x

Pabellón Kiosko: Un espacio editorial eco-arquitectónico e itinerante

El Pabellón Kiosko es un espacio eco-arquitectónico que, a primera vista, parece una rampa que no tiene un punto al cual se pueda llegar. Pero si nos quedamos viendo un rato más y lo rodeamos, descubrimos que no es juego extremo salido de la feria de Chapultepec, sino un proyecto con más propósito que el de solo subir y bajar por él.

Se trata de un pabellón instalado en Alumnos47 (Alumnos 47, San Miguel Chapultepec), fundación que buscaba una fachada diferente para explorar la creación artística. La arquitectura sui generis de esta instalación sirve como “escaparate” cultural. Aquí convergen las publicaciones de arte contemporáneo con las actividades y eventos que de estas se despiertan.

¿Quieres saber mejor de qué va?… Te cuento.

Dentro y fuera de los bordes del Pabellón Kiosko

El pabellón tiene en su interior un jardín, encima tiene otro y, ¿qué crees?, está rodeado por otro más. Sus bordes no están muy claros y suceden un sinnúmero de peculiaridades, dentro, sobre y fuera. Es por eso que puedes llegar y vivirlo como mejor te acomode: ya sea como un jardín, o bien como un espacio de exhibición, reunión, presentación o en uno completamente nuevo.

Como podrás ver, la forma del pabellón facilita desde lo contemplativo hasta lo lúdico. Es decir, se adapta a lo que tú quieras hacer.

Así que ve con la libertad de sentarte, reclinarte o interactuar con otras personas. También de explorar las exhibiciones de materiales (publicaciones, piezas de arte, objetos variados, referencias para presentaciones, entre otros) que regularmente hacen en él. Aquí puedes checar las actividades.

Debes darte prisa porque luego de camuflarse en la Fundación de Alumnos47 (todo junio) se trasladará a otro punto de la ciudad. Así lo permite su diseño desmontable que tiene como finalidad adaptarse a otros espacios. Pronto los detalles del nuevo sitio.

Kiosko

El origen del Pabellón Kiosko

Creado por Pedro Ceñal Murga, Roberto Michelsen Engell y Adrián Ramírez Siller, el Pabellón Kiosko (KKIIOOSSKKOO es el nombre completo) surgió a partir de la iniciativa “El espacio también se publica” lanzada por la Fundación Alumnos47 (espacio que fomenta el intercambio de conocimiento a partir del arte contemporáneo). En otras palabras: invitaba a crear un espacio de encuentro, circulación y creación de arte donde cualquiera pudiera entrar.

El pabellón fue seleccionado de entre 49 propuestas provenientes de diferentes estados de la República Mexicana y una fuera del país. En el dictamen participó un jurado integrado por los expertos en arte, diseño y arquitectura: Chus Martínez, Daniel Garza Usabiaga, Tiago Pinto de Carvalho y Fermín Espinosa. Y, como bien se pedía, generó un punto de encuentro entre el público, la editorial, las piezas comisionadas y los diferentes proyectos de la fundación.

Kiosko

El Pabellón Kiosko, resultado de un proyecto más amplio

El proyecto completo de Fundación Alumnos 47 se llama Kiosko. Se divide en tres partes: la primera es la editorial (tiene vida a partir de su muestra y distribución en ferias internacionales de arte); la segunda es la exhibición de piezas dentro de las instalaciones de la Fundación; y la tercera es el pabellón.

¿Que por qué surgió algo así? Según explican sus creadores, el proyecto “entiende que las publicaciones están vivas, que son el lugar donde puede surgir inspiración para las personas y que el espacio se lee, se disfruta y se comparte”. Por eso apostaron por el proyecto que no es más que una nueva forma de abordar el mundo editorial.

Kiosko

También te puede interesar:

¿Cuándo te darás una vuelta por el Pabellón Kiosko?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *