x

No más estrés al volante

Sabemos que conducir en una ciudad tan transitada como el DF puede ser desquiciante. Relájate con estos prácticos consejos.

1. Escucha tu música favorita

Elabora algunos playlists ideales para esas horas de tráfico. La música clásica, el jazz, el blues y el ambient pueden ayudarte a llevar un camino más pacífico y placentero.

2. Trata de salir a tiempo

Pon en práctica el dicho que versa: “al que madruga Dios le ayuda”. Si bien existen eventualidades y emergencias, estar prevenido y salir unos minutos antes puede marcar la diferencia entre llegar a tiempo y tener que correr al reloj checador.

3. No te tomes todo tan a pecho

Si tu vecino de carril se te metió sin poner las luces direccionales o ya te recordaron a tu mamá, no caigas en la histeria ni mucho menos recurras a la violencia para resolver tus problemas.

4. Respeta a los demás así como el reglamento de tránsito

Ser más empático con lo que sucede a nuestro alrededor y practicar la gentileza puede lograr un cambio en el entorno, así como también respetar las reglas de tránsito, como no hablar por teléfono mientras conduces o detenerte cuando el semáforo está en amarillo.

5. Respira profundo

Sí, lo sabemos. Todos tenemos días difíciles y en esta jungla de concreto es complicado no terminar desquiciado. Un buen consejo es que cuando la ansiedad llegue a ti des diez respiraciones profundas. Está comprobado que al llevar más oxígeno a tu cuerpo lograrás calmarte y hacer más conciencia de que todo tiene solución.

¿Tienes alguna otra técnica para estresarte menos al volante? ¡Cómpartela con nosotros!

Y si vives lejos de tu trabajo lee esta nota que puede interesarte.

Periodista especializada en viajes y comida, con 10 años de experiencia. Fanática del mezcal, la música y las artesanías. En este blog encontrarás algunas de mis travesías y más de las cocinas de México y el mundo. Me encantará que conozcas las personas que hacen cada experiencia única y esos lugares imperdibles, a través de historias, fotografías y videos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *