x

Peña de Bernal, Pueblo Mágico a tres horas de la CDMX

Los Pueblos Mágicos cada vez son más concurridos, al menos en mi caso son lo primero que se me viene a la mente cuando quiero escaparme un fin de semana a un lugar cerca con mis amigos,  familia o pareja. Pasar unos cuantos días alejada y descubriendo nuevos lugares me hace más ligera la carga de trabajo y los quehaceres cotidianos de la semana.

Si estás en la Ciudad de México y acabas de googlear “pueblos mágicos cerca de la CDMX”, te sugiero ir a San Sebastián Bernal en Querétaro, mejor conocido por todos como Peña de Bernal. Allí se encuentra un monolito de 350 metros de altura que es considerado como el tercero más grande del mundo.

Mi experiencia

Hace algunas semanas mis amigas y yo nos pusimos de acuerdo para visitar Peña. Partimos de la Ciudad de México, tomamos la carretera hacia Querétaro y seguimos las indicaciones para la desviación a Peña de Bernal.

El tiempo en carretera fue de un poco menos de tres horas y pasamos por tres casetas de $72 pesos cada una.

Al llegar, la primera parada que hicimos fue en  uno de los locales pequeños que hay por todos lados  para degustar una gordita, que es el platillo típico. Hay de quesillo, pollo, chicharrón, nopales y demás guisados. Son antojitos ricos y muy económicos. Puedes comer perfectamente con solo $30 pesos.

Después de haber desayunado algo, dimos una caminata por las calles del centro. Encontramos artesanías por todos lados. Ropa, joyería, cuadros, adornos para el hogar y hasta sombreros.

Yo compré un collar color turquesa hecho con puras piedras. Es realmente una joya artesanal que en el centro del pueblo me costó solo $120 pesos. Ahí mismo, vimos que todo mundo se acercaba a los carritos de helados, y es que un clásico de Peña son las nieves de $20 pesos de pétalos de rosa.

Como queríamos conocer más, preguntamos a uno de los vendedores de artesanías por un tour y nos mandaron al recorrido Peña Tours que sale enfrente del kiosko del centro.

Es un tour por los principales puntos turísticos del pueblo, en un bus con un guía que te explica un poco de la historia de este destino.  Sale cada hora y su costo es de $85 pesos por persona.

Por la tarde moríamos de hambre y buscando restaurantes, dimos con Terracielo. Una terraza de estilo rústico con DJ en donde comimos mariscos y antojitos mexicanos deliciosos. Los mojitos de mango son su especialidad, pero su carta de vinos tintos también es muy buena. Es un lugar que recomiendo no solo por su excelente vista, sino porque la comida es rica y el costo no es elevado. El promedio de gasto por persona incluyendo bebidas fue de $300 pesos.

Otro restaurante con terraza muy famoso es El Mezquite. Éste es de ambiente más familiar. Cuenta con juegos para niños y es tan grande que hasta tiene jardines de descanso.

Después de haber comido, dimos otra caminata y nos topamos con la joya arquitectónica del Templo San Sebastián Bernal construido en 1700; el que se encuentra en la plaza principal. Más allá del punto de vista religioso, es sorprendente ver cómo se conserva y las piezas de cristal de sus interiores.

Como queríamos llevar souvenirs, fuimos al famoso Museo del Dulce de Peña de Bernal, que más bien parece tienda de dulces. Además de admirar cocinas antiguas y conocer los ingredientes que se usan para la elaboración de las obleas, puedes comprar cajeta y dulces típicos queretanos como natilla, gloria queretana, rollos de guayaba y delicias con jamoncillo y coco. Los precios aquí realmente son bajos, hay dulces desde $2 pesos.

¿Cuándo la Peña?

Hay un camino en ella que facilita el ascenso. No es imposible llegar hasta los 300 metros, solo se necesita una buena condición física y usar tenis.

Los últimos 45 metros son más difíciles. Es necesario contar con equipo y conocimientos necesarios para escalar, por lo que si no eres profesional, lo mejor es que disfrutes la maravillosa vista desde los 300 metros.

Ahora que si prefieres no subir nada, se puede llegar en auto hasta el mirador que también cuenta con una vista espectacular.

Hospedaje

Si quieres pasar la noche, hay hoteles, en su mayoría rústicos,  que oscilan entre los $500 y los $2000 pesos la noche. Casa Mateo Boutique es en el que me hospedé, y quedé fascinada con su decoración y su tamaño. Tiene alberca, WiFi, jardines y una gran vista.

Te recomendamos hoteles en peña de bernal.

 

El outfit

Para no padecer por la temperatura, llévate una chamarra ligera para la mañana  y una playera o blusa fresca para la tarde. Si eres chica y no quieres perder el glamour, no estarás cometiendo un error si decides llevar short o vestido. Solo asegúrate de que tu calzado sea muy cómodo. Los lentes, la gorra y el bloqueador son básicos.

La siguiente parada

No es un secreto que Querétaro se distingue por la elaboración de vinos.  Si bien Peña de Bernal no es el destino para conocer más a fondo, si está muy cerca de Tequisquiapan, el pueblo donde está Freixenet y La Redonda, los principales cavas del estado. Anímate a conocerlas, están a solo 30 minutos de distancia.

Lee más de esta experiencia en:

Viñedos La Redonda

Ruta del vino y queso en Querétaro

Comments

  1. Carmen "Recorre"

    Olvidaron decir cuantos ilómetros hay de la cdad de México a Peña Bernal, hay que calcular la gasolina!

  2. Hola, Carmen! Tienes toda la razón, hay que calcular la gasolina. El trayecto de CDMX a Bernal es alrededor de 350 kilómetros. Dependiendo de la capacidad del tanque y el rendimiento de tu vehículo (y del tipo de vehículo), podrías ir y regresar sin tener que hacer escalas en la gasolinera. Ojalá te sea útil este dato. Y si vas a Peña de Bernal, no dudes en compartirnos tu experiencia, nos dará mucho gusto saber cómo te fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *