x

¿Qué es el clima espacial y cómo nos afecta?

No, el clima espacial no se trata sobre la temperatura en el espacio. Si es la primera vez que escuchas el término quizá estés tan confundido como yo, sobre todo si no hay contexto sobre este fenómeno que, al menos en México, no había sido reconocido hasta 2014.

clima espacial

El clima espacial causado por el sol puede causar daños en eléctricos y electrónicos en la tierra.

El Servicio de Clima Espacial de México –SCIESMEX, controlado por el Instituto de Geofísica de la UNAM– lo define como “la medición y el análisis en tiempo real del conjunto de propiedades físicas del Sol, el medio interplanetario, la magnetósfera, la atmósfera y la superficie terrestre influenciada directa o indirectamente por la actividad solar”. En inglés se le conoce como space weather que en el español entenderíamos mejor como meteorología del espacio.

¿Qué es el clima espacial en palabras más simples?

En términos generales, se trata de un fenómeno global producido por la actividad solar que puede causar afectaciones a nuestra tecnología.

El Sol interactúa física y magnéticamente con todos los objetos del sistema solar, ya sean naturales o artificiales, con un nivel de actividad que sigue un ciclo de máximos y mínimos que se repiten aproximadamente cada 11 años.

¿Cómo nos afecta el clima espacial?

En épocas de actividad máxima, los efectos físicos y magnéticos sobre la Tierra pueden tener un impacto significativo en los dispositivos eléctricos y electrónicos. La localización mediante GPS, las telecomunicaciones, operaciones vía satélite, seguimiento espacial, radionavegación, redes eléctricas y redes de transporte de combustible pueden sufrir daños.

clima espacial

Uno de los fenómenos relacionados más viejos que se conoce ocurrió en 1859.

Algunos fenómenos asociados con las variaciones del clima espacial y sus efectos son:

  • Eyecciones de masa coronal: nube de partículas cargadas eléctricamente que sale de la atmósfera solar.
    Efecto: fallas en las órbitas de los satélites y daños en las corrientes eléctricas de alta tensión (apagones).
  • Fulguraciones solares: el sol emite rayos x, gamma, ultravioleta, luz visible, infrarrojos, microondas y ondas radio.
    Efecto: interferencias en telecomunicaciones y radiocomunicaciones, fallas en los sistemas de posicionamiento global.
  • Partículas energéticas solares: protones, neutrones y electrones acelerados por fulguraciones solares.
    Efecto: daño en componentes de los satélites, dosis de radiación peligrosa para astronautas y afectaciones a los pasajeros de vuelos transpolares.

Algunas tormentas solares y sus efectos en la Tierra:

  • Evento Carrington (1859): es la tormenta solar más intensa registrada en la historia. Causó auroras boreales visibles en regiones cercanas al Ecuador, como el Caribe y Colombia.
  • Estados Unidos (1911): se registraron daños en la red de telégrafos al oeste del Mississippi. La Estación Central de Ferrocarril de Nueva Inglaterra fue destruida por el fuego provocado por cortocircuito.
  • Quebec, Canadá (1989): un apagón dejó seis millones de personas sin energía eléctrica por nueve horas. Varios transformadores en Nueva Jersey, Estados Unidos, hicieron cortocircuito.
  • Tormenta de Halloween (2003): Ráfagas solares y eyecciones de masa coronal provocaron interrupciones en las telecomunicaciones. Se observaron auroras boreales en el sur de Texas y en países mediterráneos, además de provocar apagones en Suecia. Se emitieron alertas a las compañías de aviación para evitar que las aeronaves volaran a altas latitudes.

Políticas públicas y la situación en México

  • Legislación. En 2014 la Ley General de Protección Civil reconoce por primera vez a los fenómenos astronómicos. Surge entonces la necesidad de crear y promover políticas públicas relacionadas con su riesgo.
  • Organización. En México se ha constituido un grupo de trabajo entre dependencias y entidades de la Administración Pública Federal e instancias de investigación que permitan elaborar diagnósticos de las posibles consecuencias de este fenómeno, así como de las vulnerabilidades en diversos sectores.
  • Monitoreo y Alerta. Nuestro país cuenta con el Servicio de Clima Espacial México (Sciesmex) de la UNAM. Entre sus funciones está recopilar y distribuir información en tiempo real sobre las condiciones del Sol que puedan afectar la operación confiable de sistemas tecnológicos.

También podría interesarte:

Con este contexto, la próxima vez que fallen las telecomunicaciones en distintas partes del mundo sabrás que probablemente se deba al clima espacial, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *