x

Parota, una especie comestible poco conocida

Existen especies comestibles en México que no son tan conocidas y una de ellas es la parota. Este árbol, que es sombra ante el calor que arrecia en primavera, es también alimento. Se distribuye en diferentes zonas: en la costa del Pacífico, desde Sinaloa hasta Chiapas; desde la vertiente del golfo de México; y del sur de Tamaulipas hasta la península de Yucatán.

Nico Mejía, cocinero y promotor del estado de Colima, explica que la semilla de su fruto (que es la parte que se come) se hace en guisados para taquear y que su temporada va de marzo a mayo. Él la preparó en una demo de cocina en el festival Come Jalisco 2017, mientras daba más detalles sobre ella, y también la mostró en el viaje reciente que hicimos con él para enamorarnos de la riqueza de la cocina colimota.

Parota, una especie comestible poco conocida Foto: Mariana Castillo

Parota, una especie comestible poco conocida Foto: Mariana Castillo

¿Cómo cocinar la parota?

La forma más cotidiana de cocinarlas es tostándolas o cociéndolas, dice Nico. También se disfrutan verdes para botanear o en sopas y salsas, así como complemento de otros alimentos. Incluso, se infusiona para hacer una bebida que se conoce como café de parota.

Maffer Kiyota, cocinera originaria de Tecomán, Colima añade que pueden comerse retirándoles la cutícula y que tatemarlas en el comal les da buen sabor. También pueden cocerse con sal y limón. Ella las presentó en una ensalada deliciosa en un escabeche con cebolla encurtida, chile serrano y trocitos de coco.

Guadalupe Díaz, presidenta municipal de Zapotitlán de Vadillo, Jalisco agrega que también se secan al comal sin cutícula, para luego mezclarse con el rescoldo (la brasa que queda de las cenizas) a fin de hacer una harina que se usa en un atole de parota.

Ensalada de parota Foto: Mariana Castillo

Ensalada de parota Foto: Mariana Castillo

Más sobre la parota

La doctora Lucía Barrientos Ramírez de la Universidad de Guadalajara explica en su texto Valor nutricional de la parota que los huastecos y los indígenas de Chiapas, entre otros “ocasionalmente sustituían al maíz y al frijol en los años de malas cosechas (Cobley, L. S., 1979)” con parota. Esta investigadora afirma que es una planta muy nutritiva: el fruto contiene 38% de proteína cruda, mientras que el follaje, 9% de proteína.

En la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México se explica que en Estado de México, Sonora y Veracruz se usa para curar resfríos y bronquitis.

Los remedios se preparan con los frutos, la goma, la corteza y el extracto de la planta. Se cree que es útil para facilitar la digestión y se aprovecha para aliviar las hemorroides y la diarrea.

El árbol se usa como madera, leña y forraje. Funciona como árbol ornamental y de sombra por su copa amplia. Con ella se hacen muebles y juguetes hasta se aprovecha como leña.

Su sabor es herbal si se come en verde, pero si la pruebas cocida es muy similar al de un frijol bayo pero con una consistencia que recuerda a la del guaje o la haba. Todo dependerá de la forma en la que la comas: si la encuentras, dale un lugar en tu mesa.

A la sombra de una parota Foto: Mariana Castillo

A la sombra de una parota Foto: Mariana Castillo

Agradecemos a Culinaria Mexicana, Come Jalisco, Nico Mejía y la Secretaría de Turismo de Colima su apoyo para esta nota.

Fuentes: medicinatradicionalmexicana.unam.mx y www.gaceta.udg.mx

También puede interesarte

El atípico nixtamal con palo colorado en Jalisco

¿Qué es la manzana de coco?

Comida tradicional y popular de Jalisco, manos divinas, sazón entrañable

¿Has probado la parota?

Comments

  1. Jimena Fernández

    Súper interesante, seguiré más este blog. Cuéntenos más de Jalisco y sus comidas.

  2. Mariana Castillo

    Hola, Jimena. Gracias por leernos. 🙂 Claro que sí, pronto subiré más sobre algunos platillos y bebidas del sur de este estado. Saludos.

  3. Hoy mi suegra preparo semilla de parota con jitomate cebolla ahí sal y hierbas buenisisisma.

  4. Mariana Castillo

    Hola, Diego: ¡qué rico! Seguro le quedó deliciosa. Gracias por contarnos. ¿La prepara de alguna otra forma? Saludos. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *