x

¿Qué cambios dentro del lugar de trabajo se deben seguir para disminuir el COVID-19?

Luego de pasar bastante tiempo en cuarentena, el país va retomando el ritmo laboral; para contener la diseminación de COVID-19, el gobierno de México publicó una serie de cambios dentro del lugar de trabajo que se deben seguir al pie de la letra.

Estos cambios se encuentran en el documento Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral que habla de las estrategias de higiene y convivencia en pequeñas, medianas y grandes empresas para cuidar la salud de todos los colaboradores.

A continuación te explicamos los cambios que debes implementar en caso de que tengas un negocio, una empresa o una startup. Si quieres saber más, te invitamos a ver el documento oficial que puedes encontrar dando clic aquí.

¿Qué cambios dentro del lugar de trabajo se harán para prevenir el COVID-19?

¿Qué cambios dentro del lugar de trabajo se deben seguir para disminuir el COVID-19?

Los cambios están pensados para evitar el contacto de las personas en los espacios que comparten mientras desempeñan sus labores, así como en las medidas de higiene que se deben de llevar a cabo a partir de que se retomen las actividades normales.

Cabe aclarar que estos cambios se deben implementar sin importar la actividad o el nivel de alerta de la localidad en la que se encuentren las empresas.

  • Promover la sana distancia

Uno de los principales cambios dentro del lugar de trabajo será ejercer la sana distancia en todo momento. Lo anterior se refiere a que las personas deben tomar mínimo metro y medio de distancia entre sí.

De ser necesario, preparar señalizaciones y recordatorios de esta distancia en áreas comunes como baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores y salas de juntas.

También se les invita a no compartir herramientas de trabajo u objetos personales para evitar contagios.

  • Controlar el ingreso y el egreso

Es necesario establecer entradas y salidas exclusivas del personal para evitar multitudes en un mismo espacio.

En caso de contar con un único acceso, este se deberá dividir por barreras físicas que marquen el flujo de entrada y de salida.

  • Adecuar los espacios y las áreas de trabajo

Favorecer la ventilación natural en los espacios comunes; si solo se cuenta con sistemas de extracción o aire acondicionado, darle mantenimiento y colocar filtros para eliminar impurezas.

Es importante poner dispensadores con soluciones a base de alcohol de 60% o 70% para que los compañeros puedan tomarlas con libertad.

También se recomienda aumentar la cantidad de contenedores de basura para artículos desechables con el fin de evitar el esparcimiento del virus. En la nota Cubrebocas, guantes y más, ¿cómo separar los residuos sanitarios esta contingencia? te enseñamos a hacer más higiénico este proceso.

Se debe garantizar que los sanitarios cuenten con lavamanos, agua, jabón y toallas de papel desechable que permitan el continuo aseo personal.

En caso de ser posible, colocar tapetes desinfectantes con concentraciones de hipoclorito de sodio de al menos 0.5% para desinfectar los zapatos de todo aquel que entre a las instalaciones.

  • Evitar el hacinamiento en los espacios

Sin importar que se labore en interiores o exteriores, es importante reducir el flujo de personas en un mismo espacio. Para lograrlo se pueden fijar horarios que permitan rotar al personal sin descuidar las actividades.

Las escaleras se deben transitar manteniendo la sana distancia y evitando tocar barandales o paredes.

Si hay necesidad de usar el elevador, deberá vigilarse que no suban más de dos personas por metro cuadrado y que lleven cubrebocas de manera obligatoria.

La espera para abordar debe realizarse en fila, respetando la sana distancia y las personas tendrán que lavarse las manos inmediatamente después de tocar los botones del elevador.

En caso de contar con muchas visitas, es necesario establecer una política de control para prevenir el riesgo de contagio originado por personas ajenas al centro de trabajo.

  • Garantizar productos de higiene de manera constante

A parte de tener disponibilidad de agua potable, jabón, papel higiénico, gel antibacterial y toallas desechables, se deben proveer productos de protección personal a los trabajadores, incluyendo cubrebocas, lentes protectores y caretas.

Esto es más importante si el personal tiene funciones de atención al cliente y mantiene contacto con otras personas.

  • Establecer un programa de limpieza y mantenimiento

Se deberá poner en práctica un programa que garantice la constante sanitización de los espacios, utilizando los productos de limpieza adecuados para prevenir la propagación del virus.

  • Incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal

En caso de que la empresa o institución tenga vehículos disponibles para transportar a su personal, deberá incrementar el número para evitar el hacinamiento y los posibles contagios entre las personas que los usan.

Se recomienda también mantener una sana distancia entre los pasajeros y ventilar de manera natural todos los vehículos.

  • Remitir a los trabajadores a casa en caso de presentar síntomas

En caso de que algún colaborador tenga los síntomas de cualquier padecimiento respiratorio, se le debe remitir a un área de estancia y aislamiento previamente designada, proporcionarle un cubrebocas y enviarlo a su domicilio o centro de salud.

 

Como te darás cuenta, los cambios dentro del lugar del trabajo están pensados para disminuir el contagio de COVID-19 en las oficinas. Es importante que tanto jefes como colaboradores pongan de su parte para lograrlo.

Recuerda que adaptarnos a la nueva normalidad va a ser un proceso complicado para todos, por lo que nos toca poner un granito de arena para mejorar la situación.

Te podría interesar:

¿Qué opinas de estos cambios dentro del lugar de trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *