x

Protege tus articulaciones

Las articulaciones son las uniones que existen entre nuestros huesos y cartílagos, lo que permite que el esqueleto sea flexible. Cuando estas se ven afectadas, la facilidad para movernos se dificulta y el dolor aparece.

Los problemas en las articulaciones pueden ir desde un minuicioso dolor hasta llegar a enfemedades crónicas como la artritis u osteoporosis, que en el peor de los casos destruyen en su totalidad las articulaciones impidiendo el movimiento.

Los padecimientos articulares  son más comunes de lo que se piensa, esto debido a una serie de factores:

Mala alimentación: El consumo excesivo de grasas provoca que nuestros huesos dejen de absorber los nutrientes necesarios ocasionando deterioro en ellos.

Consumo de alcohol: Aunque pareciera no afectar, el consumo de bebidas alcohólicas produce graves consecuencias al cuerpo humano, una de ellas es el sobrepeso. Entre más peso se tenga, más lo resentirán los huesos, provocando deterioro y espasmo articular.

Problemas degenerativos: La masa o densidad ósea dsiminuye a medida de que las personas envejecen debido a la pérdida de calcio y minerales, ocasionando enfermedades como la artritis y osteoporosis.

Falta o exceso de ejercicio: El exceso de ejercicio, la descontinuidad y la falta de calentamiento ocasiona un sobre esfuerzo en nuestro cuerpo, por lo que se dañan principalmente las articulaciones de cuello, tobillos, muñecas y rodillas.

Existen padecimientos congénitos que afectan directamente las articulaciones. Uno de ellos es la  asimetría de extremidades, que es cuando uno de los brazos o piernas mide más que el otro. El pie plano es otro muy común en niños, no obstante, es uno de los problemas más faciles de corregir si se detecta a temprana edad.

¿Cómo cuidar las articulaciones?

Para mantener en buen estado nuestras articulaciones, el Médico ortopedista y traumatólogo de la clínica del ISSTE,  Angel Hernández Cruz, recomienda llevar una dieta balanceada libre de grasas y abundante en alimentos ricos en calcio y vitamina D (leche, yogurt, quesos, pescado, frutas y verduras).

Es importante realizar ejercicio con frecuencia evitando los deportes de alto impacto que impliquen un esfuerzo extra para los huesos. Dormir bien es fundamental, pues en este momento el cuerpo absorbe los nutrientes de los alimentos.

Cuida tus articulaciones siguiendo las recomendaciones de los especialistas y  en caso de sufrir algún dolor o inflamación acude con tu médico.

Agradecemos la elaboración de este artículo a Angel Hernández Cruz, Médico ortopedista y traumatólogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *