x

Padres enojados, hijos enojados

El estrés es un padecimiento que fácilmente puede heredarse de padres a hijos, porque los niños absorben las actitudes de sus padres. Ante esta perspectiva es necesario educar a los pequeños para vivir sin estrés.

“Si tú le dices a tu hijos no te enojes, y tú estás claramente enojado, tu hijo no va a entender esa orden. Lo que el niño observa, es que tú estás enojado, entonces el niño también se enojará” comenta Francisco Moreno, director general de El Arte de Vivir México, organización con más de 35 años de experiencia enseñando técnicas para el manejo del estrés.

Por ello, es importante educar a los niños para manejar sus emociones negativas, ya que el no saber cómo manejar la frustración, la ansiedad y el miedo es la principal causa por la que una persona sufre de estrés.

¿Cómo detectar el estrés en los niños?

Diagnosticar estrés en los niños resulta complicado, pues la patología de este padecimiento se puede confundir fácilmente con un simple berrinche.

Sin embargo, hay ciertos focos rojos que puede alertar a los padres para darse cuenta si su hijo padece estrés.

Los niños que sufren estrés constantemente se enferman, se muestran irritables o se retraen, se distraen con facilidad e incluso se deprimen.

En algunas ocasiones el estrés infantil se asocia con trastornos en la alimentación y en el sueño. El estrés ataca a los niños de la misma forma que a los adultos, por ello es indispensable educar a padres e hijos para vivir plenamente.

“Aprender técnicas de respiración puede ayudar a los padres a mejorar la conducta de sus hijos. Cuando los padres cambian sus estados emocionales, los niños cambiarán su comportamiento” señala Moreno.

El Arte de Vivir México ofrece cursos para niños y adolescentes donde pueden aprender a controlar el estrés y manejar sus emociones negativas mediante una charla amena y diversos juegos.

Para mayor información visita www.el artedevivir.mx o comunícate al teléfono (55) 5543 5764. Hay cursos todos los días de la semana, en diversas sedes de la República Mexicana.

Agradecemos a Francisco Moreno Ocampo y al Arte de Vivir México por las facilidades prestadas para la realización de esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *