde hace 30 años. –Ah, ¡justo cumplió años este 19 de febrero!–.

Museo Mural Diego Rivera

Cuando lo estaban trasladando.

¿Qué ha pasado estos años en el Museo Mural? Desde entonces, aquí se ha albergado y protegido Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central  por medio de  diversos proyectos junto con la UNAM. Se le ha dado seguimiento a su estado de salud, se ha investigado más sobre su proceso de construcción, y también se ha difundido tanto la obra de Diego Rivera como de trabajos de rescate histórico de artistas ligados al paradigma que encabezó en México y el mundo: el muralismo. Algunas de estas exposiciones han sido dedicadas a Miguel Covarrubias, Anita Brenner y a los ayudantes de Rivera.

Testimonios de un mural. 30 años del Museo Mural Diego Rivera

Tomando en cuenta la importancia de Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central —¡no podía sufrir ni un rasguño!—, ¿te imaginas el reto que implicó mover un fresco de 4.17 x 15.67 metros y 35 toneladas? El traslado (del hotel al ahora museo) fue todo un suceso. La prensa de ese entonces lo recordó una y otra vez como el “mural que atravesó la calle”. El museo ahora no solo lo recuerda así con la nueva exposición que inauguró el día del sismo, sino también lo inmortalizó como un mural que nos sigue convocando a la Alameda y como un referente en la historia del muralismo.

La exposición Testimonios de un mural. 30 años del Museo Mural Diego Rivera reúne 52 imágenes que, según contó Luis Rius Caso, director del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo y encargado del Museo Mural Diego Rivera, son de diferentes acervos. Si en estos días te das una vuelta por la muestra, lo que encontrarás —además del mural, claro—, son imágenes que dan cuenta de la gestación de la Alameda, la construcción del Hotel del Prado, el traslado de la obra mural después del terremoto del 85, así como la apertura del recinto. Estas son algunas de las fotografías:

  • Imagen: Guillermo Zamora. Diego Rivera pintando el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, 1947. Archivo Arq. Juan Hurtado
  • Imagen: Fragmento del mural con el trazo y útiles del trabajo del pintor, 1947
    Mesa de trabajo con el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central en proceso, 1947
  • Imagen: Guillermo Zamora. Diego Rivera corrigiendo la frase que había colocado en el documento que sostiene Ignacio Ramírez “El Nigromante”, 1956. Archivo Arq. Juan Hurtado
  • Fotografía tomada desde la calle Dr. Mora, la vista hacia la Avenida Juárez con el Hotel del Prado, a pocos días de su inauguración. Imagen: Archivo Museo Mural Diego Rivera, INBA

1

4

Además podrás disfrutar de algunos conversatorios, presentaciones de documentales y resultados de investigaciones con diversos tópicos que tratarán sobre el contexto histórico, social, político y científico que rodea el emblemático mural del pintor mexicano, o sea, Diego Rivera.

Entre las actividades que te recomiendo están: la visita guiada al mural, los recorridos son de martes a viernes de 10:00 a 17:00 horas. La otra es una visita donde se describe Sueño de una tarde….. Para reservar  este recorrido vivencial debes llamar al 15551900 ext. 5418. Cada actividad tiene un costo de $20 pesos, por grupo.

¿Hace cuánto que no vas a la Alameda Central? Este puede ser un buen pretexto, ¿no? Espero disfrutes tanto como yo de tu visita al Museo Mural, eso sí, sin un sismo de por medio. Digo, la experiencia se vuelve inolvidable, pero taaaaaanta intensidad te deja mareado.

Detalles:

Museo Mural Diego Rivera. Balderas y Colón s/n, Col. Centro.
Horarios: Martes a domingo de 10:00 a 16:00 horas.
Costo: Entrada general $35 pesos. La entrada es libre para estudiantes, profesores y adultos mayores con credencial vigente La entrada es libre, a todo el público los domingos.

Más información:

Sitio oficial: museomuraldiegorivera.inba.gob.mx
Facebook: museomural.diegorivera

También te puede interesar:

Museos de Frida Kahlo en la CDMX que todo fan conoce

5 obras de Frida Kahlo para conocer sus dolencias, emociones y pensamientos

5 atractivos del Museo Nacional de la Acuarela (Alfredo Guati Rojo)

Museo del Metro: una razón por la que no odiarás este transporte

 

Estudié Comunicación y Periodismo en la FES Aragón (UNAM). Y llevo cuatro años como pata de perro profesional: escribo y tomo fotos de los lugares a los que llego (a propósito o sin querer). También me gusta contar las historias de las personas que me encuentro en cada una de mis paradas. ¿Me quieres compartir algún dato? ¡Ándale!

Comments

  1. Claudia Aguilar

    Alberto, espero te haya sido útil la información y pronto te des una vuelta por el museo. Muchas gracias por leer.

  2. Pingback: Museos de Frida Kahlo en la CDMX que un buen fan conoce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *