x

¿Por qué debes llevar a tu pareja a tu cita con el ginecólogo?

Por Yen-Len Siu y Jesús Carrillo

A las mujeres se les educa desde niñas a esconder todo lo que esté relacionado con su sexualidad; por esta razón, cuando asisten a una cita con el ginecólogo la mayoría de las veces van solas.

En caso de ser de las primeras veces o de estar atemorizadas, las acompaña la mamá o alguna amiga; sin embargo, es importante incluir a la pareja en este tipo de consultas, pues es con quien se experimenta gran parte de la sexualidad y el erotismo.

Por eso en esta nota te explicaremos por qué es importante involucrar a tu pareja en el cuidado de tu cuerpo y de tu salud sexual.

¿Por qué te recomendamos llevar a tu pareja a tu cita con el ginecólogo?

Aunque te mueras de pena, lo más recomendable es que, a cualquier edad, involucres a tu pareja en tu cita con el ginecólogo.

Esto se debe a que, como lo explicamos en la nota Salud sexual de las mujeres, ¿por reproducción o por placer? , la salud sexual no sólo involucra la reproducción, sino también el erotismo, el género y los vínculos afectivos con otras personas, es decir, tu manera de relacionarte y expresarte con los demás.

Las mujeres tienen la intención de llevar o no a sus parejas a la cita con el ginecólogo dependiendo de su edad, de acuerdo con la ginecóloga Mónica Olavarría.

Las adolescentes son las que más llevan a sus parejas sean hombres o mujeres. Al encontrarse en una edad en la que todo se experimenta por primera vez, las chicas involucran a la otra persona para informarse, cuidarse y disfrutar el inicio de su vida sexual.

En la adultez joven, de los 20 a los 40 años de edad, la pareja es casi inexistente en los consultorios ginecológicos. Pareciera que ya le perdieron el miedo a sus estudios de rutina y son pocas las mujeres que involucran a la otra persona.

Las mujeres mayores a 45 años, quienes asisten con el ginecólogo para tratar problemas fisiológicos como resequedad vaginal, van acompañadas de sus parejas pero estas las esperan afuera del consultorio.

En palabras de Mónica, con el paso del tiempo las mujeres se vuelven más herméticas con su cuerpo o su deseo sexual y no creen conveniente invitar a su pareja a sus consultas.

Sea cual sea tu edad, lo mejor es que involucres a tu pareja en el conocimiento de tu cuerpo, decisiones de vida y salud, por eso es que aquí te van nuestras razones para llevarla a tu cita con el ginecólogo.

La sexualidad es un tema de dos

Ya sea en una relación homosexual o heterosexual, la sexualidad siempre va a ser responsabilidad de dos.

En muchas ocasiones, nos cuenta Mónica, el cuerpo de las mujeres funciona adecuadamente pero no disfrutan de su sexualidad porque no saben cómo expresarle a su pareja lo que les gusta o les interesa.

También sucede lo contrario: que ellas estén pasando por un proceso hormonal en el que la libido disminuye su interés en el sexo y que, si no lo platican con su pareja, podría prestarse a malos entendidos.

Para evitar este tipo de problemas, lo mejor es que ambas personas acudan a la cita con el ginecólogo para resolver todas sus dudas en conjunto y que pregunten por alternativas de salud sexual como la concepción, anticoncepción, exploración o erotismo.

Ambas personas sienten empatía por la sexualidad de la otra

Cuando la pareja acompaña a una mujer a su cita con el ginecólogo puede entender los procesos fisiológicos por los que pasa durante toda su vida tales, como la menstruación, menopausia o alteraciones hormonales por diferentes causas.

Si el hombre o la mujer comprenden que cada mes, por ejemplo, su pareja sufre dolor al menstruar o tiene cambios en su comportamiento, es más fácil entenderla y apoyarla, sin necesidad de tener peleas por falta de comunicación.

La sexualidad forma parte de su proyecto de vida

Es bastante común que las personas comiencen una relación sin preguntar el proyecto de vida de la otra. Sucede que una quiere establecerse y formar una familia, mientras que la otra necesita pensarlo dos veces.

Para ahorrarse la plática incómoda, ambas pueden asistir a la cita con el ginecólogo para que sea un profesional quien les haga las preguntas necesarias que les permitan disfrutar de su vida sexual y se den cuenta si van por el mismo camino.

Aumenta la confianza de la pareja

Convivir con la pareja hace que la relación sea mucho más cercana. Si involucras a dicha persona en decisiones que tienen que ver con el desarrollo profesional o la familia, ¿por qué no hacerlo con aspectos tan personales como la salud?

Cuando se logra este tipo de confianza, ambas personas están listas para hablar de cualquier otro tema.

También te puede interesar:

Ya que terminaste de leer, ¿vas a llevar a tu pareja a tu cita con el ginecólogo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *