x

¿Por qué la muerte de una mascota es tan difícil de superar?

Hoy en día, la muerte de una mascota genera un dolor difícil de superar. Si te encuentras en esta situación y piensas que la tristeza jamás se va a ir de tu vida, déjanos decirte que lo que estás sintiendo es completamente normal y a continuación te explicamos por qué.

¿Por qué duele tanto la muerte de una mascota?

Por qué la muerte de una mascota es tan difícil de superar

Sin importar que hayas decidido sacrificarla o que su muerte haya sido repentina, la partida de las mascotas puede doler con la misma intensidad que la pérdida de un familiar o alguien cercano.

Es el único ser que nos conoce tal como somos

La mayoría de las personas nos comportamos de cierta manera cuando convivimos con otros seres humanos. Hay que dar una apariencia, ya sea frente a los hijos o los padres, y no es la misma que con los amigos o los compañeros de trabajo.

La ventaja de tener una mascota es que nos aceptan como somos, sin prejuicios, tabús o expectativas. Podría decirse que son los únicos seres que cumplen a la perfección los votos de confianza: son fieles en las alegrías, en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de su vida.

Hay garantía de que el amor que depositamos es correspondido: aceptan mimos, caricias, ternura y cuidados sin rezongar, hasta que, en muchas ocasiones, se convierten en el mejor confidente.

Es por tanto que la muerte de una mascota deja un vacío enorme en la vida.

No validamos el dolor que genera la muerte de una mascota

A diferencia de la muerte de un familiar en la que la sociedad ofrece sus condolencias de manera abierta, hay para quienes los animalitos no son tan importantes y su pérdida no les es significativa.

Es por eso que al tratar de expresar el sufrimiento a los no amantes de las mascotas se escuchan frases como “¿Por qué le lloras tanto si solo era un perro?” o “Cómprate otro y sigue con tu vida”, que lejos de ayudar a sentirse mejor, le restan validez al dolor y aumentan la tristeza del afectado.

Lo anterior se puede solucionar si te reúnes con personas que tengan cultura del cuidado de las mascotas o hayan sufrido la misma pérdida, pues serán más empáticos y te ayudarán a sentirte acompañado en el proceso de aceptación.

Es un integrante importante de la familia

Por qué la muerte de una mascota es tan difícil de superar

La estructura familiar ha cambiado con el tiempo y basta con que dos seres cohabiten regularmente para establecer un vínculo familiar; por eso, hoy en día está permitido que las mascotas duerman en las habitaciones o que incluso tengan su propio espacio de esparcimiento dentro de la casa.

Así como la ausencia repentina de cualquier otro integrante humano afecta el entorno, la muerte de una mascotas genera un vacío grande para todos, principalmente porque cada uno genera un vínculo diferente con ellas.

Es en este punto que cada quien vivirá un proceso de duelo diferente que se tendrá que respetar.

Formas de superar la muerte de una mascota

En nuestra nota ¿Qué es y cómo enfrentar el duelo? mencionamos que el proceso después de una pérdida tiene las siguientes etapas y que lo importante es experimentar cada una hasta llegar a la última.

  • Shock
  • Negación
  • Culpa, enojo, frustración
  • Miedo, ansiedad, incertidumbre
  • Depresión
  • Aceptación

Para lograrlo es necesario realizar una serie de pequeñas acciones diarias que, aunque no sean muy evidentes, ayudan a llevar una rutina que permite continuar con la vida.

El camino será largo, pero sabrás que has aceptado la pérdida cuando hables de lo sucedido sin sentir emociones displacenteras como tristeza, enojo, miedo o frustración.

Hacer rituales de despedida

Nadie está preparado para recibir a la muerte; es un evento difícil de asimilar, por lo que los rituales de despedida sirven para hacer más tangible la pérdida.

Estos rituales dependerán mucho de las creencias, pero son muy buenos para darle salida al dolor que se siente con la muerte de una mascota.

Puede ser que toda la familia se reúna para darle un último adiós, que cada uno lo haga de manera independiente o que la entierren en alguna parte de la casa para ir a visitarla, la intención es que se acepte que ya no regresará.

Realizar homenajes en su nombre

Por qué la muerte de una mascota es tan difícil de superarLos homenajes son una manera de demostrar respeto y admiración hacia alguien o algo; los hay en vida pero, por lo general, se hacen después de la muerte, dado que pueden ser una gran estrategia para ir superando la muerte de una mascota.

Se trata de recordar al animalito en situaciones o momentos agradables. Por ejemplo, si la rutina diaria era salir a correr con él, bien vendría empezar a hacerlo de nuevo cuando sea el momento.

La idea es que luego de la tristeza se retomen las actividades que tanto las mascotas como los humanos disfrutaban hacer juntos, o bien que su recuerdo sea la motivación para empezar proyectos nuevos.

Tener paciencia y amor con uno mismo

Cada persona experimenta el dolor de manera diferente, cada quien tiene su proceso, así que lo mejor es darse tiempo y tener paciencia.

Considerando que a nadie le gusta sufrir, habrá días buenos y malos en que se tendrá que hacer lo posible por sobrellevar el dolor que aqueje.

Si en ocasiones los recuerdos provocan llanto, lo recomendable es dejar salir la emoción y buscar después la manera de tranquilizarse.

Es importante mencionar que la gran aliada en estos momentos es la inteligencia emocional, pues será la habilidad para saber expresar de manera equilibrada las emociones, así como para guiar la forma de pensar y el comportamiento.

Si quieres saber más de esto, lee nuestra nota Inteligencia emocional, el motor de tu vida.

No reemplazar a las mascotas

Es común que ante la muerte de una mascota inmediatamente se consiga otra para llenar ese vacío que la anterior acaba de dejar.

No es muy recomendable hacer esto, porque no se trata de reemplazar o llenar la soledad con lo que sea, lo mejor es vivir el proceso del duelo en todas sus facetas para aceptarla y superarla.

Sólo viviendo cada paso es que llegará un momento en el que los recuerdos dejarán de doler y se estará listo para cuidar y querer a otro animalito.

Te podría interesar:

Agradecemos la entrevista con Diana Cid Álvarez, tanatóloga y psicoterapeuta corporal, para la realización de este artículo.

Y tú, ¿cómo has superado la muerte de una mascota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *