x

NAU: De azoteas sin chiste a huertos hidropónicos automatizados

Los huertos hidropónicos han sido bautizados como la “agricultura del futuro”. Para este cultivo no se necesita tierra, tampoco grandes esfuerzos ni una maestría en agricultura. Lo único que requiere son recursos que la mayoría tenemos como: tiempo libre, una azotea o cualquier otro espacio de la casa que no aprovechemos y recipientes (pueden ser botellas y vasos de plástico) donde se colocarán los sustratos o sustitutos de tierra.

El siguiente paso para la producción de vegetales nutritivos es el cuidado de cada planta. Asegurarse de que crezcan bien es vital, así la cosecha garantizará el autoconsumo e incluso un negocio. Tomando en cuenta todo lo anterior, los hermanos López Castillo desarrollaron módulos de cultivo hidropónicos que funcionan por sí solos.

Los módulos o MOCUH tienen un sistema automatizado que se encarga de controlar y mantener en condiciones óptimas las plantas de los huertos.

Durante la Green Expo platiqué con Leo Emiliano López Castillo. Él es uno de los responsables de este proyecto de tecnología de huertos hidropónicos llamado NAU, y me explicó más sobre los módulos, su funcionamiento y las ventajas que ofrecen.

La idea de los huertos hidropónicos automatizados

Leo recuerda que un día estaban él y su hermano, Omar Sebastián, en la azotea de su abuela cuando se dieron cuenta de que ese espacio, al igual que el de otros vecinos, era desaprovechado. Todos, a lo mucho, tenían un tendedero y ya. Ambos comenzaron a preguntarse de qué manera podían aprovechar esos lugares. Tras darle vueltas al funcionamiento de las azoteas verdes, los jardines y muros verdes, llegaron a la conclusión de que había pocas opciones para cultivar.

Omar, quien en ese entonces se encontraba estudiando ingeniera en desarrollo sustentable en el TEC de Monterrey, le propuso a su hermano crear un proyecto con el cual pudieran aprovechar áreas inutilizadas en la ciudad para generar espacios de cultivo.

“El desarrollo tomó algunos años –explica Leo-. Empezamos hace seis años, pero como Omar estaba todavía en la carrera no teníamos mucho tiempo para trabajar juntos. Fue hace tres años que retomamos por completo el proyecto y comenzamos a trabajar en los prototipos que emplean la técnica NFT (Nutrient Film Technique) que consiste en cultivar plantas dentro de tubería de PVC por la cual circula una fina película de agua con los nutrientes necesarios para el crecimiento del cultivo”.

huertos hidropónicos

Foto: Facebook Naturaleza Urbana NAU

Los módulos de huertos hidropónicos

Ahora, NAU ofrece dos modelos. Leo detalla que el primero está diseñado para autoconsumo. Sus dimensiones son de 1.30 x 1 metro, lo cual permite el cultivo de 100 plantas. El segundo es más grande, es para negocio. El prototipo mide 3×2.30 metros, por lo que ahí caben 500 plantas como: lechuga, kale, arúgula, chile habanero o chile poblano.

“En nuestra experiencia estas plantas se han dado muy bien. En realidad cualquier hortaliza se puede plantar: desde fresas hasta arbustos. No se recomienda el cultivo de frutos en estos módulos hidropónicos, porque provienen de árboles más grandes”, comenta Leo.

huertos hidropónicos

Foto: Facebook Naturaleza Urbana NAU

También menciona que no se requiere experiencia en cultivos. Si un día despiertas y decides que quieres cultivar tus propios vegetales, puedes hacerlo, comenta Leo, pues además de que los módulos de autoconsumo son fáciles de ensamblar (en media hora se colocan), ellos dan una capacitación cuando los interesados los adquieren. Si esto no es suficiente, el equipo de NAU ofrece asesorías en vivo e incluso a través de videos en los que también detallan las etapas de las plantas: el plantado, la germinación, el trasplante, el fortalecimiento, la cosecha y, finalmente, la preparación o comida.

Una ventaja más de estos huertos hidropónicos es que la automatización con la que cuentan “da la posibilidad de dedicarles menos de 10 minutos al día”. Además, garantiza que las plantas crezcan sanas, pues dicha tecnología puede regular desde el PH, hasta los niveles de oxígeno, el riego y la temperatura. Al final, todo lo anterior se puede monitorear desde una aplicación.

huertos hidropónicos

Foto: Facebook Naturaleza Urbana NAU

Hacer un huequito para la naturaleza

En el proyecto apuesta por la naturaleza urbana. Por ello, los huertos hidropónicos que diseñaron “generan un beneficio social, ambiental y económico para nuestra ciudad”, dice Leo. Y es que los huertos no provocan erosión de suelo, ahorran agua a través de la captación de lluvia, generan empleos e ingresos extras para las familias (trabajo en casa), y dignifican al productor pagando un precio justo por sus cosechas.

“Estamos generando una red de cultivos en la Ciudad de México para fomentar la producción local, el comercio justo, la economía circular y el cultivo vertical”, comenta Leo. “Queremos ciudades sustentables, conscientes de lo que producimos, consumimos y vendemos”.

huertos hidropónicos

Foto: Facebook Naturaleza Urbana NAU

Para conocer más sobre estos huertos hidropónicos automatizados:

Sitio oficial: www.nau-systems.com
Facebook: nausystems

También te puede interesar:

¿Has consumido estos productos o has intentado poner tus propios huertos hidropónicos?

Pata de perro profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *