x

Palmitas, el barrio donde se creó el macromural más grande de México

palmitas macromural

“El color es magia. Todos somos color”. Germen Colectivo

Palmitas no se encuentra en esos folletos que reparten en todas las casetas de información al turista. Tampoco está en listados que destacan los lugares imperdibles de Pachuca, Hidalgo. Pero, hay más de un viajero que pregunta qué tan lejos está del centro y cómo puede llegar hasta ahí. ¿Qué tiene de interesante?

Ubicado en el cerro Cubitos, el barrio lo puedes reconocer a kilómetros de distancia, desde la salida de la terminal de autobuses y también desde Google Earth puedes echarle un vistazo y ubicarlo de inmediato por sus coloridas casas que forman el macromural más grande de México, una obra de arte que mide ¡20 mil metros cuadrados!

De ser el “arroz negro” a ser el Primer Barrio Mágico del país

¿Barrio? La nueva categoría que existe para catalogar a los espacios fantásticos de México es Barrio Mágico y sí, Palmitas fue el primero en darle el remojón.

Antes de ser “tuneado”, el barrio era poco visitado. Los turistas ni siquiera sabían que existía un espacio llamado así, y es que su reputación, digamos, no era la mejor: el barrio por muchos años fue considerado uno de los más peligrosos de Pachuca debido a su alto nivel de pandillerismo.

Pero en agosto de 2015, esto cambió. Al menos, un poco.

El grupo de grafiteros mexicanos Germen Colectivo que se distingue por crear obras monumentales, se encargó de darle una nueva imagen a Palmitas, como parte del programa Prevención de la Violencia y la Delincuencia que buscó atender los espacios públicos que se habían convertido en punto rojo de violencia.

Su idea fue simple, aunque muy ambiciosa: convertir a la zona en un mosaico de vivos colores y, de paso, hacer un homenaje al viento (ya sabes, por eso de que a Pachuca se le conoce como la “bella airosa”).

Sin esperar mucho, el crew puso manos a la obra e hizo lo que mejor sabía: pintar.

209 casas de colores

El colectivo tardó casi 15 meses en hacer el macromural. Primero se pintaron las casas de blanco, luego le preguntaron a cada familia cuáles eran los colores que más les gustaban o que los representaban mejor. Ya con las respuestas se hizo un mapeo de color y la segunda etapa comenzó: la distribución de los tonos en el mural. En total se utilizaron más de 190.

Para la producción participaron cerca de mil personas en este proyecto que trataba de crear comunidad. Chavitos, papás, mamás, abuelitos, estudiantes, todos le entraron a pintar las calles y fachadas de 209 casas.

Desde que se creó el macromural, el barrio tomó mayor autoestima. Ya no es más un lugar segregado, sino un interesante espacio que recibe a turistas y curiosos que quieren ver cómo luce después de la gran transformación.

¿Quieres conocerlo?

Caminar entre las calles es un deleite, no solo por el abanico de formas, texturas y combinaciones de colores vibrantes que se pueden ver en los muros, en las puertas de las casas e inclusive en las escalinatas, también por los murales que adornan las paredes y narran la vida diaria de la colonia, su construcción y la historia, por ejemplo, de los primeros habitantes.

Para recorrer el barrio y poder llegar a la punta del cerro vas a necesitar una buena condición física, si no terminarás con las piernas temblorosas. Puedes perderte un poco, el barrio parece estar ya más tranquilo.

Fuimos a dar una vuelta por Palmitas. El resultado: muchas fotos que queremos compartir contigo para que te animes a visitar el macromural.

Va el breve tour:

https://blog.seccionamarilla.com.mx/eventos/expo-pueblos-indigenas-2017/

palmitas macromural

palmitas macromural

palmitas macromural

palmitas macromural

palmitas macromural

palmitas macromural

palmitas macromural

 

También te puede interesar:

Real del Monte, ese lugar de calles y fachadas fascinantes que está en Hidalgo

Magic Fest 2017, la convención más grande del mundo mágico en la CDMX

Adéntrate con esta exposición al mundo de Kalimán

Comments

  1. José de Jesús Álvarez Hernández

    Considero que es muy interesante este oficio del diseño y desarrollo de los murales como otra forma de encausar al bien a los Jóvenes y no tan Jóvenes, ofreciendo ademas un buen oficio que les permita generar ingresos para el sustento de ellos y sus familias. Pero creo que no solamente es interesante para los barrios bravos (alta peligrosidad), también puede ser una buena opción para la conservación y promoción de la cultura, tradiciones y/o usos y costumbres de los Pueblos Indígenas y zonas marginadas, mostrando su cosmovisión y también sería una buena opción para generar fuentes de ingresos y desarrollos turísticos entre la población mas vulnerable por tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *