x

Obesidad infantil, más allá de una mala alimentación

Obesidad infantil

México es un país de extremos, una cantidad considerable de nuestros niños se encuentran en  la pobreza, y por ella, sufren de desnutrición; por otro lado somos el país número uno del mundo en obesidad infantil. ¿Algo está pasando con la manera que alimentamos a nuestros hijos, no creen?

Al respecto, entrevistamos a Ximena Díaz Reina, psicóloga clínica certificada en psicología transpersonal, constelaciones familiares, psicoterapia corporal creadora del programa de nutrición con apoyo psicoterapéutico “el arte de adelgazar” con un diplomado en bariatría (nutrición) certificada en Zone Perfect Nutrition.

Con ella platicamos de cómo hemos olvidado que alimentar es un acto de amor, de compartir y dar bienestar a nuestros pequeños; y de que proporcionarles los alimentos correctos, además de salud,  les ofrece una buena calidad de vida.

Nos comenta que la mala alimentación implica consecuencias muy serias: los niños son más susceptibles a contraer enfermedades infecciosas, no alcanzan todo su potencial de crecimiento, presentan cansancio, inapetencia y dificultades a nivel cognitivo: en su capacidad de memoria, concentración y aprendizaje.

De hecho, hablar de las implicaciones físicas de este trastorno, sería tomar el extremo delgado de la cuerda, ya que existen ciertos aspectos psicológicos importantes asociados a la obesidad infantil.

Es muy importante la repercusión que la obesidad tiene sobre el desarrollo psicológico y la adaptación social del niño en relación a autoestima, depresión y desajustes en el comportamiento social, no por nada dicen que un niño obeso será un adulto infeliz.

Cuando un niño come de más, es porque tiene muchos vacíos que llenar además de los del hambre,  menciona Ximena Díaz Reyna: “Lo importante es que los niños aprendan a comer y que desarrollen una actitud ante el alimento, ya que pueden estar comiendo muy sano, pero sentirse amenazados, asustado o asqueados cuando lo hacen, o estar tratando de satisfacer otra necesidad que no es hambre”.

A partir de esta premisa desarrollé diferentes temas que nos ayudarán a conocer más a nuestros pequeños y detectar factores que como responsables de su alimentación debemos detener:

Comer y la inteligencia emocional de un niño

Qué debe comer un niño

Comer por gusto o por salud

Cómo guiar a un niño a la alimentación adecuada

Cuánto debe comer un niño, las raciones correctas

Porqué los niños comen de más y sus consecuencias

Los problemas psicológicos que la obesidad produce en los niños

La actividad física como clave contra la obesidad

 

dr

 

 

 

Agradecemos a Ximena Díaz Reina, psicóloga clínica certificada en psicología transpersonal, constelaciones familiares, psicoterapia corporal creadora del programa de nutrición con apoyo psicoterapéutico. Puedes localizarla en Eugenio Sue 358-301, Polanco. 52-03-68-23. huxim11@hotmail.com

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *